Domingo, 26 Junio 2016 10:51

Eurozona sigue en vilo por salida del Reino Unido

El llamado Brexit encendió las alarmas en el Viejo Continente y hoy son más las dudas que las respuestas concretas. Hay rumores de la posible salida de Francia y Holanda.

Por 

El mundo económico colapsó con la noticia que generó la Salida del Reino Unido de la Unión Europea, evento más conocido como Brexit, término que desprende de abreviar “British Exit” lo que traduce, “Salida Británica”.

Las bolsas cayeron, los analistas iniciaron su lectura del anuncio, pero lo único cierto es que la economía global quedó a reventar de acertijos por cuanto hay negocios con el bloque comunitario que podrían cambiar con la salida de Reino Unido o a futuro de otros países. Algo que debe quedar muy claro es que Inglaterra no hace parte del Euro por tener su propia moneda (Libra Esterlina) y su Banco Central por separado, factores que le han dado soberanía financiera tal y como pasa en Suecia y Dinamarca.

Hoy los expertos hablan de una Europa atomizada y con diversas definiciones toda vez que hay países europeos que no hacen parte de la Unión Europea tal y como ocurre con Noruega, están los que hacen parte de la Unión, pero no del área Euro y los que entraron de lleno en el bloque comunitario dejando la autonomía financiera en manos del Banco Central Europeo.

El presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior, Analdex, Javier Díaz Molina, habló con Diariolaeconomia.com y precisó que tras el anuncio tan solo resta esperar como se define esa salida del reino unido de la unión europea para saber cuáles van a ser realmente las consecuencias.

“Yo no esperaría un efecto muy grande en la parte comercial para Colombia en vista que nuestro comercio con el reino unido es pequeño, es menos del 2% de nuestro comercio global , entonces el efecto no es muy grande, pero bueno ¿eso como se va a definir?, ¿ ellos van a asumir los compromisos que tenían en la unión europea o habrá que re negociar esos acuerdos?, eso no lo han definido, no han dicho como es, cuando arranca, entonces en el entretanto la parte comercial sigue tal y como está hoy en día hasta que ellos no definan y ejecuten puntualmente como es la salida”, declaró el señor Díaz Molina.

Para el presidente de Analdex, el tema afecta en mayor medida a los europeos, el asunto es más de allá y anotó que los efectos que el Brexit puede traer sobre la economía mundial es un fortalecimiento del dólar y una caída de la Libra Esterlina. Para el dirigente gremial la pregunta que surge es como va a afrontar Inglaterra eso, si eventualmente va a bajar tasas de interés, como lo va a hacer, eso, aseguró, va a definir los efectos que pueda desatar esta decisión.

Europa en problemas

En su análisis, Javier Díaz, recalca que los sobresaltos económicos luego de la salida del Reino Unido de la Unión Europea se darán precisamente allá, considera que es un problema más entre ellos que con América Latina.

“Uno diría, en la posibilidad que los europeos estuvieran por no prorrogar o por no extender los beneficios que se tienen en los TLC, yo no vería por qué no lo van a hacer, pero el lío es más interno y de la misma unidad del Reino Unido porque Escocia e Irlanda están diciendo que se quieren quedar, entonces las cosas se hacen complejas porque algunos pensarían en un referendo independentista para que esos países eventualmente puedan quedarse en la Unión Europea, el lío en definitiva es más entre ellos que con nosotros”, expuso el presidente de Analdex.

Podría venir efecto dominó

El precedente que sentó el Reino Unido no es para estar tranquilo pues ese ejemplo podría ser adoptado por otros países miembros de la UE y que hoy estarían contemplando volver a la autonomía política, económica y financiera. Díaz Molina anota que es indudable que el caso británico despierta esas tendencias.

“Ese es un golpe a la unidad de Europa, ya lo están planteando en Holanda, incluso en Francia, que sería mucho más grave, porque el eje Alemania-Francia es el eje de la unión europea. Más que con los ingleses, la unión es con Francia”, apuntó Díaz.

Sobre el tema comunitario, el vocero indicó que Francia y Alemania son los países que llevan la batuta en ese bloque. Dijo que con esta novedad, indudablemente vendrán un grupo de situaciones que impactarán todo el tema migratorio. “El tener mayor autonomía en la toma de decisiones es un poco lo que está detrás de esto”.

Las preguntas seguirán surgiendo

A criterio del presidente de Analdex, hay algo real con la situación europea y es que vendrá mayor incertidumbre la cual no es mínima en este momento.

“Lo cierto es que tocará esperar adónde va a parar todo esto y cuáles son los efectos sobre la economía nacional y la economía regional, es cuestión de tiempo”, afirmó Díaz Molina.

La salida del Reino Unido de la Unión Europea, deja en opinión de muchos, un sin sabor porque pone en entredicho los procesos de integración.

Para Analdex, lamentablemente en épocas de crisis cada uno busca defenderse, actúa de manera individual en vez de buscar la unidad y eso es lo que el mundo está viendo con el caso Brexit. En su observación lo del Reino Unido es un lamentable retroceso en términos de la integración europea. La otra inquietud que surge es si la integración empieza a desmoronarse o si de pronto hay espacio para reconsiderar.
“Pues vamos a ver, en la medida en que les duela mucho creo que los hace recapacitar y llevaría a que retornaran de una u otra manera. ¿En qué tiempo?, no lo conocemos, pero todo va a depender de los costos que cada uno esté dispuesto a asumir”, expreso Díaz.
Economía colombiana muy difícil en 2016.

El presidente de Analdex, Javier Díaz Molina, dijo que 2016 no es un año fácil para la economía mundial que sigue con una recuperación muy lenta y especificó que con ese tipo ruidos crecen más las dificultades, pero Colombia, indicó, tiene un comportamiento mucho mejor del dólar lo cual da precio, pero infortunadamente los mercados están muy caídos.

“Venezuela, Ecuador, Perú, Chile, México y Brasil, que son los países a los cuales vendemos nuestra manufactura y nuestros productos diferentes a carbón y petróleo reportan una demanda muy caída”, aseveró.

En materia de exportaciones la cosa no pinta nada bien porque el país no tendrá ni siquiera el registro de 2015.

Según Díaz, Colombia, luego de ver las tendencias y los comportamientos, muy seguramente tendrá signo negativo, asunto complicado porque borrar ese signo adverso no será posible en este año. Para ver algo alentador habría que esperar el desempeño económico de 2017 porque la caída del petróleo fue muy, pero muy grande y no se alcanzó a compensar.

El año pasado Colombia exportó alrededor de 35.000 millones de dólares, pero la cifra es paupérrima si se tiene en cuenta que en 2012 el país vendía al exterior más de 60.000 millones de dólares.

El tiempo será sin duda el encargado de decir si con el caso Brexit comenzó el principio del fin de la Unión Europea y si la idea política de la UE recibirá de manera inexorable un fatal golpe con la decisión inglesa de decir adiós a los comunitarios.