Domingo, 14 Agosto 2016 06:59

Bloque común contra lavado y contrabando proponen exportadores

El problema tiene las relaciones de Colombia y Panamá en el limbo y para colmo de males ya están llegando productos de muy bajo costo con origen México.

Por 

Los exportadores colombianos expresaron su total preocupación por lo que acontece con el comercio internacional en dónde se mueven empresas fachada, personas extrañas y todo un engranaje delictivo que se utiliza para lavar dinero procedente del narcotráfico, todo en desmedro de las actividades lícitas de los empresarios de América Latina.

Por tal motivo propusieron la conformación de un bloque común regional que comparta información y le declare la guerra a los carteles, no solo del narcotráfico sino del contrabando que están haciendo de las suyas en las economías, dejando una huella perversa reflejada en desempleo, cierre de empresas y todo un compendio de competencia desleal que parte desde lo espurio.

El presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior, Analdex, Javier Díaz Molina, declaró en Diariolaeconomia.com que es indudable que lo observado desde la tribuna gremial es que detrás de las operaciones de contrabando hay todas unas empresas criminales y unas estructuras que utilizan el comercio de bienes para lavar activos y dinero proveniente del narcotráfico.

“Esto no es nada romántico, ni nada que responda al contrabando tradicional como ese que inspiró canciones vallenatas cuando en la Guajira arriba entraban mercancías de manera fraudulenta, el asunto se salió del folclore para incursionar en algo mucho más grave, doloso y criminal”, indicó el dirigente gremial.

En ese orden de ideas, comentó, hay la necesidad de contar con la colaboración y la corresponsabilidad de los otros países porque Colombia por sí sola no puede enfrentar este flagelo y es por eso que se hace urgente conformar un bloque común entre todas las naciones para enfrentar este tipo de operaciones que de seguir prosperando llevarán la región a la quiebra.

Ese tipo de trabajo, anotó Díaz, es el que Colombia busca con Panamá, con México y con los Estados Unidos para hacerle seguimiento e ir a la fuente de estas operaciones porque nada se saca con parar un camión o caer sobre un San Andresito cuando hay en realidad una estructura criminal a la que hay que ir para desvertebrar esas empresas y acabar con el fenómeno, pero ese trabajo, recalcó, no lo hace solo Colombia y es por ello que urge de la cooperación de sus socios comerciales.

Analdex dijo que las multinacionales del delito y el lavado utilizan bancos, empresas, comercios y logística, es decir que usan todas las cadenas logísticas para el comercio ilícito y por ello consideró de mucha importancia la cooperación aduana-aduana que es un programa de la Organización Mundial de Aduanas en la cual hay una serie de colaboraciones entre las entidades aduaneras, pero también entre aduana y empresas privadas.

“Uno de los elementos que se ha trabajado con la Organización Mundial de Aduanas es precisamente la figura del Operador Económico Autorizado, es ver como las empresas cumplen con unos estándares que les permite minimizar las posibilidades de que el narcotráfico o las actividades terroristas utilicen el comercio legal para sus fines”, expuso el señor Díaz Molina.

Para hacerle frente a los temas de lavado y fraude, Analdex considera vital el concurso y toda la colaboración de la comunidad y de los consumidores en general para que no compren artículos de contrabando. De igual forma, dijo, los medios de comunicación pueden dar una mano ayudando a crear consciencia porque se trata de un tema fundamental toda vez que si los consumidores adquieren bienes manufacturados, legalmente importados y legalmente comercializados será posible eliminar los factores que llevan a que ese tipo de cosas se den como es el caso del contrabando.

Aclaró que esta no es una tarea fácil porque de todas maneras el consumidor sigue buscando el producto más barato y a los ilícitos no les importa el precio del bien puesto en venta sino lavar un dinero y legalizar una actividad, razón por la cual se entienden los precios tan bajos en esos productos, pero los consumidores tarde que temprano tendrán que entender que estas operaciones van en perjuicio de la sociedad como un todo.

Tasa de cambio va camino al punto de equilibrio

El presidente de Analdex, Javier Díaz Molina, dijo que en temas económicos la tasa de cambio se está acercando al punto de equilibrio advirtiendo que si bien ronda los 3.000 pesos por dólar hay una enorme volatilidad, factor que afecta a los empresarios.

Aclaró que en temas cambiarios no golpea tanto el nivel o la marea en dónde se sitúa sino el oleaje que a decir verdad es el que molesta y que invita a los empresarios a hacer uso de los mecanismos o instrumentos de cobertura para tratar de estabilizar esa volatilidad y afianzar flujos de caja que les permita a los empresarios trabajar tranquilamente.

“Lo que uno espera es que la tasa se mantenga alrededor de los 3.000 pesos sin embargo, el asunto no depende solamente de nosotros porque hay factores internacionales como el tema del precio del petróleo y las tasas de interés a nivel internacional que terminan afectando la cotización de la divisa”, especificó el presidente de Analdex.

Sobre otros escenarios que inciden en la divisa, Javier Díaz precisó que la vitalidad de las economías juega un papel preponderante en tasa de cambio y otros aspectos porque cuando un bloque económico o un país generalmente robusto empiezan a debilitarse, la gente busca refugio en el dólar y eso afecta la cotización de la divisa. Actualmente, afirmó, Europa sigue débil, Estados Unidos mejora, pero no afianza su crecimiento y China continúa con flacos indicadores de crecimiento.

Al paso en que va el mundo y la mejor tasa de cambio los exportadores consideran que en 2018 podrá venir un periodo de recuperación económica en Colombia, pero reconoció que los mercados con musculatura financiera están muy débiles y con los que se tuvo comercio tradicional y a quienes se les vendió manufacturas y valor agregado no la pasan bien porque Venezuela está creciendo al menos diez por ciento, Ecuador, el segundo mejor mercado en la región, crece al menos 4.5 por ciento, pero también Perú, Chile, México y Brasil están muy afectados por la caída en los precios de los productos básicos.

“Es un dilema, tenemos tasa de cambio, tenemos precio, pero no hay mercados y eso nos está afectando y lo que uno espera es que la economía internacional marche hacia una dinámica más fuerte de recuperación porque eso nos ayuda, pero es indudable que tenemos que llegar a otros mercados, diferentes a los que tradicionalmente acudimos. Hay que mirar al Asia, ya tenemos el acuerdo con Corea y estamos terminando la negociación del Acuerdo de Cooperación Económica con Japón, luego uno espera que Colombia mire más a esa importante región”, manifestó.

La idea para el presidente de Analdex es que Colombia adopte modelos como el chileno o el peruano, países que lograron desarrollar una oferta exportable de cara al mercado asiático, particularmente en la parte agrícola y agroindustrial con un rotundo éxito porque hoy le venden más al Asia que a Estados Unidos.

Díaz no escondió su preocupación por todo el entorno internacional en dónde se ve a Europa creciendo a tasas de cero, a Estados Unidos que no logra consolidar su crecimiento y a la misma China creciendo a medias.

Dijo que todo eso explica lo que está pasando puesto que cuando la recuperación en Europa es lenta y cuando Estados Unidos no se estabiliza llegan temores con todo el asidero ya que se asoman oleadas proteccionistas con precedentes como el Brexit en Europa que es fruto de eso porque Inglaterra quiere aislarse y quiere cerrarse. Lo propio acontece con la campaña presidencial en Estados Unidos en donde el discurso republicano en cabeza de Donald Trump, se caracteriza por ser muy proteccionista lo cual desconcierta en vista que los republicanos han sido los promotores del libre comercio y ahora optaron por el discurso proteccionista, razón más que suficiente para la preocupación toda vez que unas economías cerradas y protegidas terminan afectando de manera muy negativa a Colombia.

Finalmente el presidente de Analdex habló de la reforma tributaria y detalló que los exportadores ya han tenido reuniones con el ministro de Hacienda, lo cual calificó como muy positivo, pero consideró perentorio avanzar aún más y por ello se creó una mesa de trabajo para mirar los temas tributarios en detalle.

Dejó claro que los exportadores y empresarios esperan que la reforma sea verdaderamente estructural y no un paño más de agua tibia. Insistió en que dicha reforma debe resolver los problemas que tiene el país en el frente fiscal, pero manifestó que lo deseable es contar con un sistema impositivo que favorezca la inversión, la producción y el empleo, lo que no ocurrió con la reforma de 2014.

“La pasada reforma fue muy dura y lo que esperamos es que se arregle ese tema con esta nueva propuesta de innovación tributaria, ojalá estructural, porque en la medida en que se castigue la inversión y el ahorro no nos va a ir muy bien”, concluyó el presidente de Analdex, Javier Díaz Molina.