El Valle del Cauca aporta el 10% de PIB del país y gracias a su recurso humano, infraestructura y conectividad, es una región atractiva para atraer inversionistas.