Viernes, 26 Mayo 2017 14:34

Emisor volvió a bajar las tasas de interés, ahora lo hizo en 25 puntos

Las expectativas de inflación de los analistas para diciembre de 2017 y 2018 se sitúan en 4,45% y 3,57%, respectivamente.

Por 

Al término de su reunión de fin de mes, la Junta Directiva del Banco de la República decidió bajar la tasa de interés de intervención en 25 puntos básicos y la ubicó en 6,25%.

Cabe precisa que en este entorno, hubo unanimidad de la Junta en seguir reduciendo la tasa de interés de intervención. La decisión de reducir la tasa de interés en 25 puntos básicos contó con la aprobación de cuatro miembros del cuerpo colegiado. Los 3 restantes votaron por una reducción de 50 puntos.

En esta decisión, la Junta tomó en consideración principalmente aspectos tales como que en abril la inflación anual se situó en 4,66% y el promedio de las medidas de inflación básica en 5,52%, cifras similares a las registradas un mes atrás.

Según el Gerente General del Banco Emisor, Juan José Echavarría, las expectativas de inflación de los analistas para diciembre de 2017 y 2018 se sitúan en 4,45% y 3,57%, respectivamente. Explicó que aquellas derivadas de los papeles de deuda pública registraron cambios leves y para 2018 están ligeramente por encima del 3%.

“Los efectos de los fuertes choques transitorios de oferta que desviaron la inflación de la meta se siguen diluyendo. Así lo indica, por ejemplo, la desaceleración del IPC de alimentos. Por su parte, el promedio de las medidas de inflación básica continuó descendiendo lentamente, afectado por la indexación de precios y salarios y por el incremento en los impuestos indirectos”, expuso el funcionario.

Agregó que se espera que el crecimiento de los socios comerciales de Colombia sea algo mayor que el registrado en 2016. Sin embargo, declaró, en lo corrido del año se ha incrementado la incertidumbre sobre el comportamiento de la demanda externa y de los precios de los bienes básicos.

“En Colombia, el crecimiento económico del primer trimestre de 2017 fue bajo (1,1%) y algo inferior a lo proyectado por el equipo técnico del Banco (1,3%). Para el segundo trimestre, los indicadores de actividad económica sugieren un bajo dinamismo”, sostuvo Echavarría.

Con base en esta información, la Junta ponderó factores en su decisión y apuntan a la creciente debilidad de la actividad económica y el riesgo de una desaceleración más allá de la compatible con el deterioro en la dinámica del ingreso, originado por la caída en los precios del petróleo.

Los indicadores recientes apuntan a un mayor riesgo de aumentos en los excesos de capacidad de la economía, aunque la incertidumbre sobre el tamaño de estos es elevada.

En opinión del Banco Central, la incertidumbre sobre la velocidad de la convergencia de la inflación a la meta del 3%. La inflación, analizó, se mantuvo estable, similar a lo esperado por el equipo técnico del Banco.

Los mecanismos de indexación y el aumento en la persistencia de la inflación continúan reflejándose en el comportamiento de los indicadores de inflación básica y pueden prolongar la convergencia de la inflación a la meta del 3%.

“El nivel actual de la tasa de interés real de política ex-ante es contractivo”, concluyó el Prestamista de Primera instancia.