Jueves, 15 Junio 2017 13:21

Cooperativas, el verdadero modelo económico con soluciones a la mano

Una mirada a la realidad y el desempeño de las cooperativas en Colombia, a diciembre de 2016, las erige como factores claves para el desarrollo económico y social del país.

Por 

A diciembre de 2016 Colombia tiene legalmente registradas 3.666 cooperativas, que suman 6.131.010 colombianos asociados, generan 197.330 empleos directos, tienen activos por 38,7 billones de pesos, suman un patrimonio de 14,6 billones y durante 2016 registraron ingresos por 27.9 billones de pesos y excedentes por 748 mil millones de pesos. El 20 por ciento de estos excedentes serán invertidos en la educación básica de niños y jóvenes, el resto serán reinvertidos en la prestación de servicios y beneficios para los más de seis millones de asociados, su familias y las comunidades en las que tienen actividad.

De acuerdo con los cálculos del sector, las cooperativas aportan el 2,8 del producto interno bruto del país, lo cual las convierte en un sector representativo de la economía nacional y unido a todas las cifras anteriores hacen del cooperativismo un modelo de empresa viable para la satisfacción de necesidades colectivas de los ciudadanos, la generación de empleo digno e ingresos, la prestación de servicios en condiciones de equidad, la organización y la inclusión económica social y cultural de las comunidades y la formación o restauración del tejido social destruido por el conflicto armado y las economías ilegales.

Las cooperativas se desempeñan en múltiples sectores de la economía nacional, en los cuales actúan como democratizadores de la propiedad y reguladores del mercado, ofreciendo casos de éxito como los de Colanta, Colacteos y las cooperativas cafeteras en el agroindustrial; Coopidrogas y Copservir en el farmaceútico; Coosalud en el de salud; La Equidad y Aseguradora Solidaria en el de seguros; Canapro, Cootradecun, Coomaguiscum, Codema y Coeducadores en el educativo; Juriscoop, Coomeva, Coopcentral, Cotrafa, Comultrasan Financiera, Confiar y John F Kennedy en el financiero; Coomotor, Teletaxi y Coflonorte en el de transporte.

Las cooperativas son empresas que no tienen ánimo de lucro, como quedó ratificado en la reciente ley de reforma tributaria, sino que buscan un beneficio colectivo para sus asociados, sus familias y las comunidades, mediante la oferta de productos y servicios cuyos excedentes (no utilidades) son reinvertidos en la generación de nuevos y mejores servicios y en aportes a la educación formal.

Como empresas de la economía solidaria, las cooperativas colombianas tienen que ser sostenibles, eficientes y competitivas en los mercados, pero su gestión no se orienta a la acumulación de capital ni al enriquecimiento de sus muchísimos propietarios, sino a la generación de beneficios colectivos mediante una gestión basada en principios y valores solidarios y orientada al logro del mayor impacto social posible.

Por eso, las cooperativas están presentes en todo el territorio nacional, incluso en áreas donde no ha llegado el Estado ni la empresa privada y la historia muestra múltiples ejemplos de cooperativas que han sido factor esencial de inclusión y desarrollo local o sectorial. Así, mientras la cooperativa Crediservir ha sido dinamizador del desarrollo regional en Ocaña, Colanta ha hecho posible que miles de familias campesinas puedan subsistir de producir leche y Coopidrogas garantizó la subsistencia digna de las droguerías de barrio.

Ahora, con el apoyo de Ascoop y Confecoop, se impulsa la consolidación de la cooperativa de exhabitantes de calle Coopetín y se exploran posibilidades de asociación cooperativa de familias vulnerables de Ciudad Bolívar, asoladas por el crédito gota a gota.

Las cooperativas colombianas, aunque no pagan impuesto de renta por tener un régimen tributario propio, tributan por todos los demás conceptos como el resto de las empresas y adicionalmente son las únicas que por ley destinan a la educación formal el 20 por ciento de sus excedentes.

Así, durante los últimos doce años el sector cooperativo colombiano ha invertido cerca de un billón de pesos en la financiación de la educación formal a través de becas universitarias, construcción y mantenimiento de infraestructura de colegios y escuelas; dotación de textos, útiles escolares, pupitres, elementos de laboratorio, deportes, artes y otras áreas; inclusión de poblaciones vulnerables en el sistema educativo, entre otros rubros. Estas inversiones han beneficiado en todo el país a cerca de un millón y medio de estudiantes cada año.

En Bogotá, además de múltiples inversiones individuales de cooperativas que operan en la ciudad, la Asociación Colombiana de Cooperativas - Ascoop ha ejecutado un Convenio con la Secretaría de Educación Distrital, por medio del cual 230 cooperativas han invertido durante doce años 1.671 millones de pesos en programas educativos con énfasis en la inclusión en el sistema educativo de las poblaciones infantiles y juveniles vulnerables, desplazadas, con discapacidades y desescolarizadas, que suman 330 mil niños y jóvenes beneficiados.

Las cooperativas colombianas asociadas en su sistema de integración gremial, al cual pertenece Ascoop, trabajan para lograr del Estado colombiano, de los sectores empresariales, sociales académicos de los generadores de opinión pública y de la sociedad en general una mejor comprensión de su naturaleza, su rol y su desempeño como actores de la economía y el desarrollo nacional.

Las voces del cooperativismo

“Las empresas cooperativas son socialmente responsables por naturaleza, por esencia, porque las cooperativas tienen como fin a las personas”. Carlos Mario Zuluaga Pérez, Director Ejecutivo Ascoop

"Queremos ir cambiando el lenguaje con que los medios tratan informativamente los temas cooperativos", Carlos Acero, Presidente Ejecutivo Confecoop.

“Queremos que los medios muestren lo buenos que somos y aquellas acciones que nos limitan y afectan”, Juan Pablo Vélez, gerente de Febor

"No ha habido siniestros en las cooperativas de ahorro y crédito, eso demuestra solidez y buen manejo". Enrique Valderrama, presidente Fecolfin.