Miércoles, 18 Octubre 2017 22:18

Aseguradora Solidaria solicita reactivar obras frenadas por corrupción

Esta empresa con más de 30 años demandó del ejecutivo y del aparato estatal, reactivar las obras de infraestructura, hoy paralizadas por el sonado y vergonzante caso Odebrecht.

Por 

La prestigiosa Aseguradora Solidaria de Colombia reconoció que sin duda alguna el 2017 ha resultado un año complejo para la economía que experimenta rezagos de los tremendos años anteriores en donde el enfriamiento de los mercados fue el común denominador.

La Gerente Nacional del Sector Solidario de Aseguradora Solidaria, Mónica María Arroyave Betancur, le dijo a Diariolaeconomia.com que, si bien la situación es muy difícil, hay sectores mucho más golpeados que otros como es el caso del petróleo y la contratación que sigue deprimida como consecuencia de la corrupción.

La directiva quien participó en el Taller Internacional de Ahorro y Crédito organizado por Fecolfin, indicó que los casos destapados con la firma Odebrecht a comienzos de este año frenaron el desarrollo porque las obras que se venían ejecutando debieron parar dejando al país en un limbo y en medio de una incertidumbre no menor por la falta de ejecución de las vías trazadas como las 4-G.

“Con todo este tema de Odebrecht, la gente y las entidades han tenido que ser mucho más prudentes a la hora de contratar y entonces el tema de contratación en el frente de seguros, en cumplimiento se ha sentido, pero particularmente para la Aseguradora Solidaria el año ha sido muy bueno porque se logró consolidar en el mercado asegurador en los segmentos definidos y aparte de ello la empresa trabajó muy duro y logró sacar adelante varias licitaciones en donde participó a nivel de entidades financieras y del mismo sector estatal , hoy somos muy fuertes en eso, en seguros bancarios y en todo lo que tiene que ver con el sector estatal en donde se convirtió en un competidor fuerte”, declaró la señora Arroyave Betancur.

Lamentó que un escándalo de talla menor en donde las corruptelas quedan expuestas, no puede seguir poniéndole palos en la rueda al crecimiento y al progreso del país porque por el solo hecho de frenar una obra, son muchos los daños que se generan para la economía toda vez que se le quita dinámica a una economía que se mueve en cadena.

Por estos momentos de angustia y de desconfianza, la Aseguradora le pidió al ejecutivo que destrabe los temas de contratación porque el daño que se está ocasionando es muy grande, asunto que puede dejar un saldo más que lamentable para un país que urge de mover las obras, de generar empleo y de dinamizar su economía.

Recalcó que la confianza es el hilo invisible que teje las relaciones, razón por la cual y caso opuesto, cuando la desconfianza se apodera de las relaciones, esta vende mucho para bien y para mal, pero más para mal porque desde el miedo la gente se frena para actuar y es allí en donde se mira a todo el mundo con suspicacia, escenario que invita a superar ese capítulo para avanzar y permitir que el país progrese porque en muchas ocasiones se paraliza por falta de dinero, por carencia de propósitos claros o por falta de planeación. A criterio de la Gerente, es el momento de reactivar el país porque hay un freno que se deriva de esa perversa desconfianza.

La vocera manifestó que el país no se puede quedar quieto con cargo a un hecho punible y totalmente cuestionable porque por fortuna existe la capacidad de una gran mayoría de ser honesta, proba y puesta a toda prueba porque Colombia fue capaz de superar páginas de su historia extremadamente duras y dolorosas lo que hace pensar que Odebrecht y su herencia leonina no le quedará grande a los nacionales que debieron pasar por circunstancias aún más difíciles como la violencia, el narcotráfico, el terrorismo, las bandas criminales y otros aspectos que hacen pensar que se requiere de mucha más educación.

“Mientras sigamos trabajando como comunidad y como país en educación, si seguimos invirtiendo en los seres humanos, tendremos, como dicen los japoneses, un activo muy importante que es la misma gente porque un pueblo educado y estudiado puede avanzar porque sin duda alguna el camino a la inclusión y a superar escollos es la educación, no hay otro”, añadió Arroyave.

Aseguradora Solidaria, una firma que vende credibilidad y confianza

Si algo caracteriza a la Aseguradora Solidaria, es que en los más de 30 años de operaciones consolidó un activo muy valioso y es el factor credibilidad y confianza porque optó por trabajar con mucha entrega en el servicio, apoyado en una red de intermediarios que representan a la aseguradora y que finalmente son los que dan una nota muy alta en servicio pues no en vano es una firma muy bien calificada por sus clientes en el cumplimiento, en el pago de siniestros y en amabilidad.

“Todo esto es fundamental, no hay mejor marca y mejor nombre que la confianza y cuando en el día a día una empresa aseguradora atiende muy bien el pago de siniestros, sencillamente afianza ese sello vital de cumplimiento, así como de seriedad”, comentó.

Hay que decir que Aseguradora Solidaria cuenta con más de 1.700 entidades que contrataron sus seguros con la firma porque está de por medio una marca, una inmensa credibilidad y todo un compendio de trabajo, esfuerzo y entrega.

Un trabajo que ha venido haciendo de manera encomiable la aseguradora es el pago cumplido de las comisiones a los intermediarios en donde logró ser 1-A para todo el tema de pagos a proveedores y a estos agentes que, con el llamado voz a voz, dispararon aún más el indicador de confianza y de calificación muy alta.

Arroyave Betancur, expuso que el otrora complejo tema del reaseguramiento quedó en el pasado porque por diversas coyunturas, por las que pasó en el país como los momentos aciagos del terrorismo, del narcotráfico y, en síntesis, de una precaria imagen, las reaseguradoras no querían saber de Colombia hasta el punto que a muchas aseguradoras les tocó casi que rogar para que las reaseguradoras vinieran a Colombia.

“Hoy todo cambió, en el país por fortuna salió el sol y es por eso que todo va muy bien, a tal punto que nos buscan porque en el recuerdo quedaron las historias complicadas. Hoy trabajamos con reaseguradoras muy importantes a nivel mundial y por decir algo nuestra reaseguradora líder es Mapfre Rith, pero igual trabajamos con reaseguradoras de Londres, de Alemania y con las más importantes, dejando claro que la relación cada vez es de más confianza y obviamente de mucho más respaldo con nosotros”, afirmó.

Aseguradora Solidaria, venía creciendo a tasas del 18 por ciento al cierre del mes de julio por todo el tema de las licitaciones como también por la amplia red de oficinas que suman 53 en todo el territorio colombiano. El crecimiento se mueve en terreno positivo amen de las vicisitudes y es por ello que la firma espera cerrar el 2017 con unos excedentes cercanos a los 30.000 millones de pesos.

La empresa sigue haciendo una apuesta importante en la red de agencias y de intermediarios, pero lo que viene para la compañía es mucha más tecnología porque se trabaja fuertemente en los canales virtuales y en todo el tema de contact center, así como en las ventas por Internet y el uso de tecnologías. En este punto se contempla la venta a través de dispositivos móviles y de mercadeo masivo, todo acompañado de banca seguro en las cooperativas.

Aseveró que cada vez los seguros son más cercanos a la gente y más sencillos de comprar y por eso la inversión importante de la empresa es en tecnología, en canales internos y en hacer las cosas diferentes.

En Colombia falta mucho camino para crear una cultura del seguro y es por eso que el país reporta uno de los índices más bajos de penetración en el mercado en América Latina, en el mundo y en el territorio como tal.

“La gente todavía tiene miedo de comprar un seguro, le teme a la letra menuda, reconociendo que la Superintendencia Financiera ha hecho un buen trabajo con el tema del consumidor y de la claridad con la cual se vende. Allí tenemos un enorme reto y es que la gente nos sienta más cercanos y más confiables porque este es un negocio de doble vía. Nosotros en Colombia somos los únicos en el mundo que le arreglamos el carro a la gente cuando se estrella porque hay un temor a que la persona afectada no arregle su coche y se quede con el dinero. Aquí también hay desconfianza de doble vía y eso tenemos que superarlo, pero eso va mejorando por la labor del intermediario sin desconocer que falta mucho por hacer desde la perspectiva de las aseguradoras y de los usuarios”, puntualizó.

Finalmente, Mónica María Arroyave Betancur, dijo que la reforma tributaria y los mayores impuestos le pusieron freno a la economía y a la inversión extranjera y nacional porque bien es sabido que muchos que querían llegar al país al final no lo hicieron. La reforma tributaria también castigó a las cooperativas porque no ha sido fácil que los analistas entiendan el modelo de la economía solidaria en donde un asociado paga IVA por todo, le descuentan retención a la fuente y tributa doble.

Un golpe fuerte con las cooperativas la recibió la educación porque el gobierno decidió echar mano de esos recursos porque la plata se acabó con la crisis petrolera.

Un dato que deja pensando a muchos es que desde las cooperativas se siente la crisis con el cierre de empresas y de comercios, se experimenta una preocupante desindustrialización, pero en lo que se ha repuntado preocupantemente es en el seguro de desempleo porque allí las aseguradoras son líderes ya que muchas personas perdieron su puesto de trabajo y por consiguiente se hace visible el recorte de personal en todo tipo de empresas, en grandes entidades financieras y definitivamente por desocupación, las aseguradoras han reportado mucha más siniestralidad y mayor impacto en su ejercicio.