Sábado, 04 Noviembre 2017 08:19

Las obras 4-G deben seguir porque Porvenir solo hay uno

El fondo de pensiones le apunta a un mayor crecimiento y a afianzar unas inversiones en infraestructura que catapulten el desarrollo de Colombia.

Por 

El Fondo de Pensiones y Cesantías, Porvenir, manifestó que en materia de inversiones en infraestructura el grueso de la industria o el sector está muy expectante de dos grandes iniciativas. De un lado que se den los pagos del proyecto “Ruta del Sol Dos” toda vez que ya el Tribunal dio su visto bueno a la retribución y el reintegro de las obras a la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, para que con ello sea posible pagarle a los financiadores.

En charla con Diariolaeconomia.com, el presidente de Porvenir, Miguel Largacha Martínez, aseguró que los fondos están a la espera de una reforma legal la cual está actualmente haciendo tránsito en el Congreso que de ser avalada, ayudará mucho porque aclara y precisa lo que puede pasar a futuro con financiadores de buena fe, de tal suerte que no se vean afectadas.

“Con esas dos iniciativas entendemos que la industria mirará con muy buenos ojos el seguir avanzando en la financiación de obras de Cuarta Generación o de las llamadas 4-G. Se espera que una vez cerradas estas dos en este año, y ojalá sea así, tendremos cinco nuevos cierres financieros, cosa que es muy importante”, declaró el señor Largacha.

Por todo lo que acompañó el vergonzoso caso de la cuestionada Organización Odebrecht, el presidente de Porvenir manifestó que a nadie le gusta que se aplace algo que como las obras y el desarrollo son tan necesarias para el país y que con las 4-G se vislumbra esperanza y mucha ilusión porque se trata del proyecto de infraestructura y de inversión más grande en la historia de Colombia que dicho sea de paso lo necesita con mucha prisa.

Pensiones y cesantías de fondo

Sobre la reforma pensional, Porvenir está a la espera de los resultados de la Comisión del Gasto avalada en la última reforma tributaria por el Congreso de la República. Dijo que por petición del señor Presidente de la República, Juan Manuel Santos, dicho cuerpo colegiado debe presentar iniciativas en materia de reforma pensional y por ello la mencionada Comisión debe entregar los informes y recomendaciones en el mes de diciembre, lo cual dará luces sobre qué reforma pensional se debe hacer.

Cabe anotar que la industria de pensiones y cesantías presentó a la Comisión del Gasto sus propuestas, ideas y lo que consideran son los alcances para contar con un sistema ideal de protección de la vejez, empero, hay que aguardar el gran informe que será presentado en el último mes de este año.

Si bien la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones, Asofondos, presentó una propuesta que puede ser considerada y que apunta desde luego a una mayor cobertura, a más equidad y a que el sector sea auto sostenible y que de alguna manera solucione la problemática que tiene el sistema pensional actual, basado fundamentalmente en aspectos inequitativos porque se le otorgan subsidios a quien no debe estar subsidiado. De manera paralela, analiza el Fondo, la gente arbitra buscando el mejor beneficio sin buscar coherencia ni cobertura a todos aquellos nacionales necesitados que en Colombia claramente debe aumentar.

Según Largacha Martínez, no puede ser que en Colombia tres de cada diez personas mayores de sesenta años tengan algún tipo de cobertura o asistencia pensional lo cual es un porcentaje bajo que invita a ser aumentado y en ese sentido la línea asistencialista del presupuesto debe estar enfocada en ese sentido.

El presidente de Porvenir, Miguel Largacha Martínez, aseguro que a la fecha la entidad cuenta con más de 10,6 millones de clientes, de los cuales un poco más de 8,3 millones están afiliados al fondo de pensiones obligatorias.

“Este año con corte al mes de septiembre, la valorización que han tenido nuestros más de 8,3 millones de afiliados alcanza más de 9,4 billones de pesos, es decir una rentabilidad extraordinaria que supera el 15 por ciento efectivo anual, todo lo anterior basado en el buen comportamiento de las bolsas en el extranjero así como en el buen caminar de la bolsa colombiana que después de dos años nos está dando alivios y grandes alegrías porque regresó la confianza de los inversionistas extranjeros por los papeles de deuda colombianos, por lo tanto el resultado es ampliamente satisfactorio”, comentó el señor Largacha Martínez.

El ejecutivo precisó que como es costumbre, el gran reto es mirar a futuro para poder garantizar el mantener el inmejorable nivel de rentabilidad que de hecho debe morigerarse con un nivel adecuado con el portafolio que administra Porvenir.

En 2017 la tasa de crecimiento en Porvenir es de dos dígitos, pero el Fondo de Pensiones y Cesantías prefiere que termine el año para saber cómo cierran los mercados y afianzar esa dinámica y el crecimiento con cifras de dos dígitos, tal y como viene ocurriendo.

De mantenerse la cifra de más de 96 billones de pesos, el Fondo de Pensiones y Cesantías estaría cerrando cerca a la cifra mítica de 100 billones de pesos tan solo en pensiones obligatorias. “No lo tocaremos, no creo que lleguemos, pero si estaremos muy cerca de esa cifra”.

Al abordar el tema tributario, Largacha estimó que la gente ya empezó a digerir ese IVA del 19 por ciento porque la gente del común vio el impuesto como algo muy grande sin leer que era un ajuste de apenas tres puntos, aspecto que conllevó a un impacto psicológico de grandes proporciones que terminó castigando el consumo y la dinámica económica.

En opinión de Largacha Martínez, en lo que debe trabajar fuertemente Colombia es en la construcción de confianza porque no deja de preocupar que este indicador esté tan disminuido como lo muestra Fedesarrollo. Organismo que ratifica que el factor confianza está en niveles inferiores inclusive a la de la crisis de 2009. Explicó que la confianza está muy orientada a lo que tiene que ver con determinaciones ajenas al hogar, eso dice que todo lo que es estado, Fuerzas Militares, Policía, Altos Tribunales, Congreso e Iglesia están en un momento crítico de credibilidad y en un estado muy negativo que obligan a recuperar esa seguridad pues de lo contrario no habrá el esperado paso en inversión lo cual se consolida como un gran reto.

“Estamos escuchando a los comerciantes y a otros sectores, incluidas muchas empresas quejándose de lo que están arrojando sus resultados y obviamente esperamos que esto cambie por el bien de todos”, dijo.

La caída descomunal de los precios en los commodities, dijo, conllevó a una crisis aguda porque los ingresos corrientes de la nación cayeron en un 30 por ciento, de hecho la situación conllevó a un proceso de ajuste severo el cual se hizo de una manera poco tortuosa sin desconocer que se trata de un plan de ajuste muy grande del cual se hace todo por salir, empero para dejar todos los indicadores en positivo es urgente recuperar la variable de confianza.

“Insisto, si a uno se le cae el treinta por ciento de los ingresos, eso no implica una recuperación de la noche a la mañana y Colombia es un ejemplo de recuperación así como de resiliencia porque mal de muchos consuelo de tontos, pero hay que ver cómo crecen y a que tasas los países vecinos en tanto que Colombia lo hace a niveles superiores, luego uno sí quisiera crecer más, pero este año mientras en Colombia el crecimiento será del 1,7 por ciento, en Latinoamérica el indicador está por debajo del uno por ciento, lo que muestra que la tarea la hacemos mejor que los demás”, afirmó Largacha.

Sobre la Enfermedad Holandesa, dijo que el país aprendió, y explicó que cuando un país tiene ingresos extraordinarios debe darse por entendido que este no puede hacer gastos ordinarios y en eso Colombia no cumplió porque en el apogeo del precio del petróleo subieron los gastos ordinarios dejando en muy mala situación a los nacionales.

La paz es un reto muy grande

Sobre el proceso de paz y una desmovilización que debería pasar de las armas a los trabajos formales y al amparo de la institucionalidad, Largacha sostuvo que si bien la firma del acuerdo de paz fue un acontecimiento que fue celebrado por el país, viene un reto grande como nación para que los más de 7000 combatientes y los 7000 adicionales conocidos como milicianos se acojan con la mejor voluntad al acuerdo para que puedan retomar la vida como cualquier colombiano.

“En eso tenemos un reto muy grande y particularmente por la extensión de los cultivos de hoja coca que nos pone una incertidumbre muy importante, pero celebramos el hecho que se haya firmado ese acuerdo de paz y el gran desafío está de hecho en la implementación”, apuntó el presidente de Porvenir.

El vocero dijo que otro lío que debe meterse en cintura es el del asistencialismo porque si bien se entiende que una responsabilidad del estado es recaudar los impuestos con el fin de redistribuirlos con tino en dónde deben estar, lo cierto es que estos dineros deben llegar a los colombianos que realmente los necesitan porque para el caso pensional, generalmente se llama la atención con preocupación porque los subsidios de pensiones están yendo fundamentalmente los estratos cuatro y cinco de la población es decir al bolsillo de aquellos que más ganan. Indicó que el asunto es tan inconsecuente que en la jerga popular ya no se habla de Robin Hood sino expresiones como el Hood de Robin, es decir quitarle a los pobres para darles a los ricos lo cual a criterio del presidente de Porvenir, es algo que no puede ser.

Expuso que desde los Fondos de hecho se espera que los subsidios existan y que estén muy bien focalizados, que de verdad y cuando se necesitan que sean asistencialistas, pero que no estén diseñados para darle ayuda a quien no la necesita.

Finalmente Largacha destacó que Porvenir tiene todo lo que espera alguien que confía en un administrador financiero por cuanto el fondo cuenta con la solidez, la solvencia, la visión, el manejo de riesgo, la capacidad de brindar productos absolutamente innovadores, servicio tecnológico con canales digitales a disposición, una amplia red de oficinas y unos funcionarios que sirven con amabilidad y respeto a todos los clientes.

“Tenemos que aprender a ver las cosas por el lado positivo porque si nos quedamos en lo negativo con seguridad que la vamos a pasar mal. Hay cosas por mejorar y eso no admite discusión, pero entre todos seremos capaces de sacar la situación adelante”, concluyó el presidente de Porvenir.