Viernes, 23 Marzo 2018 18:14

Grupo AVAL reportó una utilidad neta en 2017 de $2.17 billones

Por

En la Asamblea Ordinaria de Accionistas, el conglomerado bancario reportó menores ingresos como consecuencia de la contracción de la demanda y la puesta de recursos en Electricaribe, SIPT y Ruta del Sol.

Varias fueron las conclusiones que entregó el Grupo Aval en su Asamblea anual toda vez que los bancos al amparo de esta firma reportaron una utilidad neta en sus estados financieros consolidados para 2017 de 2.17 billones de pesos. Cabe precisar que esta cifra es inferior a la entregada en el ejercicio de 2016 cuando dichas utilidades sumaron 2.36 billones de pesos.

El banquero y dueño del timonel que controla el prestigioso grupo financiero, Luis Carlos Sarmiento Angulo, expuso que las utilidades de 2017 estuvieron afectadas por la constitución de gastos de provisión por 650.000 millones de pesos aproximadamente. Estos estuvieron asociados, según Sarmiento, a las exposiciones del Grupo a Electricaribe, SIPT y la Ruta del Sol en donde la obra debió paralizarse por efectos de Odebrecht con un impacto adverso en las cuentas de la firma toda vez que hubo inversión y detrimento en cartera.

Sarmiento indicó que Grupo Aval, una Holding de inversiones que cubre Banco de Bogotá, Banco de Occidente, Banco Popular, AV Villas, Corporación Financiera Colombiana, AFP Porvenir y BAC Credomatic, cerró el año anterior con un valor patrimonial en sus libros separados de 16.8 billones de pesos, cifra 5.3 por ciento superior al valor registrado a cierre de 2016, mostrando el crecimiento en el valor de las inversiones y la generación de utilidades del periodo, neta de dividendos decretados. Hay que decir que el valor patrimonial en los llamados libros separados a diciembre 31 de 2016 fue de 16.0 billones de pesos.

Según informó el banquero durante 2017 el Grupo Aval prestó servicios financiero a 14.7 millones de clientes bancarios y a 12.7 millones de afiliados a sus fondos de pensiones y cesantías a través de más de 50.000 puntos de atención. En la parte social el balance no fue inferior al tener en cuenta que durante el año pasado el Grupo Aval le dio empleo a más de 80.500 personas.

El conglomerado registró al cierre de 31 de diciembre de 2017, participaciones de mercado en Colombia de 25.2 por ciento en cartera neta, de 26.6 por ciento sobre depósitos, y de 32.7 por ciento sobre las utilidades en las que entran los cuatro bancos.

“Según los estados financieros consolidados, el año anterior logramos un saldo de cartera neta de 161 billones de pesos, dejando ver una variación del 6.5 por ciento en lo corrido del año. El saldo de depósitos mostró un crecimiento del 7.6 por ciento al cerrar en 155 billones de pesos. A pesar de mostrar un fuerte deterioro, el Grupo continuó reflejando un mejor indicador de calidad de cartera vencida que el promedio de bancos del sistema colombiano que es de 3.8 por ciento contra 5.1 por ciento para el sistema, excluyendo los bancos del Grupo Aval” explicó el señor Sarmiento Angulo.

En la Asamblea quedó claro que Aval mantuvo su liderazgo regional en Centroamérica con las operaciones hechas a través de BAC Credomatic cuyos activos, pasivos y patrimonio ascendieron a 22.0, 19,4 y 2.6 billones de dólares respectivamente. La utilidad de BAC Credomatic en 2017 fue de 374 millones de dólares.

El Grupo Aval incrementó el saldo de activos bajo manejo en Porvenir, en pensiones obligatorias, llegando a los 100.4 billones de pesos. El saldo de pensiones voluntarias ascendió a los 3.9 billones de pesos y el saldo de cesantías fue de 5.1 billones de pesos. La utilidad del año 2017 fue de 422.000 millones de pesos, y cerró con un nivel de activos en los estados financieros consolidados de Corficolombiana que superó los 21.2 billones de pesos, y un patrimonio total de 5.3 billones de pesos. La utilidad neta atribuible a Corficolombiana llegó a 211.000 millones de pesos a último día de diciembre de 2017, luego de haber registrado un gasto de provisión de 141.000 millones de pesos de su inversión en la concesionaria Ruta del Sol y otra de 48.000 millones de pesos por su exposición a Electricaribe.

Finalmente la Asamblea de Accionistas del Grupo Aval aprobó un dividendo por acción y por mes, no gravable de impuestos, de 4.00 pesos para las acciones ordinarias y preferenciales de la compañía pagadero durante los primeros diez días calendario de los meses comprendidos entre abril de 2018 y marzo de 2019. El total de los dividendos a repartir entre los accionistas asciende por tal razón a 1.07 billones de pesos lo que infiere una rentabilidad sobre el precio de la acción a cierre de 22 de marzo de 2018 del cuatro por ciento.

Las vicisitudes las explica el banquero

Sobre las pérdidas el Ingeniero Sarmiento Angulo manifestó que Electricaribe es una empresa que genera electricidad en la costa norte a un grupo poblacional muy importante de país ya que más del 20 por ciento de los habitantes están en esa compañía que tiene una trayectoria muy larga. El banquero dijo que esta empresa recibió créditos de la gran mayoría de los bancos colombianos desde hace muchos años, compromisos que atendió juiciosamente hasta que en el último año la compañía española Gas Natural declaró que no podía seguir con la operación porque no era rentable desde ningún punto de vista y por lo cual expuso que no estaba dispuesta a poner más dinero. En ese momento dijo, el gobierno toma posesión del activo y suspende automáticamente los pagos de intereses a todos los bancos que muestra una primera causa muy notoria en el menor pago de dividendos porque las deudas eran del orden1.6 billones de pesos lo cual a cualquier tasa de interés dejó pérdida en las entidades de crédito que dejaron de recibir más de 250.000 millones de pesos por año.

“Lo de Ruta del Sol es algo muy similar pues cuando estalló el escándalo originado en las malas prácticas de alguno de los socios de la concesionaria de esa carretera, es decir de la firma Odebrecht, hubo posición por parte de la firma, hubo intervención del gobierno americano y publicaciones en la prensa de todo el mundo, lo cual llevó a que se suspendiera el contrato en donde había unas inversiones hechas por el Grupo Aval como concesionario, pero esa inversión hasta el momento está perdida”, dijo Sarmiento Angulo.

Aclaró que de otro lado está el crédito que los bancos habían otorgado a esa concesionaria para que hiciera la construcción, los bancos del Grupo Aval, expresó, contribuyeron más o menos con la mitad del financiamiento de la obra que inicialmente estaba trazado en 2.4 billones de pesos. Otros bancos que también participaron en dicha financiación, igual salieron afectados, porque del empréstito no se ha pagado sino una fracción mínima porque lo único que se ha recibido son 500.000 millones de pesos, es decir que la cosa está enredada.

El asunto es más delicado, reveló Sarmiento, porque hay otro saldo que puede sumar dos billones de pesos que han quedado sin rendimientos en donde también hay una pérdida muy grande para el Grupo Aval.

Lo del SITP, dijo, tiene problemas similares lo cual ha producido una reducción importante en las utilidades del Grupo.
Un asunto a tener en cuenta es que el crédito con Electricaribe tenían más de diez años de otorgado, tiempo en el que fue atendido de manera religiosa y cumplida, pero como en todo, dice el banquero, los créditos de vez en cuando fallan más cuando se suman circunstancias como la desaceleración de la economía y una caída en el crecimiento económico que se acentuó por dos años, impactando negativamente todos los negocios.

En lo de Odebrecht, también hubo un análisis por parte del referente hombre de la banca porque fue una constructora muy grande a nivel mundial pues tuvo contratos en África, en Asia, en Latinoamérica y en Estados Unidos en donde se hizo la denuncia mundial.

“Hay una anécdota simpática y es que cuando uno llega al aeropuerto de Miami el aviso en donde se dice que Odebrecht es el contratista, y sigue siendo para sorpresa de todos nosotros, es mucho más grande que el mismo aviso del aeropuerto, ahí sigue esa empresa de contratista en el país norteamericano. Nosotros cuando nos asociamos con Odebrecht, partimos de la base que eran unos ingenieros de gran experiencia que habían hecho muchísimas obras, no solo en el exterior sino en Colombia, es decir que como ingenieros no había reparo alguno y por eso nos dieron de ellos las mejores referencias, a tal punto que aseguraban que con Odebrecht no se perdía un peso nunca, claro está que esas eran referencias de 2009 que fue las que pedimos”, añadió Sarmiento.

Lamentó que la suma de tres siniestros en un solo año trae consecuencias en el ejercicio, aspecto que se agudizó con la caída en la economía por el desplome en los precios del petróleo, situación que afectó a todo el mundo.

Aclaró que las circunstancias que se presentaron fueron fortuitas y sostuvo que jamás hubo compromisos ni descuidos porque sencillamente esas son circunstancias que se presentan en la banca por lo que nadie puede dar garantía en los negocios puesto que no se puede descartar una coyuntura como la experimentada.

“Estas son circunstancias de negocios, es como cuando uno compra acciones en la bolsa de Nueva York y el precio se cae. Ayer por ejemplo la bolsa neoyorquina cayó cuatro por ciento en todos los precios por el anuncio del Presidente Donald Trump, en el sentido que le va a poner impuestos adicionales a las importaciones de la China, eso no se podía prever, ese es el mundo de los negocios y en el mismo vivimos, sin duda hubo una falla que nos afectó las utilidades de un año, pero nuestra empresa sigue firme y absolutamente sólida, con una posición envidiable porque tenemos entre otras cosas, cinco billones de pesos de utilidades retenidas que cuando las repartamos a los accionistas, no pagarán impuesto de dividendos porque fueron utilidades canalizadas antes de la reforma tributaria”, concluyó Luis Sarmiento Angulo.

El Grupo Aval aseguró que está muy encima del inconveniente del puente de Chirajara y aseguró que la reconstrucción se está dando y ratificó que trabaja con las aseguradoras para que todas las personas que resultaron afectadas terminen adecuadamente compensadas.

El daño que costó vidas y unos 40.000 millones de pesos dejó un mal sabor en el Grupo Aval por lo que representa una falla en ingeniería. El conglomerado precisó que cuantitativamente ese daño no es significativo.

Expertos ya trabajan para determinar la falla, empero el Grupo confía en el fallo final y en volver a hacer el puente, labor que sería contratada con la firma más experta en el mundo porque se espera una obra sólida, confiable y con óptimo diseño.

Visto 609 veces