Jueves, 19 Abril 2018 23:00

Microempresarios necesitan mano amiga del gobierno para crecer

Por

“Microempresarios son jalonadores de empleo, pero informales en el manejo del dinero; hay que diseñar productos para reducir el efectivo”: Asomicrofinanzas.

Para la Presidente Ejecutiva de Asomicrofinanzas, el estudio presentado por ANIF, confirma que los microempresarios, son de vital importancia para el país, pues son los jalonadores de empleo, en los momentos en los que se requiere fortalecer la economía.

El llamado al Gobierno Nacional es para que genere políticas y estrategias enfocadas a este segmento de la población, que le permitan mejorar su capacidad de ahorro y aumentar el potencial exportador.

En el marco del lanzamiento de la Gran Encuesta a las Microempresas que se llevó a cabo, hoy en Bogotá, por parte de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF), María Clara Hoyos, presidente ejecutiva de la Asociación Colombiana de Instituciones Microfinancieras, Asomicrofinanzas, destacó algunos de los principales resultados del informe presentado; entre ellos, la necesidad de reducir la tendencia de las microempresas tanto formales, como informales, al manejo del efectivo; a través del diseño de productos o instrumentos de pago.

Cabe indicar que la encuesta arrojó que una elevada porción de los microempresarios, manejan su dinero en efectivo (69% industria, 79% comercio, 75% servicios), superando ampliamente los registros de uso de cuentas de ahorro y corrientes; dicha preferencia fue expresada por el 72,3% de los microempresarios.

La principal razón para no ahorrar en el sector financiero, tanto para los microempresarios formales como los informales, está en que el dinero no les alcanza; sin embargo, resulta preocupante ver que en ambos tipos de microempresarios, está en tercer lugar, la falta de confianza en las entidades financieras, que representa un 25% de la totalidad de los encuestados.

De otra parte, el estudio señala que las microempresas informales tienen menos de tres años de constituidas; para Asomicrofinanzas esto es muy importante, pues muestra, que cuando la situación económica del país y el producto interno bruto van en caída, las personas que se quedan sin ingresos, deciden emprender sus negocios por cuenta propia e iniciar microempresas; y con ello, comienzan a ser un motor que jalona la economía del país.

A partir de ello y según María Clara Hoyos: “ciertos sectores de las microempresas son anticíclicos; esto quiere decir, que pese a que la situación económica va decreciendo, aumentan los negocios productivos o por cuenta propia de los microempresarios y es en ese momento, en el que las entidades que ofrecen microcrédito, cobran importancia, ya que están listas para respaldarlos, pese a los riesgos que esto conlleva”.

Para Asomicrofinanzas, el panorama que evidencia el estudio, permite ver, que gracias al apoyo y confianza que han recibido los microempresarios, por parte de los operadores de microcrédito, ellos, se han constituido en una fuente de ingresos y de empleo para muchas personas, a pesar de la situación económica del país.

De otra parte, desde Asomicrofinanzas y según lo destacó María Clara Hoyos: “queremos impulsar en el tema de vivienda; pues los microempresarios informales, comparten su vivienda, con el sitio de trabajo, y si esto se compara con la encuesta de hogares del DANE, donde se muestra que existen 9.5 millones de negocios por cuenta propia en el país; vemos como la población que vive y trabaja en el mismo lugar, requiere políticas de Estado, para poder impulsar no solo su lugar de residencia, sino también su negocio”.

Pese a que el estudio, registra que los microempresarios tanto formales como informales, se vieron afectados en el último año por la disminución en la demanda de sus bienes o servicios, reportaron así mismo, que sus negocios tienen picos de ventas en algunos meses o temporadas.

Justamente por ello, las microfinanzas son tan importantes; pues los operadores de microcrédito, adaptan el crédito al flujo del negocio y al comportamiento de las ventas, de acuerdo con la temporada; pues han entendido, que cada negocio es diferente.

Por lo tanto, se hace un llamado desde Asomicrofinanzas, para que el costo de otorgar estos créditos, que se adaptan a la temporada correspondiente, y por ende manejan una elevada tasa de interés, no sea un impedimento para que los microempresarios, accedan a ellos, sino que por el contrario, estos créditos puedan tener una política y apoyo del Estado.

Lo que se destaca de la encuesta

La encuesta se realizó a 1.454 microempresarios de las principales ciudades del país: Bogotá (45%), Medellín (15%), Cali (10%), Barranquilla (6%), y un 24% otras ciudades (Bucaramanga, Cúcuta, Manizales y Pereira).

Se realizó con microempresarios de tres sectores económicos: comercio (61%), servicios (29%) e industria (10%). Según los resultados, la edad de los microempresarios, oscila entre los 26 y 45 años. Estos pertenecen en su mayoría a los estratos 1, 2 y 3.

Los microempresarios reportaron tener entre 1 y 2 trabajadores en su negocio, incluyendo el propietario. Las microempresas formales, tienen más de 5 años de creadas; mientras las informales tienen menos.

Visto 251 veces