Viernes, 25 Mayo 2018 16:05

Gobierno y Emisor celebran ingreso de Colombia a la OCDE

Por

Ejecutivo, empresarios y Banco Central no escondieron júbilo por llegada de Colombia al organismo. FMI aprueba nueva línea de crédito y Banco Central presenta nueva regulación cambiaria.

En la reunión del Emisor y en las declaraciones, los funcionarios no escondieron su alegría por la inclusión de Colombia a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, por considerar que al ser aceptado el país, vendrán grades beneficios gracias a una tarea fiscal bien hecha que redundó en credibilidad.

Cabe anotar que Colombia es el país número 37 en llegar a ese selecto club de economías asunto para destacar porque hacía parte de los grandes propósitos del Presidente, Juan Manuel Santos, en su política internacional, una tarea que demandó cinco años de diligencia.

Esta decisión de admitir a Colombia en el llamado “Club de las Buenas Prácticas” recibió la bendición del Consejo Ministerial del Organismo en la ciudad de París luego de pasar por 23 comités.
Para dar dicho aval fueron revisados aspectos tales como los derechos sindicales, asuntos tributarios, pensiones así como propiedad intelectual entre otros aspectos contemplados en un vademécum de exigencias.

En una comunicación, el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, aseguró que la llegada de Colombia a la OCDE es una gran noticia para Colombia toda vez que se trata de la organización más importante que promueve las mejores políticas públicas en el mundo.

“Es un paso importantísimo en el empeño por modernizar al país. Nos comparamos con los mejores para poder ser los mejores. Se nos abren inmensas posibilidades para avanzar en salud, educación, lucha contra la corrupción y la protección del medio ambiente. Fueron siete años y medio de trabajo intenso y agradezco a todos los que trabajaron tanto para que este logro se convierta en realidad”, expresó el Primer Mandatario de los colombianos.

Ahora habrá que esperar un tipo de trámite porque hay que esperar que en los próximos días llegue a Colombia la carta oficial de invitación de la OCDE para el posterior arribo del país del café suave a la prestigiosa organización. Una vez llegue dicha misiva será necesario que el Congreso de la República apruebe dicha matrícula.

La OCDE consideró en un comunicado que la adhesión de Colombia como miembro se hará efectiva tras adoptar a nivel nacional los pasos necesarios para acceder a la Convención de la OCDE y depositar su instrumento de adhesión ante el gobierno francés, depositario de la Convención.

"Nos complace dar la bienvenida a Colombia como miembro de la OCDE. El Presidente Santos, cuando asumió el cargo, fijó como prioridad el acceso a nuestra Organización y celebramos que el proceso se haya podido finalizar durante su mandato. Ha supuesto un viaje en el que siempre hemos apreciado el gran compromiso y liderazgo del Presidente Santos y su equipo. La adhesión de Colombia contribuirá a nuestros esfuerzos por transformar la OCDE en una institución más diversa e inclusiva, lo que garantizará nuestra relevancia en los próximos años y las décadas venideras. Los desafíos globales a los que nos enfrentamos solo pueden abordarse si las economías emergentes, en desarrollo y avanzadas trabajan de forma conjunta", sostuvo Ángel Gurría, secretario general de la organización.

La OCDE como organismo internacional opera desde 1961 y desde ese entonces asesora a los países para que mejoren sus políticas públicas y de desarrollo.

Al término de la reunión de la Junta Directiva del Banco de la República, tanto el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas como el Gerente General del Emisor, Juan José Echavarría, manifestaron su júbilo y aseguraron que ingresar a la OCDE no es un logro de poca monta porque el estar allí abre puertas de crédito y de mejores opciones para Colombia.

Empresarios le dan buen recibo a Ingreso de Colombia

Para la ANDI, la aceptación de Colombia a la OCDE es una respuesta clara al esfuerzo que ha estado haciendo el país por tener las mejores prácticas.

Hacer parte de este grupo le permitirá a Colombia seguir avanzando en su desarrollo económico y social, así como atraer la atención de los inversionistas internacionales, para quienes los altos estándares recomendados por esa organización, son indicadores de seriedad y estabilidad de un país.

Así se manifestó el Presidente de la ANDI Bruce Mac Master, al conocer este viernes la aceptación del ingreso de Colombia a la OCDE por parte del Consejo Ministerial de esta organización.

El Presidente de la ANDI recordó que estas buenas prácticas son estándares técnicos que se promueven para toda la política pública e instituciones en temas como regulación, ambientales, laborales o de comercio.

Desde hace varios años la ANDI viene trabajando de forma intensa como observador del Comité Asesor de Negocios e Industria de la OCDE, (BIAC). Con el ingreso del país, la ANDI entra a ser miembro pleno de este comité, en el que participan las diferentes agremiaciones.

“Representaremos al sector privado colombiano y estaremos llevando todas las inquietudes y solicitudes. Este hecho también será muy positivo para las empresas colombianas lo que conllevará positivos impactos para la economía y el crecimiento del país”, aseguró Mac Master.

Cabe agregar que la ANDI se ha reunido con las misiones de la OCDE que han venido a Colombia, con el objetivo de analizar el desempeño del país en los diferentes temas analizados por sus comités.

OCDE no es la panacea dicen expertos

El Centro de Estudios Latinoamericanos (CELU), una iniciativa de Cedetrabajo y Uniciencia, ha venido analizando el camino de ingreso de Colombia a la OCDE y las implicaciones de esta adhesión en el desarrollo del país. Tras revisar algunos de los aspectos más relevantes de este proceso encuentra que Colombia no encontrará en la OCDE las soluciones que necesita para avanzar.

Según el análisis, la OCDE se promueve a sí misma como una organización dedicada exclusivamente al análisis y producción investigativa sobre economía y asuntos sociales, y como un organismo que busca contribuir al “crecimiento económico mundial”, pero sus otros 36 países miembros no parecen tener necesariamente las economías más prosperas o con un crecimiento estable y sostenido.

Por ejemplo, México, que tiene el índice de Gini más alto de los países OCDE (0.459), seguido por Chile con (0,454), Turquía (0,398), Estados Unidos (0,39) y Lituania (0,381), países que además, coinciden en ser los de mayor porcentaje de pobreza relativa de dicha organización. Contrario a eso, no son miembros de la OCDE países como India o China que en los últimos diez años han mostrado crecimiento significativo de sus economías, tres veces por encima del promedio de crecimiento del PIB de los países de la OCDE.

Colombia no se parece a la OCDE, ya que no se acerca a los indicadores sociales y de desarrollo de quienes la conforman. Mientras que en los países que ya pertenecen a la OCDE la media de gasto público social como porcentaje del PIB es de 21%, en Colombia es apenas de 8,7%. Por su parte, la tasa de desempleo promedio de los países miembros es de 6,3% y la de Colombia 9,4%, y mientras que los ingresos fiscales representan en promedio 34,3% del PIB, los de Colombia solo 14%.

Para Mario Alejandro Valencia, director de Cedetrabajo, el ingreso de Colombia a la OCDE es el resultado del lobby político y no de las buenas prácticas. Es un club en el que el único papel de Colombia es hacer el ridículo”. Esto porque Colombia no se parece en nada a los países de la OCDE en materia económica y social.

Además, “lo paradójico es que ninguno de los países que hoy hacen parte de la OCDE han seguido las orientaciones del club para lograr el desarrollo, pero ahora se las impondrán a Colombia. Medidas como aumentar el IVA, bajar el salario mínimo, aumentar la edad de pensiones, es el regalo de despedida de Santos al país un capricho arribista que tendrá un costo altísimo y un impacto social y económico negativo” agregó.

Adicionalmente, los costos derivados del lobby internacional de ingreso a la OCDE, como pago de honorarios a funcionarios encargados del proceso, viajes, entre otros gastos, pudieron haber tenido costos altísimos que hoy se desconocen, debido a la confidencialidad que ha mantenido el Gobierno sobre el presupuesto entregado para el ingreso a la OCDE.

Cabe señalar que, como una de las condiciones finales para la adhesión de Colombia a la organización, Estados Unidos solicitó hacer modificaciones sobre patentes que afectarían el acceso a medicamentos. Así como, reformar la política sobre chatarrización de vehículos de carga.

FMI aprueba nueva línea de crédito flexible para Colombia

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó un nuevo acuerdo por dos años a favor de Colombia en el marco de la Línea de Crédito Flexible (LCF) por un monto de Derechos Especiales de Giro (DEG) 7.848 millones (aproximadamente US$11.400 millones).

Este acuerdo reemplazará al anterior, aprobado en 2016 por DEG 8.180 millones, y continuará siendo considerado por las autoridades colombianas como una línea de financiación de carácter preventivo.

La LCF es un instrumento creado por el FMI al que sólo tienen acceso países con fundamentos económicos muy fuertes y marcos institucionales de política económica sólidos. Se utiliza para enfrentar eventos adversos en el sector externo, y, como tal, no implica ninguna condicionalidad por parte del FMI y su acceso es de carácter inmediato.

El Directorio Ejecutivo del FMI consideró que Colombia continúa cumpliendo los criterios para acceder a esta línea de crédito y resaltó la solidez de su marco institucional de política, particularmente el régimen de inflación objetivo, el tipo de cambio flexible, la regla fiscal y una eficaz supervisión y regulación financiera.

La renovación de la LCF constituye un voto de confianza del FMI en el país y sus autoridades económicas. En la actualidad solo Colombia y México cuentan con acceso a esta línea.

Nueva Regulación Cambiaria

La Junta Directiva del Banco de la República expidió la Resolución Externa 01 de 2018 que compendia y modifica la regulación cambiaria. Esta resolución actualiza y flexibiliza la realización de operaciones de cambio y optimiza los procedimientos cambiarios, buscando trámites más eficientes para quien realice este tipo de operaciones, permitiendo a su vez que la autoridad cuente con información más precisa.

Así mismo, busca implementar instrumentos para el control de riesgos asociados a los flujos y posiciones de balance de los residentes, preservando el principio de no dolarización de la economía, la estabilidad financiera y la efectividad y autonomía de la política monetaria.

En el proceso de revisión de este nuevo marco regulatorio participaron autoridades, agentes y gremios económicos, consultores y el público en general, mediante la presentación de comentarios a las propuestas de su modificación que fueron publicadas por el Banco de la República.

Finalmente, el Banco de la República expidió las circulares mediante las cuales fija los procedimientos para la aplicación del nuevo marco regulatorio.

 

Visto 437 veces