Miércoles, 18 Julio 2018 00:55

Pagos electrónicos seguros, el desafío de la industria financiera

Por

ACH Colombia, la empresa encargada de pagos digitales en el país, propone una sinergia para evitar fraudes financieros.

La superintendencia Financiera de Colombia publicó los requerimientos mínimos en materia de ciberseguridad, que deben tener las entidades financieras para contra restar las actividades ilícitas y fraudes electrónicos. Con el fin de fortalecer la protección de la información de los consumidores financieros. La Superfinanciera de Colombia impartió nuevas instrucciones para la gestión del riesgo de ciberseguridad en las entidades vigiladas y estándares de seguridad para las pasarelas de pago.

En los requerimientos planteados establece que las entidades deberán incluir en el plan de continuidad del negocio la financiera respuesta, recuperación, reanudación de la operación en contingencia y restauración ante la materialización de un ataque cibernético. Y establecer mecanismos de protección de la información de los consumidores financieros al realizar operaciones o monetarias usando los servicios de las pasarelas de pago.

ACH Colombia acata los requerimientos y ofrece desde el servicio y la tecnología un producto confiable tanto para entidades, como para personas.

Es así como el Presidente de ACH Colombia, Gustavo Vega, propone tener una sinergia entre diferentes frentes aunque la respuesta pareciera simple, en cuanto a quién tiene la responsabilidad de la seguridad de los pagos electrónicos, no lo es. En un pago a través de mecanismos digitales aclaró, intervienen varios actores, y del aporte y colaboración de cada uno de ellos depende la seguridad de estos, es por eso qué ACH Colombia, invita a los diferentes entes involucrados en cada uno de los eslabones a tomar participación de las responsabilidades que le corresponden.

El crecimiento de los pagos electrónicos en Colombia en el año 2017 fue del 10%, se realizaron $87 millones de transacciones en línea, las cuales representaron $51,2 billones de pesos para el sector económico en Colombia. Este crecimiento se ha dado gracias a los aportes de los diferentes actores: gobierno, entidades financieras, empresas, usuarios y redes procesadoras, que garantizan la legalidad y seguridad en estos procesos.

Los grandes retos son el área de seguridad en procesos de pagos, para prevenir fraudes y robos cibernéticos, uno de los más complejos y mayor preocupación por parte de los usuarios, quienes son considerados los más vulnerables a la hora de ejecutar un fraude.

Pero en estos procesos hay responsabilidades compartidas, que se deben resaltar con el fin de encontrar esa sinergia entre las diferentes entidades financieras y de redes de pago,

Responsabilidades con respecto al tema de seguridad en pagos electrónicos

La responsabilidad de los clientes en la autoprotección de la información, es importante que no utilicen redes de sitios públicos para realizar transacciones u operaciones, no compartir claves, no hacerle juego a los casos de ingeniería social o entrega de datos en formularios virtuales.

Hay que resaltar la responsabilidad de los comercios y operadores tecnológicos en el cumplimiento de la ley de protección de datos personales, para no exponer a los usuarios a diferentes tipos de estafas producto de la información no protegida.

La responsabilidad que se tiene desde los comercios y operadores tecnológicos en la custodia y protección de la información de los clientes, para garantizar por medio de diferentes herramientas tecnológicas y de seguridad la culminación de las actividades de pagos digitales.

Hay que ofrecer al mercado productos con mayores seguridades y esquemas fuertes de autenticación, seguir innovar en el sector de tecnología con el fin de crear más opciones de protección en los procesos de pagos digitales y operaciones tecnológicas.

Aumentar el trabajo de la Banca y operadores tecnológicos en los programas de prevención SARLAFT, para ayudar en el refuerzo de las políticas y actividades del programa Antifraude y el Programa INTRO Integral de Gestión de Datos Personales.

Es así como desde la entidad ACH Colombia, se propone complementar las recomendaciones dadas desde la Superintendencia Financiera con los ítems anteriores, solamente con la sinergia de estos puntos y la disposición de todos los participantes se mantendrá la confianza hacia los instrumentos de pago y los canales digitales en la actualidad.

Visto 296 veces