Jueves, 25 Julio 2019 02:51

Tasa de interés de la Reserva Federal, ¿un remedio para la economía mundial?

Por

La probabilidad de cambio de la tasa de interés por parte de la Reserva Federal se refleja en los contratos de futuros respectivos.

El mercado global espera la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos sobre el tipo de interés básico. Muchos jugadores del mercado financiero no dudan de que el regulador estadounidense bajará la tasa de interés por primera vez en 10 años en la reunión del 30 y el 31 de julio.

El economista ruso Mark Groijman considera que no es sorprendente que los jugadores tengan tales esperanzas al tomar en consideración las guerras comerciales, la amenaza de desaceleración de crecimiento del PIB mundial, el peligro de bancarrotas de empresas en los países en vías de desarrollo relacionadas con su incapacidad de pagar créditos en dólares y los intentos de Donald Trump de depreciar el dólar.

La probabilidad de cambio de la tasa de interés por parte de la Reserva Federal se refleja en los contratos de futuros respectivos. Estos instrumentos financieros señalan el 100% de convicción de inversores en la posible disminución de la tasa de interés en julio en 0,25 puntos porcentuales. La probabilidad de que el regulador estadounidense continúe reduciendo el tipo de interés en la reunión de septiembre en otros 0,25 puntos porcentuales hasta el 2% constituye el 65%.

La tasa de interés como un remedio

En general, la reducción del tipo de cambio de la Reserva Federal tiene efectos positivos para la economía mundial dado que reduce el costo de créditos, no solo en Estados Unidos sino en los mercados externos. El tipo de interés bajo puede ser considerado como un medicamento para la economía y compararse con las pastillas que regulan la presión en los humanos, considera el economista.

"Si la presión es baja, para elevarla el doctor receta pastillas. Lo mismo ocurre en la economía, la Reserva Federal baja la tasa de interés para bajar el costo de los créditos que estimularán las inversiones en la producción, contribuirán al aumento del empleo, los salarios y la demanda, así como normalizarán la inflación", dijo el economista, citado por el periódico ruso Rossiyskaya Gazeta.

El mismo escenario se repitió durante la crisis del 2007-2008 cuando el regulador estadounidense bajó el tipo de interés del 5,25% hasta el 0,25% en el 2008.

Una vez superada la crisis es necesario aumentar la tasa. En caso contrario existe la amenaza de que se produzca el recalentamiento de la economía, aumente la inflación y surjan burbujas en los mercados de valores, inmobiliarios y otras peligrosas 'enfermedades' económicas. Esta es la razón por la que la Reserva Federal empezó a elevar el tipo de interés paulatinamente desde el 2016 hasta su nivel actual del 2,5%.

¿Qué pasará con la economía de Rusia?

La disminución del tipo de cambio estimula la demanda de inversiones, activos de riesgo y materias primas. En estas circunstancias su bajada beneficia a Rusia dado que aumenta la demanda de hidrocarburos, los precios de bienes exportados por Rusia e incrementa el flujo de capitales en el país.

"Si los créditos se abaratan en el mundo, se hace más beneficioso invertir recursos en la producción, aumentar la fabricación de bienes. Las materias primas y energía son necesarios para todo esto", recalcó el experto.

En cuanto al rublo, la reducción del tipo de interés por parte de la Reserva Federal brinda un considerable apoyo al tipo de cambio de otras monedas, incluido el rublo, en particular, hace que las compras de activos en dólares sean menos atractivas.

Por ello, el mero anuncio de la posibilidad de que la Reserva Federal baje la tasa de interés fue una de las causas que condujeron al debilitamiento de la moneda estadounidense frente al rublo de 70 rublos por dólar hasta los 62-63 rublos por dólar.

Visto 135 veces