Sábado, 10 Agosto 2019 04:29

En el exterior hay apetito por Colombia: Pronus

Por

Esta moderna empresa hace posibles los grandes negocios en donde multiplicar es la gran habilidad dentro de ese universo de opciones que brinda la era digital.

El devenir económico debe observarse como un tema menos apocalíptico porque en medio de tantas vicisitudes hay empresarios, productores, trabajadores y gente de bien que empuja con fuerza para hacer de Colombia un país mejor, en donde haya inclusión y oportunidades para todos. El escenario es tan afable que ya desde varias latitudes ven a Colombia como una opción para la inversión por su potencial geográfico, por la calidad del recurso humano y por una democracia que se mantiene sólida como una roca.

En diálogo con Diariolaeconomia.com, el CEO de Pronus, Camilo Zea, indicó que Amén de las vicisitudes y de los profetas que tiene la economía, Colombia sigue siendo un país con dinámica económica que despierta el interés de muchos en el exterior en donde hay un gran apetito por la Colombia del café, de los cambios y de la espectacular perspectiva.

Camilo Zea CEO Pronus
Foto: Camilo Zea CEO Pronus

A criterio de Zea, dichos coqueteos no sorprenden porque ello responde también a los aconteceres de la región toda vez que en América Latina las cosas se han puesto difíciles en muchos países y por ello la niña bonita del hemisferio es sin duda Colombia que dicho sea de paso crece por encima del consolidado regional y cuenta con indicadores razonables.

Es cierto que hay desafíos, dijo, pero hay un trabajo aplomado desde el gobierno en donde están caminando las concesiones viales, noticia más que grata porque el país tendrá carreteras 4-G para la competitividad y eso genera un marcado interés en los inversionistas del mundo.

“Los capitalistas y hombres de negocios me lo han dicho así, nos encanta Colombia y nos parece buenísimo lo que está pasando allá y en el tema digital mucho, porque Colombia se convirtió en un centro de desarrollo de temas digitales en la región junto a Brasil. Entienden que hay inconvenientes en México por dentro y por fuera, pero lo cierto es que nos ven de otra manera”, expuso el CEO de Pronus.


Al abordar el tema de los ciclos económicos y de los anuncios que ya hacen algunos analistas sobre la posibilidad de un desplome de la economía mundial en 2020, Zea expresó que esa es una discusión muy compleja porque tiene en cuenta muchas variables, diferentes a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, los commodities y otros aspectos.

“Yo sería más cauteloso porque lo que he visto es que si bien los pronósticos de los principales analistas del mercado no muestran crecimientos muy prometedores para el próximo año y hacia adelante, lo cierto es que no muestran una crisis global aguda y mucho menos una caída en Colombia, país que muestra una evolución interesante de cara a los años por venir”, comentó el CEO.


Sostuvo que por otro lado no puede haber una correlación ni positiva ni negativa de las criptomonedas en ese entorno porque aún son fenómenos aislados y pequeños que sus determinantes de valor no están ligados todavía ni a la economía mundial ni a la economía colombiana. En ese punto, en pensar que las criptomonedas brindarán blindaje en medio de una crisis, hay que ser prudente y tener cautela porque el argumento puede estar siendo utilizado por alguien para convencer a la gente de volcarse a las monedas digitales, definidas por Zea como las montañas rusas. “Conozco gente que ha invertido en eso y ha perdido todo”.

En Colombia, la corrupción no es de todos

Un tema que no quedó por fuera de esta amena charla fue el de Odebrecht, aclarando que ésta firma de banca inversión está muy lejana de los proyectos de infraestructura vial. Lamentablemente y como a muchos, esos fenómenos aislados de corrupción tienden un manto de duda sobre un número de instituciones que al final del ejercicio conlleva a un pesar y a una preocupación por los efectos de carencia de probidad, de todas formas hay tranquilidad porque hay unas instancias legales que analizan todo ese compendio de mala fe para tomar medidas en contra de artífices y autores de un bochornoso escándalo del cual no podía estar ausente Colombia por el mal actuar de unos pocos.

“Hay que decir algo importante y es que ese mal, el de la corrupción, no es un mal generalizado porque se trata de un hecho totalmente aislado y particular de ese caso. La infraestructura que estamos construyendo hoy es vital para el desarrollo y lo cierto es que hay muchas firmas, muchos bancos y no pocos financiadores o estructuradores que son honestos, que tienen decencia y que muy seguramente van a hacer una tarea a la perfección porque la verdad aquí no pueden pagar justos por pecadores”, escribió el entendido.


Recalcó que en Colombia hay muchas personas y muchas empresas haciendo las cosas bien, motivo por el cual no resulta justo que sobre la gente honesta caiga un manto de duda, solamente porque a uno se le ocurrió hacerlo mal.

Los negocios de tecnología financiera tienen nombre propio: Pronus

Foto de PixabayLas nuevas tecnologías y la celeridad que estas le imprimen a los negocios han hecho que nazcan nuevos conceptos, nuevas definiciones y unas empresas creadas a tono para el reto que supone la cuarta revolución industrial esa que proyecta empresariado desde lo digital para buscar un vertiginoso desarrollo tecnológico e industrial.

El mundo pasó de las máquinas y de la mecánica a la digitalización de los procesos, a la robótica y a la inteligencia artificial, modelos que ya habían sido utilizados en la transformación de materias primas, pero que luego de salir de la ficción pasó a hacer parte de una realidad perentoria llamada avance que bien se combina con la palabra perfeccionamiento.

El tiempo avanza y la informática crece en su matriz, el término binario, ese código clave en la codificación se perfecciona como un sistema clave para representar textos o los procesadores de instrucciones en computadoras, haciendo uso del sistema binario, el mismo método numérico de dos dígitos que igual se conoce con el nombre de bit, ese que parte de dos números cero, 0, y uno 1.

La imparable tecnología, esa de sonidos futuristas, de teclado, musicalización electrónica y sonidos a manera de ondas o rafas, está erigiendo empresas, desde la concepción de startups o la gran empresa en su etapa temprana que escala gracias al uso de las tecnologías digitales, hasta la muy de moda fintech, mejor conocida como tecnología financiera. Es justo en este proceso en donde se ubica Pronus, una banca de inversión que fue fundada en 2012, una empresa juiciosa, inquieta e innovadora que logró afianzarse como una boutique de estructuración de productos y negocios diferenciados y totalmente rentables para sus clientes. La firma trabaja en la reestructuración estratégica de entidades financieras o negocios así como desarrollando proyectos y prestando servicios únicos de alto impacto.

Pronus se define como una banca de inversión disruptiva en donde la diferencia nace del interés corporativo de transformar el negocio de sus clientes para multiplicar su valor utilizando tecnología, investigación, desarrollo y fortaleza en los conocidos Project managemet o dirección y gestión de proyectos.

 

Para el capítulo Colombia la fintech dejaron ver un aumento del 76% en 2018 frente a 2017, lo cual pone al país en el tercer lugar de ecosistema fintech después de Brasil y México.

 

La creación de fintech sigue mostrando un dinamismo que asombra toda vez que en un detallado informe de la red global KPMG demostró que en el primer semestre de 2018 fueron invertidos alrededor de 58.000 millones de dólares en la creación de firmas especializadas en tecnología financiera, impulsadas por la digitalización del sistema financiero. La cifra, especificó, supera la de años anteriores que se ubicó en 40.000 millones de dólares en promedio. Para el capítulo Colombia la fintech dejaron ver un aumento del 76 por ciento en 2018 frente a 2017, lo cual pone al país en el tercer lugar de ecosistema fintech después de Brasil y México.

Esa unión de tecnología y finanzas, explicó el señor Zea, crea servicios financieros que son relativamente fáciles de contratar, que se conciben en las mentes empresariales muy sencillamente lo cual con un precio estándar le da opciones a muchas más empresas y personas que pueden ser inversionistas o prestadores de los servicios. El asunto es sencillo, aseguró el experto la digitalización en el sector financiero es una realidad y una herramienta que llegó para quedarse.

A criterio del CEO de Pronus, Camilo Zea, el enorme reto del sistema financiero en Colombia y en la región, es la digitalización puesto que existe una gran oportunidad de inversión y crecimiento Actualmente Colombia registra 148 emprendimientos fintech, superando a Argentina que suma 116, a Chile que reporta 84, Perú, con 57 y a Ecuador que totaliza 34.

Pronus tiene en Colombia el mayor número de estructuración de productos y negocios financieros, no en vano lleva nueve estructuraciones en el mercado local representan inversiones superiores a los 250.000 millones de pesos, pero la firma adiciona tres en organización por 450.000 millones de pesos. Hay que precisar que como banca de inversión, Pronus ha estructurado proyectos que sobrepasan los 400.000 millones de pesos, una dinámica que llama la atención de muchos.

Según la Superintendencia Financiera, la utilización de los colombianos por las transacciones digitales crece a una velocidad admirable. La entidad informó que solamente por los canales electrónicos, los recursos movilizados superaron el indicador de 2018 al llegar a los 2.800 billones de pesos, en tanto que por las sucursales bancarias físicas la cifra llegó a 2.700 billones de pesos.

“Hace tres años Pronus montó el primer método de vinculación digital para clientes del sistema financiero, un desafío enorme porque necesitábamos lograr la vinculación sin usar papel, huella, firma o entrevista presencial. Todo debía ser virtual. Demostramos en la Superintendencia Financiera que éramos capaces de atraer clientes sin usar papel y sin ir a una oficina. Así nació Ualet, una plataforma de nanoinversión con la que fue cambiando para siempre la relación entre clientes y sistema financiero. Es bueno decirlo, fuimos los primeros”, anotó el CEO de Pronus, Camilo Zea.


En opinión de quién comanda esta firma colombiana, el éxito de la digitalización del sistema financiero será todo un hecho cuando la banca ponga como prioridad al cliente en vista que solo el usuario debe ser el centro del proceso que debe simplificar la vida en ese entorno y facilitarle a la vez el entendimiento de sus servicios financieros, la forma de vincularse y desvincularse que debe darse tan solo con un simple clic.

Zea indicó que la digitalización financiera por sí misma conlleva a que la oferta sea distinta. Agregó que un servicio eficiente, con rapidez en la respuesta, facilidad para vincularse y certeza de ser entendido, atendido y bien tratado, aumentará los caudales de transacción.

Foto de PixabayTodo este asunto, dice la firma, disiente con la industria offiline, entidades tradicionales concebidas opuestamente, donde el usuario es obligado a ir a oficinas en donde es sometido a largas filas. Ese modelo, a criterio de Pronus, se está agotando.

Pronus adelanta un proceso para constituir un fondo de capital privado de alcance regional. Cada una de las oportunidades que materializa esta firma requiere de un plan de trabajo entre 12 y 18 meses antes de operar como entidad regulada.

“Este es un tema relativamente nuevo, no solamente en Colombia sino en el mundo. El país, y hablando de la casa, por supuesto no es el sitio más avanzado en pagos digitales muy a pesar de que el gobierno ha hecho esfuerzos importantes por fomentar esos pagos digitales, pero lo único cierto es que en nuestra cultura predomina el uso del efectivo. Hay otros países de la región que tienen experiencias mucho más favorables como es el caso de Brasil que tiene un sistema muy profundo de pagos digitales, pero en los demás países de América Latina se ve una preferencia y un dominio aún muy visible del efectivo. Desafortunadamente vivimos en un mundo en donde el circulante es el que manda la parada en los pagos”, declaró el CEO de Pronus.


Destacó que en Colombia ha habido una serie de desarrollos que han llevado a que cada vez hayan más ofertas de servicios de pagos digitales. Dijo que en Colombia hay más de cien pasarelas para hacer pagos lo que muestra un marcado interés por hacer negocios que efectivamente lo que ofrecen es que una persona pueda pagar los bienes y los servicios que consuma a través de esas pasarelas.

Pronus es una banca de inversión enfocada en el nicho del sistema financiero regulado que suele ser muy activa en el desarrollo de licencias nuevas, prestigio y trabajo que la pone como líder en el mercado colombiano. Los logros son tan encomiables que la firma ha hecho desde bancos, comisionistas de bolsa, fiduciarias hasta entidades que trabajan dentro del mundo de la infraestructura de mercado. Por el imparable ritmo de la tecnología, Pronus está muy metida en fintech con el desarrollo de licencias de negocios financieros soportados sobre plataformas tecnológicas.

Para Pronus lo idea, que es un tema que defiende, es el fintech regulado porque solamente a través de la regulación se pueden garantizar rendimientos, crecimiento y un mejor mercado, tesis más que sólida para acercarse a los clientes porque los negocios deben hacer al derecho y sin transgredir los límites que ha impuesto la regulación al mundo vigilado tradicional.

Desde su concepto, la oportunidad clara para que el sistema financiero tradicional ingrese al método digital, es comprando fintech prospectivas y totalmente confiables ya que desde la perspectiva del analista, va a ser muy difícil que la banca reconocida logre su transformación digital desde adentro porque es una tendencia mundial. Los jugadores tradicionales más grandes, añadió, están empezando a volverse digitales, comprando operaciones de fintech.

 

El papel de las monedas digitales de cara al futuro

 

Foto de Pixabay


Al abordar el tema de las criptomonedas, Camilo Zea, explicó que las pasarelas están diseñadas para tranzar digitalmente, pero en pesos colombianos que es la moneda oficial en el país, sin embargo, manifestó, todo el desarrollo de criptomonedas no ha sido ajeno a Colombia y por ello ya hay gente que está tranzando y comprando bienes con las monedas digitales.

Aclaró que si bien el nivel de compras con este nuevo medio de pago es bajo, lo cierto es que tiende a crecer en la medida en que las criptomonedas encuentren ecosistemas en donde se puedan desarrollar y por eso la plataforma que busca lanzar Facebook con Libra como su nueva criptomoneda, tildada por algunos como la nueva moneda global, es un camino trazado por la compañía para seguir creciendo potenciando su portafolio.

“El asunto es incorporar una criptomoneda en el contexto de un ecosistema que ya existe el cual le permite a la gente, de una manera tranquila, usar ese nuevo medio de pago que tendrá una tasa de cambio con el peso colombiano, con el dólar o con el euro. Ahí es en donde esas criptomonedas van a encontrar un terreno fértil para crecer pues tiene garantizados los ecosistemas”, expuso el también catedrático, Camilo Zea.


Anotó que en Venezuela están disparadas las operaciones en bitcoin, fenómeno que se explica por la hiperinflación del vecino país que es quizás una de las más grandes e históricas del mundo. El tema es tan apremiante que nadie en ese país quiere saber del bolívar fuerte y por ello esas criptomonedas surgen como una opción para que la gente pague, dejando claro que las monedas virtuales que tienen mayor aceptación en el país bolivariano son las conocidas y respaldadas con portafolio como es el caso de bitcoin o ethereum entre otras.

En ese complejo tema de las monedas virtuales, muchos esperan que Libra, la gran apuesta de Facebook, crezca a una mayor velocidad que las otras criptomonedas que han surgido. Para el docto en temas financieros, al analizar el trasegar de bitcoin, ethereum, litecoin, ripple, dash o monero y otras, son criptomonedas que han tenido un desarrollo interesante sin que se utilicen masivamente.

“Lo que puede llegar a tener Libra es que en virtud que está naciendo en un ecosistema que tiene perfectamente más de mil millones de usuarios, allí podría encontrar una demanda importante, pero como no se trata única y exclusivamente de Facebook y sus usuarios, sino de una serie de compañías que están entrando en el esquema también podría empezar a usarse más rápidamente que sus predecesoras y ello obliga a hacer hincapié en el concepto de ecosistema, aclarando que el nombre indexa y el entorno genera mayor familiaridad en el común de la gente que saben de Facebook, nueve de cada diez, tienen en la marca una cuenta, pero muy pocos están enterados de las criptomonedas que llegaron como pioneras”, afirmó Zea.


Dejó claro que si bien Libra puede llegar a ser un tremendo boom, las otras monedas seguirán su camino por estar en nichos muy especiales que inclusive les permitirá fortalecerse y seguir en el mercado de las criptomonedas.

Frente a uno de los tantos análisis que se han hecho sobre las criptomonedas que las pintan como la gran amenaza a la que se expone el sistema financiero, Zea, aclaró que con el tema hay que ser supremamente cuidadosos porque bitcoin, por ejemplo, ha reportado caídas dramáticas lo que hace que plantear bitcoin como una inversión segura es un error porque se trata de una aventura o una montaña rusa con picos y caídas que conllevó a tal nivel de incertidumbre que quienes sacaban la moneda al mercado dejaron de hacerlo porque era mucho más costosa la energía que pagaban, disparando los costos de producción, que la utilidad que dejaba la moneda.

“El bitcoin y las criptomonedas no van a ser una inversión segura porque tienen un alto nivel de riesgo e incluso esas monedas no tienen un aval y está pendiente todo el tema regulatorio para darle viabilidad al mercado y por ello comprar criptomonedas en Colombia implica un riesgo muy alto”, apuntó.


La tendencia de las criptomonedas que buscan amparo en los commodities responde un poco a lo que hace Libra que a cambio de inventarse un valor expresado en unidad que no esté indexado a nada de lo que se conoce, lo que busca es llevar tranquilidad por un respaldo. Hoy, señaló Zea, el valor al cual está indexado bitcoin es al costo del minado de las unidades y al costo de la energía porque para quienes saben del asunto, el bitcoin es costoso de producir porque hay que usar máquinas que exigen un alto consumo de energía y unos procesos muy costosos.

Este sistema de pago, dijo, tiene varias formas como los minutos en el celular o los datos, igual otros sistemas como LifeMiles y Sodexopass, que fueron conceptos de años atrás y que operaron como monedas o medios de pago muy útiles para comprar combustibles o para la compra del mercado.

En síntesis y cerrando el tema de las criptomonedas, que siendo incipientes de alguna manera merecen cierta clasificación a la hora de pensar en ellas porque una cosa es transar en esas monedas y comprar cosas, pero otra muy diferente es invertir en esas monedas, un tema distinto porque en términos de transaccionalidad, el sistema financiero podría más adelante, una vez haya regulación, ofrecer créditos, depósitos o compras en criptomonedas como si éstas fueran una moneda más. Según el experto, ese hecho se podría dar lo cual no es necesariamente una amenaza para la banca tradicional sino una alternativa o línea de negocio, precisando que solo si ese medio de pago contará con las bendiciones del gobierno y del mismo Emisor, responsable de la política monetaria.

“Si algún día se regulan esas monedas, la invitación que yo le hago a la gente es a que invierta en las criptomonedas que quiera, pero de la mano de una entidad financiera regulada, pero lo que esa persona no puede hacer es transar o invertir en productos de inversión de entidades financieras que no estén reguladas porque allí pueden caer en manos de los estafadores y todo terminaría como las pirámides y otros métodos de hacer riqueza rápido y sin mucho esfuerzo. Todas estas criptomonedas generan un espacio de negocio nuevo para la banca formal lo cual de la mano de la reglamentación del gobierno y del Banco de la República, podría ser una oportunidad muy buena para la gente”, anotó Zea.


Por ser la tecnología un vehículo para el desarrollo que va a pasos agigantados, las criptomonedas pese a que no hay regulación, ya es motivo de diálogo y análisis por parte de las autoridades económicas y del mismo Banco Central. El asunto es que para decir sí o decir no, el tema ya concita el interés de quienes conducen las políticas económicas, lo cual está bien porque vendrán nuevos actores y desde luego el lanzamiento de Facebook le pone otro tono al asunto.

Una de las consecuencias del auge de las criptomonedas es que si hay regulación, al sistema de pagos le toca repensarse porque se trata de nuevos conceptos que tienen que estar sustentados sobre una tecnología muy robusta y partiendo de allí vendrá una revolución en una serie de sistemas que existen actualmente porque los medios de pago utilizados en Colombia hacen parte de tecnologías que no son tan nuevas porque están montadas sobre plataformas que no son de última generación, y que compiten con otras que arrasan en avance verbigracia blockchain.

El tema según analiza Camilo Zea es tan interesante que una vez en boga impone desafíos porque le mete competencia a la misma tecnología, partiendo que el sistema de pagos tradicional tiene unos desafíos de seguridad importantes. Agregó que el blockchain podría inclusive usarse para ese tipo de pagos tal y como pasa con las criptomonedas lo cual crea un escenario muy interesante, pero hay que esperar anuencias y regulaciones.

Este economista de la Universidad de los Andes, estuvo 16 años en el estado y por ello acredita un impecable trabajo en Planeación Nacional, en el Banco de la República, en la Superintendencia Financiera, el Ministerio de Hacienda y por todo el circuito financiero del gobierno, experiencia que le dio la fuerza y la credibilidad para erigir Pronus, una firma en donde la experiencia marca igualmente la diferencia pues más y excelentes noticias están por llegar.

Pronus estudia la posibilidad de poner a funcionar un fondo de capital privado del fintech regulado, es decir un fondo que reciba recursos de inversionistas profesionales o institucionales que potencien esas fintech para que eventualmente los jugadores del sistema financiero tradicional las compren y se vuelvan digitales de esa manera y con costo eficiente.

Esta es la verdad de una empresa pujante y con un futuro inmenso que bien se construyó en experiencias del pasado y en las circunstancias del presente. En Pronus todo lo amable llega porque usa, y de qué forma, capacidad, virtud, honestidad, inteligencia y compromiso.

 

Visto 1385 veces