Los analistas y expertos dicen que el gobierno tiene que repartir las ganancias del petróleo entre los sectores productivos, fortalecerlos y no depender de un solo renglón productivo.