Los exportadores aseguran que con los efectos de la Enfermedad Holandesa, el país aprendió a un alto costo la lección de depender solamente de un producto de exportación.