Los cambios normativos, los efectos tributarios, la incertidumbre y las elecciones no serán aliados propositivos de la enderezada de la cual urge la economía colombiana.