Sábado, 17 Diciembre 2016 17:34

Lonjas, muy dispuestas a blindar sector del narcotráfico

Las empresas legalmente constituidas trabajan de la mano del gobierno en todo lo que tiene que ver con información de capitales que compran y venden inmuebles. La idea es darle aún más transparencia a un negocio próspero.

Por 

Las lonjas de propiedad raíz anunciaron que le pondrán la talanquera a toda actividad de lavado de activos que quiera utilizar al sector inmobiliario como fachada para blanquear dinero toda vez que el gremio inmobiliario le sigue apostando a la probidad y a las buenas prácticas comerciales.

La Presidenta de la Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad Raíz, Fedelonjas, María Clara Luque García, habló con Diariolaeconomia.com y dijo que hoy más que nunca es importante apoyar, como se hace desde varios años atrás, a la Unidad de Información y Análisis Financiero, UIAF, porque el sector tiene más que un portón, toda una panorámica muy delicada en el tema de lavado de activos.

Indicó que para no permitir que este flagelo vulnere el mercado inmobiliario, el gremio asiste a todas las reuniones a las que se le convoca para conocer de cerca cual es la necesidad que tiene el país, al igual que para saber que se necesita y que se puede hacer desde Fedelonjas para cerrarle el camino al lavado de activos.

“Estamos con la mejor disponibilidad para tomar las medidas necesarias y así controlar este tipo de flagelo. Hay voluntad por ayudar, no solo desde las lonjas, sino desde el sector de la construcción”, precisó.

Agregó que finalmente hay que propender por darle claridad y transparencia a toda la economía porque frente al narcotráfico todos los sectores son vulnerables por lo que hay que atacar el problema y afianzar un frente común que conlleve a declarar los bienes y los dineros para saber cuál es su real procedencia para darle tranquilidad a las transacciones inmobiliarias.

Aclaró que el representante legal de la inmobiliaria tiene una obligatoriedad en el caso de que no se comprometa y no aclare de dónde vienen los recursos para determinado negocio inmobiliario.

Es por eso que la consigna de Fedelonjas es profesionalizar y formalizar al sector para que todo se haga al derecho y al amparo de las buenas prácticas. Aclaró el gremio que debe haber total conocimiento de las responsabilidades, alcances y obligaciones de propietario, inmueble y comprador para poder llevar a cabo y sin riesgos todas las actividades inmobiliarias y de alquiler de vivienda.

La situación es tan delicada que si una persona de bien hace una operación o una venta de inmuebles con un comprador que eventualmente haya adquirido su dinero de manera ilegal o a través del narcotráfico, puede verse seriamente comprometido en un hecho judicial por tranzar con dineros calientes, exponiendo su tranquilidad y hasta el inmueble que puede ser causal de extinción de dominio.

Para ponerle freno de mano a todas esas probabilidades en el mercado, Fedelonjas hizo un trabajo en común acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito que redundó en la creación de un manual de prevención con el cual los propietarios de inmuebles e inclusive los compradores podrán saber cómo hacer un negocio sin comprometer la ética o la verticalidad. De todas maneras las lonjas recomiendan que a la hora de querer vender o comprar, lo mejor es ir a donde los profesionales que saben del mercado y de la ley como tal.

Bien el sector

El 2016, con todo y sus vicisitudes fue un año de crecimiento para las lonjas colombinas pues no en vano el sector le aportó al Producto Interno Bruto, PIB, una cifra cercana al cuatro por ciento, lo anterior jalonado por todas las transacciones que se hicieron para avalúos de las vías de las 4-G lo cual fue un muy buen momento para este sector que generó empleo, dinámica y crecimiento económico.

Indicó que las perspectivas de inflación hacen prever que vendrá un lánguido crecimiento, pero el gremio considera que con las cifras que se manejan para este año, no habrá una tendencia muy alta, sin embargo prevé estabilidad en el tema de los arrendamientos en donde el propietario finalmente decida no aumentar esa tarifa y si lo hace será en un porcentaje que no causará objeción en la población por estos ajustes que son avalados por el Banco de la República.

Fedelonjas tiene mucha confianza y centra sus esperanzas en que habrá muchísima estabilidad en el 2017.

Colombia vive en arriendo

Para Fedelonjas, Colombia es sin duda un país de arrendadores, condición que tiende a crecer con el fenómeno millennials que se caracteriza por una población nacida entre 1983 y el 2000 o 2001 que los bautizó como mileniales y que no tienen la decisión de echar raíces, yendo de un lado a otro, iniciando una vida profesional con total independencia con los arrendamientos lo que hace pensar que el sector se mantendrá en una dinámica.

La dirigente gremial manifestó que un país de propietarios solamente es viable si bajan las tasas de interés y si el gobierno le apunta a unos incentivos a los estratos más altos, solo por esa vía aumentaría el número de rentistas o dueños en Colombia.

En la actualidad más de 17 millones de colombianos viven aún en arrendamiento y el número tiende a crecer por los fenómenos expuestos y que hacen prever que muchas personas no quieren comprar una vivienda sino estar al amparo de un techo ajeno en donde pagan un canon.

La presidenta de Fedelonjas sostuvo que la figura del leasing habitacional se mantiene para generar arrendamiento con opción de compra la cual es una figura que facilita el acceso a la vivienda de los colombianos. En este momento Fedelonjas trabaja fuertemente con el gobierno colombiano para apoyar todas las gestiones necesarias como es el caso de la restitución de los inmuebles y las garantías bien sea a través de un seguro o de una fianza para garantizar la inversión en renta.

Aseguró que si bien la ley de arrendamientos no tiene problemas, si se puede hablar de inconvenientes con la restitución de los inmuebles lo cual demanda otro tipo de mecanismos que agilice dicha restitución y en eso hay un apoyo del sector al gobierno porque la reposición de inmuebles hoy supera los 500 días y lo ideal es tenerlos en sesenta días.

Para lograr ese objetivo, explicó, no se requiere de modificar la ley de arrendamientos que tiene muchas bondades sino que podría conjurarse el inconveniente con tan solo sacar adelante un mecanismo expresado en una reglamentación.

Asistencialismo no es tan bueno

Sobre el asistencialismo estatal reflejado en Familias en Acción y casas gratis, María Clara Luque García, explicó que si bien Fedelonjas no maneja los estratos, uno, dos y tres, si considera que se hace necesario que el colombino que busca una solución, haga algún tipo de aporte con su trabajo porque aprecia más lo que consigue con esfuerzo pues de contrario aplica el viejo dicho que dice que “lo que nada nos cuesta hagámoslo fiesta”.

Luque García anotó que la satisfacción de tener una propiedad con méritos y trabajo es inherente al ser humano. Dijo que hay empresas americanas y multinacionales que dicen que en la vida todo hay que pagarlo, incluida la educación porque así hay más consciencia de lo que se tiene y más valor por la pertenencia.

“El gobierno adoptó políticas, pero hay que tener en cuenta que fueron familias muy vulnerables que estaban muy necesitadas y sin ningún recurso y sin posibilidad alguna de comprar una vivienda por lo que se puede deducir que en cierto modo fue necesario tomar esa decisión, pero eso no quiere decir que sea una política que se pueda mantener teniendo en cuenta las dificultades fiscales”, declaró la señora Luque García.