Sábado, 16 Diciembre 2017 11:57

Grupo Empresarial Oikos, construyendo resultados

Por

La reconocida constructora aseguró que Colombia debe entrar por la senda de la estabilidad jurídica y le recomendó al próximo Presidente no regalar más casas.

El sector de la construcción fue quizás de los pocos que arrojó resultados favorables ya que el 2017 se fue, y a criterio de muchos para el olvido. En medio de esas dificultades, el Grupo Empresarial Oikos consolidó ventas superiores a los 420.000 millones de pesos.

El Gerente General de Oikos, Luis Aurelio Díaz, le dijo a Diariolaeconomia.com, que sin duda alguna se logró cerrar un año en terreno positivo, aclarando que el 2017 fue un año lento, no solo para el sector sino para las empresas porque les permite verificar sus procesos, mirar cuales son los correctivo por hacer y de igual manera permiten hacer una corrección en el mercado, aspecto que será definitivo y fundamental para que vengan los años de auge.

En materia de proyectos la firma logró afianzar Oikos Savanna en Cajicá el cual cuanta con más de cien hectáreas de desarrollo y con más de 900 unidades de vivienda. También saca la cara por la empresa el proyecto Oikos Infinitum en el sector de Chapinero en Bogotá el cual suma más de 600 unidades y torres de 30 pisos que le dan un empuje y un entorno distinto a la ciudad.

Según Díaz, con el proyecto Oikos Infinitum que pone en el mercado aparta-estudios, el Grupo Empresarial se apunta en todo lo que tiene ver con renovación urbana y mejoras para una ciudad que urge de cambiar su aspecto en diversas zonas, hoy deprimidas de la capital colombiana. Este proyecto está vendido en un 92 por ciento y sería entregado a finales del próximo año.

La compañía sigue adelante con proyectos de todo tipo en Cundinamarca y es por eso que crece con Cabo Verde en Ricaurte, Bahía Solero en Girardot y Akora en Tocancipá.

“Definitivamente la compañía tiene hoy un portafolio muy importante de proyectos lo cual nos permite estar muy sólidos y ofrecer con ello a nuestros clientes unas grandes oportunidades de inversión”, agregó el señor Díaz.

En materia de precios, comentó el Gerente, el 2017 fue un año de corrección, es decir que la vivienda y la construcción en general no superaron el dos por ciento anual lo que ayuda a corregir precios en vivienda nueva a finales de este año y en los inicios de 2018 con lo que vendrá una mayor dinámica en el sector.

Díaz aclaró que más que disminuir precios, se toman correctivos, lo que dicho de otra forma, si el Índice de Precios al Consumidor, IPC, cierra a razón del 4 o 4,5 por ciento y el salario mínimo es fijado a rangos del cinco o el seis por ciento hay una corrección siempre y cuando la vivienda haya crecido al 2 o 2,5 por ciento, medida que se podrá disfrutar en el 2018.

Recalcó que en Colombia no hubo burbuja con los precios de los inmuebles pues tan solo se aplicó la corrección de precios porque la llamada burbuja es cuando una vivienda costaba diez pesos, por citar un ejemplo y después apareció en seis o siete pesos, lo que no sucedió porque lo que sí se experimentó fue un crecimiento más lento, lo que hizo que se corrigieran los precios automáticamente y por ello hay un menor crecimiento en el precio de la vivienda.

Sobre Oikos Storage, Díaz sostuvo que ésta operación viene creciendo de manera importante porque era un segmento que no se tenía en Colombia y por ello la firma es pionera en ese mercado de bodegaje personalizado a nivel logístico.

Definitivamente, dijo Luis Aurelio Díaz, el crecimiento en Oikos Storage puede estar por el orden del 20 o 22 por ciento, con la confianza que los siguientes años seguirán por ese mismo ritmo.

Al tratar el tema de las tasas de interés, el Gerente General de Oikos apuntó que las tasas de interés de Colombia no se pueden comparar con los tipos de interés de países de primer nivel o de los llamados potencias, para este caso lo más consecuente, dijo, es hacer el parangón con países en desarrollo como es el caso de Argentina, Chile o Brasil. Sobre las tasas de interés, el constructor reconoció que Colombia tiene hoy unas tasas bastante importantes y bajas lo que permite que la economía genere un dinamismo diferente siempre y cuando esa caída en los intereses no se quede en los bancos sino que permanezca en el mercado final para que quienes hacen sus compras gocen de esos beneficios con el menor costo del dinero.

De cara al nuevo Presidente que elegirá Colombia y a la llegada del nuevo gobierno, Díaz consideró perentorio hacer ajustes en la política asistencialista porque ésta no está llevando al país a buen puerto toda vez que lo que nada cuesta no se valora y el dinero que llega como maná del cielo hace daño y precariza las cifras laborales de una nación. En ese sentido el empresario le pidió a quien llegue a la Casa de Nariño, acabar con el sistema de casas gratis porque este modelo no genera un mensaje positivo a la sociedad.

“Creemos que lo que debe hacer el ejecutivo es subsidiar las viviendas, dar tasas preferenciales y llevar subsidios de apoyo a los más necesitados, pero dentro de esa política de apoyo a los más vulnerables, que la compartimos, si nos apartamos del regalo de viviendas porque eso sienta un mal precedente y lleva un mal mensaje a quienes si trabajan y hacen un esfuerzo por tener un techo. Es por todo esto que le pedimos respetuosamente al nuevo gobierno, sea el que sea, que genere muy buenos subsidios de apoyo para quienes adquirir vivienda sin que este auxilio se convierta en un regalo”, puntualizó el Gerente.

Díaz se refirió también a la ley de arrendamientos y aseguró que dicha ley necesita formalizarse un poco ya que sigue siendo muy informal, empero aclaró que todo eso es un proceso que consideran en el Grupo, va por buen camino.

Como la dificultad de suelo para construir es escaso en ciudades como Bogotá y Medellín, el Grupo Empresarial Oikos seguirá haciendo una apuesta importante en ciudades como Ibagué, Barranquilla y otras en las que estará porque considera que sigue habiendo un déficit habitacional que se puede atender de manera importante en 2018.

Comprar en Miami no es tan fácil

Las ofertas de vivienda en Miami, dijo Díaz, no se puede ver o analizar como competencia para los constructores colombianos porque en principio está el tema de la tasa de cambio que hace que la inversión estipulada sea mucho más onerosa.

Explicó que la valorización en Miami ha tenido un represamiento importante en los últimos dos años porque ya no se ven valorizaciones en la zona de La Florida como era usual antes, es decir hace cuatro o cinco años, lo cual ya no es negocio invertir en La Florida.

“La gente compra en Estados Unidos por tener algo de su patrimonio en el exterior, más allá que sea un negocio rentable en este momento”, dijo.

En materia de inversión, Díaz aclaró que Bogotá tiene hoy unos precios altos en el metro cuadrado para construir o en construcción sin embargo, dijo que pese a eso dista mucho de ciudades como Sao Paulo o Santiago que tienen un nivel muy alto. Bogotá y otras ciudades, precisó, siguen siendo competitivas en algunos sectores como el tres y el cuatro en donde hay muy buenas oportunidades, no así en el estrato seis.

Finalmente Díaz dijo que el tren de la Sabana, ese que entra por Funza y llega a Mosquera conectando con Bogotá es muy necesario para atender a toda la población flotante que labora en la capital. “Eso ya está trazado y por lo mismo es muy urgente que el Distrito y la Gobernación se pongan de acuerdo porque no podemos seguir teniendo un volumen tan alto de gente que trabaja en Bogotá y vive a las afueras sin una facilidad de acceso que permita calidad de vida y menos impacto a la ciudad”.

Visto 536 veces