Jueves, 16 Agosto 2018 13:50

Mercado de oficinas en Bogotá aumenta 7.8 por ciento

Por

El inventario de edificios de altas especificaciones (A+) llega a los 1 007,947 m² 3.2% más que el trimestre anterior.

Pese a la finalización de las elecciones presidenciales, el gabinete gubernamental en proceso de transición y la especulación en torno a la normativa de la actividad edificadora, el informe entregado por la multinacional CBRE, refleja que el sector toma un nuevo aire que permite a inversionistas y desarrolladores, ubicarse en una posición de riesgo más transparente, en un mercado que muestra crecimientos de la oferta finalizada por el orden del 2.5%, respecto al primer trimestre de 2018 y 7.8 % más que el mismo periodo del año anterior.

“Durante el segundo trimestre del año, existieron aproximadamente 2.5 millones de metros cuadrados, 7.8% más que el mismo periodo del año anterior, distribuidos principalmente en edificios clase A+ y A, que representan el 81% del total construido”, aseguro el Director de Inteligencia de Mercados en CBRE Colombia, Jhon Alexander Arévalo.

De igual forma, ingresaron al inventario competitivo cerca de 66.000 metros cuadrados en proyectos ubicados en los corredores de Salitre y la calle 100, representados en edificios de altas especificaciones. Para el segundo semestre del 2018, se espera que el inventario total se ubique cerca de los 2.7 millones de metros cuadrados.

Hasta la fecha se encuentran en total 329,246 metros cuadrados en estado de construcción y destacamos la culminación de proyectos como el Plaza Claro, Torre 100 11 B y Cortezza 93. En términos de licencias de construcción a corte de junio del presente año, se disminuyó el licenciamiento en 6.3% en usos no habitacionales, que en parte responde a la especulación política, así como a las menores dinámicas comerciales que mostró el sector en los periodos anteriores”, señala el Director de Inteligencia de Mercados de CBRE.

En lo recorrido del año la capital del país mostró un ritmo de ejecución alto en obras de ingeniería civil, según las cifras del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU).

“Las obras de mayor representación continuaron en la construcción de vías y calles para la ciudad, dentro de las que se destaca la conexión vial de la calle 63 entre las avenidas de la Constitución y Boyacá, lo que supone mayores urbanismos en algunos submercados, que mejoran la movilidad y la seguridad, favoreciendo en términos de renta promedio de aquellos proyectos beneficiados por estas obras”, concluyó Arévalo.

 

Visto 218 veces