A raíz de los recientes acontecimientos relacionados con las graves fallas en diseño y ejecución de las obras civiles en Colombia, la nueva normativa de Vivienda Segura pone en cintura a los constructores.