Aunque la inversión en participaciones o derechos fiduciarios inmobiliarios existen desde hace varios años en Colombia, estos se han extendido a otras opciones.

Hay más de 42.000 clientes en sus fondos de inversión colectiva. La meta de la entidad para 2017 es alcanzar 55.000 clientes en fiducia de inversión.

Para el gobierno esta es una medida que le abre las puertas a la inversión y a la dinámica económica en un sector importante en la economía colombiana.

El monto administrado por Fidubogotá a través de los fondos Sumar y Fidugob supera los 6.5 billones de pesos.