Uniagraria abrió el debate sobre la calidad con la que se forman los ingenieros civiles de hoy y los del mañana. Alarma e inquietudes.