Esta ferretería con pasado en el municipio de Gigante les enseñó a los opitas que quien persevera alcanza y que el dinero está hecho para quien trabaja, es tozudo y no deja de producir ideas.