A partir de julio se podrá acceder al menos a 30 diferentes criptomonedas como Bitcoin en 15 idiomas diferentes, excepto en Japón y Estados Unidos.