Con la decisión, la Superintendencia de Sociedades le pone punto final a uno de los procesos de liquidación más emblemáticos del sector ganadero.

La solicitud de reorganización fue presentada directamente por el representante legal de la sociedad con el visto bueno de la junta directiva.

Se estima que en procesos de reorganización se han procurado preservar más de 61 mil empleos.

De acuerdo con el Inventario, en la actualidad existen bienes por $235.959 millones y saldos por cubrir a los afectados por $207.082 millones.

Según los informes reportados a la Superintendencia de Sociedades la cifra alcanzó los $587.036 millones, $173.438 millones de pesos más que en 2015 cuando se registraron $413.598 millones.

Entre las causas de su crisis la empresa mencionó el impacto del paro camionero, la presencia de agentes irregulares en el sector y la alta rotación entre sus empleados.

La solicitud de admisión al proceso de reorganización fue presentada directamente por el representante legal de la sociedad en línea con la decisión de tomada por la asamblea general de accionistas el 30 de marzo de 2016 y por la junta directiva del 29 de noviembre de 2016.

Las sociedades que pretendan desarrollar la actividad de mercadeo multinivel, deben establecer una sucursal en territorio colombiano. Las personas naturales no podrán actuar como compañías multinivel.

La decisión obedece a que Comercializadora Imayo S.A.S no cumplió requerimientos de la Supersociedades, quien le solicitó información relativa a la crisis empresarial.

La decisión se tomó luego de que funcionarios de la entidad constataran que la constructora no estaba realizando su objeto social, ni renovó la matrícula mercantil.

Página 1 de 3