Algunos productores dicen que sienten una presión sistemática de los especuladores por acabar con la caficultura en Colombia, pero valientes aseguran que lucharán por una actividad que tiene renta, si se quiere, historia y futuro.

Publicado en Tomemos Café

Los productores aseguran que no es justo seguir de rodillas ante una industria que llena sus bolsillos de dólares mientras el caficultor se arruina y trata de sobrevivir con unas migajas.

Publicado en Tomemos Café

En algunas áreas del país, los granjeros han cosechado café robusta que no lleva granos en su interior o que tiene granos más pequeños de lo normal.

Publicado en Tomemos Café

La nueva modalidad de transporte del grano es una prueba piloto que abarataría el costo de la exportación y beneficiará a productores y comercializadores. El tren para muchos es sinónimo de competitividad y opciones logísticas.

Publicado en Tomemos Café

Según el gremio cafetero, la medida del gobierno mata la posibilidad del crecimiento del consumo interno de café.

Publicado en Tomemos Café

Los caficultores huilenses están de fiesta porque lo que empezó como una aventura en la segunda década del siglo XX logró afianzarse como una muy bonita y rentable realidad.

Publicado en Tomemos Café

Los productores han estado al vaivén de un mercado que fue distorsionado con la caída del pacto cafetero en 1989. Desde entonces reina una especulación que llevó a la quiebra a más de un caficultor, enriqueciendo fondos y multinacionales.

Publicado en Tomemos Café

Mesa de trabajo permanente entre el Gobierno y la Federación analizará y definirá el precio de referencia a partir del cual se activará la ayuda.

Publicado en Tomemos Café

Las irrisorias remuneraciones no pagan ni siquiera los costos de producción lo que hace que muchos estén aburridos en tanto que las multinacionales siguen enriqueciéndose gracias a la ruina del productor.

Publicado en Tomemos Café

Los cafeteros del Huila aseguran que el deterioro en la cartera es la consecuencia de una lánguida remuneración que no paga costos de producción ni las deudas bancarias.

Publicado en Tomemos Café
Página 1 de 7