Viernes, 20 Noviembre 2015 09:20

Empresarios que conformen carteles deben ir a la cárcel: Superindustria

El gobierno considera que las empresas deben jugar limpio y dar ejemplo porque de lo contrario deben someterse a la justicia.

Por 

Enviado especial a Cartagena

La superintendencia de Industria y Comercio consideró de vital importancia hacer uso de las herramientas jurídicas para poner tras las rejas a los empresarios a los que se les compruebe que hacen parte de la conformación de cárteles para manipular el mercado tal y como ha pasado durante los últimos años, no solamente en Colombia sino en el mundo.

El Superintendente de Industria y Comercio, Pablo Felipe Robledo, indicó que es tan grande el perjuicio que se genera en la economía y en el bolsillo de los consumidores por este flagelo que ya hay méritos para privar de la libertad a quienes en nombre del empresariado cometen delitos tan delicados como la concentración de mercado.

Para el funcionario quienes hayan hecho parte de un acuerdo restrictivo de la competencia no pueden ni deben estar en el sector real de la economía generando todo tipo de detrimento.

Según indicó el Superintendente ya está listo un proyecto de ley que será puesto a consideración del Congreso de la República y que busca que los empresarios que no jueguen limpio paguen con cárcel y se les prive también de contratar con el estado por un periodo determinado, pero que puede ser mayor o definitivo de acuerdo a la gravedad de los hechos.

Sobre las penas a los llamados carteles de la producción nacional, Robledo sostuvo que estas se han impuesto históricamente en varios sectores y por eso consideró fundamental endurecer las penas y las multas para acabar de una vez por todas con un problema que aparte de corrupto es inequitativo y letal para una economía de competencia libre.

Los carteles, enfatizó, han operado durante muchos años, pero aclaró de igual manera estos han recibido penas ejemplares y multas onerosas tal y como sucedió con el sector del azúcar el cual, aseveró, sigue bajo la lupa de la Superintendencia porque nadie puede decir que es caso juzgado.

Reconoció que este tipo de delito, la conformación de carteles o la manipulación irregular del mercado, es fuertemente castigado en otros países en donde las multas son inmensamente grandes porque se trata de disciplinar a determinados agentes de la economía.

Sobre la distorsión de la competencia, Robledo dijo que el ordenamiento colombiano establece un listado enunciativo de prácticas susceptibles de deformar el mercado y estas tiene que ver con todo acuerdo entre dos o más empresas que prevenga, restrinja, o distorsione la competencia como tal. De igual manera la norma instaura que toda conducta abusiva por parte de los agentes económicos que tengan una posición dominante en el mercado y ciertos actos unilaterales realizados por empresas son actos de mala fe que deben ser intervenidos y metidos en cintura.

La Superintendencia de Industria y Comercio es clara al precisar que en Colombia están prohibidas las integraciones económicas que sustancialmente contraigan la competencia y que no compensen con eficiencias. De igual forma, el Régimen de Competencia contempla, según el señor, Robledo, los actos de competencia.

El Superintendente cuestionó duramente los carteles y dijo que estos son inconvenientes y perversos porque las empresas que los conforman pactan precios, definen cuotas de producción y se reparten ilegalmente el mercado. Explicó que los carteles se crean para acabar con la presión que surge de la competencia y afirmó que si no existieran los “carteles” habría precio bajos e innovación en la fabricación de productos o producción de los mismos con un alto componente de calidad, pero insistió que con los pactos comerciales en la sombra tan solo pierden los consumidores.

En materia de posición de dominio, el funcionario anotó que el artículo 50 del decreto 2153 de 1992 es claro en señalar como abuso por posición dominante la fijación de precios por debajo de los costos de producción, la aplicación de condiciones discriminatorias para operaciones equivalentes que pongan a un consumidor o proveedor en situación de desventaja frente a otro consumidor o proveedor de condiciones similares y la misma subordinación del suministro de un producto a la aceptación de obligaciones adicionales que por su naturaleza no constituían el objeto del negocio.

También hay posición dominante cuando se hace una venta a un comprador en condiciones diferentes a las de otro comprador con el fin de disminuir o eliminar la competencia del mercado entre otras irregularidades.

El Superintendente de Industria y Comercio, Pablo Felipe Robledo, participó en el Gran Foro, “Construcción Colectiva de un Patrimonio de la Humanidad, Memoria del Pasado, Conciencia del Presente e Inteligencia del Futuro que se cumple en Cartagena con ocasión de la celebración de los cien años de la ciudad amurallada, evento que lidera la Cámara de Comercio de Cartagena.

Industriales respaldan la gestión por la honestidad

El presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, ANDI, Bruce Mac Master, le dijo a Diariolaeconomia.com que las sugerencias y peticiones de la Superintendencia tienen todo el asidero y manifestó que los empresarios legalmente constituidos son defensores de la competitividad, de la libre competencia y del libre mercado.

En ese orden de ideas, afirmó, la ANDI suministra toda la información que la Superintendencia requiera y colabora con todas y cada una las solicitudes de la entidad de vigilancia.

“Nosotros creemos que entre otras cosas las medidas por las cuales dispone en este momento el Superintendente o la Superintendencia son suficientes y el hecho es que se han producido sanciones que algunos consideran extraordinariamente altas, de manera que con las herramientas que tiene hoy la Superintendencia nosotros estamos convencidos que ellos pueden jugar muy bien su papel, como lo ha venido jugando durante el último tiempo”, concluyó el señor Bruce Mac Master.