Martes, 27 Marzo 2018 21:13

Universidad de Cundinamarca mantiene reclamación de transferencias

La audiencia pública en la que la Universidad de Cundinamarca reclama ante el Gobierno Nacional el pago de las transferencias de 1993 y 1994 fue declarada fallida.

Por 

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca declaró fallida la audiencia pública de pacto de cumplimiento de la acción popular instaurada por la Universidad de Cundinamarca en contra de la Nación representada a través del Ministerio de Hacienda y Crédito Público y Ministerio de Educación Nacional con el propósito de que sean aparados los derechos e intereses colectivos de la Institución.

La audiencia pública buscaba una conciliación entre las partes para llevar a cabo un pacto de cumplimiento de parte del Estado para que se pague a la Universidad de Cundinamarca las transferencias de los años 1993 y 1994 y el reajuste de la base de transferencia a fin de garantizar el servicio público educativo.

“Sigue una etapa de pruebas. Se hará llegar elementos de convicción al Tribunal Administrativo de Cundinamarca y posteriormente vendrá el fallo que pondrá fin al proceso y del cual esperamos sean amparados los derechos e intereses colectivos y se garantice la prestación del servicio público educativo en términos de eficiencia y calidad”, explicó Guillermo Ernesto Polanco Jiménez, abogado demandante y representante de la Institución.

Cabe destacar que la Universidad de Cundinamarca es una institución del departamento, que reclama justicia y equidad para los más de 13.901 estudiantes, que pertenecen a las ocho sedes que ofertan programas académicos: Fusagasugá, Girardot, Ubaté, Chía, Zipaquirá, Chocontá, Soacha y Facatativá.

Actualmente la Universidad de Cundinamarca tiene la base de trasferencias congelada bajo una política de actualización monetaria y nunca creciente como consecuencia de que la Nación no realizó las trasferencias de los años 1993 y 1994, y dónde no se tuvo en cuenta para el año 1995 el reajuste en la entrega de esos recursos con base en el presupuesto de rentas y gastos de la UDEC.

Ante la insuficiencia de recursos que posee la Universidad se ha tenido que realizar grandes esfuerzos para cumplir con los requerimientos de calidad exigidos por la Nación como financiación para formación docente a nivel doctoral, convocatoria de profesores de planta, inversión en investigación, fortalecimiento a las bibliotecas, laboratorios, internacionalización e infraestructura.

En términos de justicia y equidad para los estudiantes del Departamento de Cundinamarca, la UDEC en cabeza del rector, Adriano Muñoz Barrera, mantiene su intención de velar y reclamar por vía jurídica los derechos e intereses colectivos de la comunidad educativa, el acceso y protección del servicio público educativo y la autonomía universitaria.

Rendición de cuentas de la Universidad de Cundinamarca

Como es responsabilidad ante la administración pública, la Universidad de Cundinamarca invitó a toda la comunidad académica, graduados, medios de comunicación, autoridades municipales y departamentales a la audiencia de Rendición de Cuentas, Abierta y Clara, en la que se presentará el manejo de los recursos, proyectos y gestiones adelantadas en la vigencia anterior.

“El 2017 fue un año con grandes logros en el proceso de Investigación: 24 grupos de investigación categorizados ante Colciencias, de los cuales uno logra la categoría A, 39 investigadores categorizados y dos patentes son resultados de la gestión por resultados durante ésta vigencia”, explicó José del Carmen Correa, director de Planeación de la Universidad de Cundinamarca.

A esto se suma, la consecución de la acreditación en alta calidad del programa Licenciatura en Educación Básica con énfasis en Ciencias Sociales; la certificación de Buenas Prácticas Ganaderas (BPG), concedida por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) a la granja la Esperanza Fusagasugá; la recertificación ISO 9001:2008 a los procesos misionales y la consolidación de los campos de aprendizaje ante la comunidad son muestra de los avances importantes en el cumplimiento de la misión del alma máter.

Estos resultados se dieron gracias al compromiso, responsabilidad y trabajo del equipo administrativo y de la academia que se consolidaron bajo la visión del Plan Estratégico 2016–2026 y el Plan de Desarrollo 2016–2019.