Martes, 24 Febrero 2015 14:15

Colombia experimentará nueva crisis hipotecaria: Hernández

Por

Los elevados precios del suelo y la dificultad para pagar soluciones de vivienda están conllevando a tener otra dificultad en la parte hipotecaria.

Por Germán Enrique Núñez

En una charla con Diariolaeconomia.com, el ex presidente de la Corte Constitucional, José Gregorio Hernández Galindo, aseguró que Colombia no está muy lejos de una nueva crisis hipotecaria y sostuvo que el invento de la Unidad de Valor Real (UVR) fue un rotundo fracaso.

“La UVR no fue nada efectiva porque sencillamente el gobierno de la época encabezado por Andrés Pastrana como Presidente de la República y por los ministros de Hacienda, Juan Camilo Restrepo y Juan Manuel Santos se inclinó a favorecer a las entidades financieras y no a los deudores”, anotó Hernández.

Explicó que lo que hubo finalmente fue un cambio de nombre del UPAC a la UVR y cuestionó el hecho que los criterios que estableció la Corte Constitucional no fueron cumplidos y por el contrario fueron desatendidos por el gobierno del momento.

Apuntó que inclusive la Junta Directiva del Banco de la República, presidida en ese momento por el Ministro Juan Manuel Santos, optó por establecer unas tasas de interés altas. “Todo lo que la corte plasmó en las sentencias relativas al UPAC y a la UVR fue desconocido por la Superintendencia Bancaria hoy Superintendencia Financiera, pero en esa época la Superintendencia Bancaria que favoreció primordialmente a las instituciones financieras, a los Bancos y no a los ciudadanos, especialmente a los deudores, entonces para muchas familias siguió significando éste sistema de la UVR una forma de pérdida de todos sus ahorros y de sus viviendas”.

Manifestó que no pocas personas han tenido líos para pagar sus obligaciones lo que las ha llevado a perder su inmueble. Hernández insiste en que nada ha cambiado, asegura que todo sigue igual. “Si eso lo complementamos por el hecho de que los jueces civiles, incluida la Corte Suprema de Justicia, se han inclinado por opciones distintas a las que señaló la Corte Constitucional, pues encontramos que en la práctica éste cambio del UPAC a la UVR salvo lo que se pudo hacer en el sentido de reliquidación de créditos no fue muy efectivo, especialmente para los deudores”.

Hernández Galindo precisó que dadas las condiciones del sector vivienda, se inclina más por la cercanía de una segunda crisis hipotecaria la cual en su concepto llegará tarde o temprano porque todo apunta a un nuevo revés.
“Esa coyuntura se dará por la manera desequilibrada en que se contratan los créditos hipotecarios y porque a los deudores les cambian la reglas de juego”, anotó.

El reconocido jurista consideró que el sector financiero no estuvo a la altura tras la socialización de las pérdidas en donde al colombiano de a pie le tocó mandarse la mano al bolsillo para que las entidades de crédito no colapsaran.

“Ese sector nunca ha estado interesado en prestar un servicio que verdaderamente satisfaga las necesidades de los usuarios, la banca se inclina solamente por las ganancias y el problema que tenemos en Colombia son las elevadas tasas de interés para los préstamos bancarios en todos los ramos de la actividad económica. Ese es un problema que los gobiernos tampoco han querido atender”, afirmó Hernández.
El hoy decano de la facultad de derecho de la Universidad del Sinú, reconvino al estado colombiano por cuanto manifiesta que este ha venido favoreciendo a los Bancos porque siempre sale en su auxilio cuando comienzan a ganar un poco menos. “Infortunadamente le interesa poco o nada lo que le pase al usuario del crédito, al deudor o a aquel que aspira a obtener un crédito porque dicho sea de paso, hay muchas dificultades para el acceso al crédito, hay demasiadas exigencias, por ejemplo para los agricultores, para los industriales o para las personas del común”.

De igual forma, expuso, las personas de clase media que quieren acceder a un préstamo con el sistema financiero lo ven bastante complicado y lo preocupante es que después, cuando las cosas se le complican a ese usuario de crédito vienen los problemas en donde tampoco hay un sistema justo desde el punto de vista del trámite judicial y muy pronto la gente se encuentra con quiebras o con situaciones de pérdidas de sus bienes o de sus ahorros.

Una economía con probidad

Hernández asevera que Colombia está en un sistema constitucional que ha prodigado el Estado Social de Derecho para garantizar una economía que le sea útil a la colectividad y no un sistema o modelo que se desenvuelve favoreciendo a unos pocos.
“Necesitamos aplicar los criterios propios del Estado Social de Derecho lo cual es bastante difícil porque los gobiernos proclaman cumplir la constitución pero en la práctica no lo hacen y por el contrario prodigan disposiciones como las que se plasmaron en la reforma constitucional del año 2011, que hablan del principio de sostenibilidad fiscal y con el cuento de la sostenibilidad fiscal se atropellan muchas veces los derechos, inclusive los fundamentales”, dijo.

Lo ideal para una sociedad que quiere sacar provecho de una sana economía, argumentó, es aplicar con todas sus consecuencias, los principios del Estado social y Democrático de Derecho.

Visto 702 veces