La audiencia pública en la que la Universidad de Cundinamarca reclama ante el Gobierno Nacional el pago de las transferencias de 1993 y 1994 fue declarada fallida.