La decisión obedece a que Comercializadora Imayo S.A.S no cumplió requerimientos de la Supersociedades, quien le solicitó información relativa a la crisis empresarial.