Martes, 07 Junio 2016 22:11

En junio, posible estabilidad de tasas en EE.UU e incremento en Colombia

En mayo, se crearon 38 mil nuevos empleos en la Unión de Estados Americanos, lo que considera la Reserva Federal como el nivel más bajo desde finales de 2010.

Por 

Por Julián Cárdenas Fonseca
Analista de Portafolios Especiales de Protección

El mal dato de empleo en los Estados Unidos y el más reciente discurso de Janet Yellen moderaron las expectativas del mercado frente a un posible cambio en las tasas de interés. A nivel local, el flojo desempeño de la economía en el primer trimestre y un repunte de inflación en mayo, pone un mayor grado de dificultad a la tarea del Emisor para la próxima reunión el 22 de junio.

La cifra de empleo en los Estados Unidos fue tan mala que prácticamente se descarta la posibilidad de un incremento en las tasas de interés a finales de este mes.

En mayo, se crearon 38 mil nuevos empleos, muy por debajo a lo esperado por el consenso de los analistas del mercado (160 mil), a lo que considera la Reserva Federal (FED) como un nivel alineado a las expectativas de largo plazo (cerca de 100 mil) y representa el nivel más bajo desde finales de 2010. No siendo esto suficiente, la cifra de abril fue revisada a la baja de 160 a 123 mil empleos.

Mientras que en mayo la tasa de desempleo fue de 4.7%, inferior a lo reportado en abril (5%) y motivado por razones que en el fondo no son tan buenas. En parte lo anterior se explicó por una caída en la participación laboral a 62.6%, cerca de los niveles más bajos en 40 años, un descenso en el número de personas que buscan empleo y en la población económicamente activa.

Otra variable que se conoció la semana anterior en los Estados Unidos fue el índice del sector de servicios. En mayo, el índice ISM de servicios se ubicó en 52.9 unidades, inferior a lo registrado en abril (55.7). Si bien el índice ha estado por encima del límite de expansión del sector (50 unidades) por más de seis años, la desaceleración no deja de ser preocupante, si se tiene en cuenta que en la economía estadounidense cerca del 90% de la fuerza laboral trabaja para el sector de servicios.

Lo anterior se reflejó de manera clara en el reporte ya mencionado por el Departamento de Trabajo. Por otra parte, el índice de manufacturas, para el mismo mes, alcanzó 51.3 unidades, ligeramente superior a lo esperado por los analistas (50.2) y a lo reportado el mes anterior (50.8).

Mientras Colombia estaba en día festivo, el optimista discurso de la presidenta de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Janet Yellen, evidenciaba un tono de preocupación y algo de desconcierto por la cifra de empleo del pasado viernes. Si bien la posibilidad de un incremento de tasa de interés sigue sobre la mesa, y posiblemente en el tiempo éstas llegarán por encima de 3%, es poco probable que en junio (14-15) o en julio (26-27) el Comité de Política Monetaria de la FED modifique la tasa de interés. Lo que si puede cambiar en la reunión de junio son las proyecciones económicas.

En Colombia, el crecimiento es bajo y la inflación alta. La semana anterior se conoció que la economía registró un crecimiento de 2.5%, inferior a lo reportado en el trimestre anterior (3.4%), explicado por la industria, la construcción y los servicios financieros. Mientras que el lastre de la economía fue principalmente el sector minero y la agricultura.

En mayo, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) publicó que la variación en el Índice de Precios al Productor (IPP) alcanzó el nivel más alto en 15 años, lo cual desalienta el temprano optimismo bajista registrado en la lectura del nivel de precios al consumidor de abril. En mayo, la variación anual en el IPP fue 8.15%, muy superior a lo reportado en abril (6.74%). En el mismo mes, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) fue 0.51%, superior a lo registrado en el mismo mes de 2015 (0.26%). Lo anterior motivado en parte por el grupo de los alimentos con una variación de 0.46% frente a lo registrado hace un año (-0.28%).

La más reciente cifra de empleo en los Estados Unidos disminuye la probabilidad de incremento (pronto) en la tasa de intervención. Lo anterior puede generar una respuesta favorable en el mercado accionario y posiblemente de debilidad en el dólar frente a las principales monedas del mundo. En el caso de Colombia, aunque la combinación de debilidad económica y altos precios complica la tarea de la Junta del Emisor, es posible que en junio se registre un nuevo incremento en la tasa de interés hasta el 7.5%.