Jueves, 20 Octubre 2016 16:48

Nuevo régimen para el Plan Vallejo

Actualmente las flores, frutas, perfumes, tejidos, azúcares y cacao, son algunos de los productos de exportación que más se benefician de esta herramienta comercial.

Por 

Por Camilo Reyes, Director Ejecutivo de la Cámara de Comercio Colombo Americana

Recientemente se llevó a cabo en nuestra Cámara una reunión del Comité de Comercio Exterior sobre el nuevo régimen para una mejor utilización del Plan Vallejo. Nos beneficiamos de las presentaciones de Luis Fernando Fuentes, del Ministerio de Comercio Exterior; Andrés Forero, de Forero Medina Abogados; Ricardo López, de Araujo Ibarra; Pablo Angel, de Posse Herrera Ruiz; Ingrid Díaz, de PWC; y Sandra Rozo, de Corona.

El Plan Vallejo es una herramienta creada en Colombia para facilitar el Comercio. Aparece por primera vez como parte de la estrategia diseñada por el gobierno de Alberto Lleras Camargo en 1959 para incentivar las exportaciones, y lleva el apellido de Joaquín Vallejo Arbeláez, quién posteriormente sería Ministro de Hacienda de Guillermo León Valencia.

El Plan permite el ingreso al territorio nacional de materias primas, insumos, bienes de capital y repuestos; libres de derechos de aduana, y otros impuestos a cambio de la realización de exportaciones por el mismo valor.

El desarrollo legislativo del Plan está contenido en: el Decreto ley 444 de 1967; el Decreto 688 de 1967 el 631 de 1985; la Resolución 1860 de 1999; y la Resolución 1964 del 2001. Con el objetivo de cubrir el área de servicios se expidió el Decreto 2331 del 2001. Por medio del Decreto 4269 del 2005 se trasladó a la Dian, y en 2015 por medio del decreto 1289 se devolvió al Ministerio de Comercio.

El nuevo Régimen para el Plan Vallejo está contemplado en el Decreto 1346 y por la Resolución 1649 del año en curso.

El Plan consta de tres programas: Para materias primas e insumos, para bienes de capital y repuestos, y para reposición de materias primas. El Plan Vallejo también beneficia la importación de maquinaria y equipos para la ampliación de la capacidad productiva de la empresa cuando el incremento de la producción se destina, en al menos un 70%, a la exportación.

En agosto estaban desarrollándose 464 programas para beneficiarse del Plan, 433 para materias primas y 31 para servicios. Hoy los principales productos de exportación que se benefician del plan son: hulla térmica, flores y rosas, bananos, puertas, marcos y ventanas, polipropileno, azucares y cacao, perfumes y aguas de tocador, tampones higiénicos, bombones, caramelos, tejidos de punto y dentífricos.

Los principales avances del nuevo régimen son:

La presentación de la documentación a través del sistema informático, en lugar de hacerlo en forma manual.

La solicitud se decide en un mes, lo que anteriormente tomaba de tres a seis meses.

En cuanto al control de los desperdicios del proceso productivo, ahora se requiere un informe del representante legal que se adjunta con la presentación del estudio de demostración, en la que se señale el destino de los residuos.

Se incluyen las asociaciones empresariales entre los posibles beneficiarios de programas de bienes de capital y repuestos.

Se reactiva el Comité de Evaluación. Se genera así una segunda instancia de revisión de algunos casos.

Ante el incumplimiento de las obligaciones se pueden expedir llamados de atención y la suspensión de importaciones.

Los programas se podrán cancelar ante conductas fraudulentas como: exportaciones ficticias; documentación falsa o utilización de medios irregulares para los trámites.

En cuanto a los grandes usuarios de los Sistemas Especiales de Exportación-Importación (SEIEX) se establece que estos podrán realizar, mediante certificación suscrita por el representante legal y una firma auditora externa, la demostración de compromisos de exportación. Igualmente se prevé para ellos la utilización del cupo rotativo y su inclusión como gran usuario en el sistema de riesgos de la de la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE) para los trámites de registros y licencias de importación.

El control de los cupos de importaciones se hará electrónicamente.

Esperamos que esta nueva normativa del Gobierno Nacional represente un mayor y más eficiente uso de esta herramienta.