Lunes, 09 Julio 2018 17:43

Guerra comercial y las primeras grietas en el crecimiento

Por

Según el mercado accionario, la guerra comercial la va ganando los Estados Unidos, cifras de empleo en los Estados Unidos muestran fortaleza pero algo de agotamiento.

Por Julián Cárdenas Fonseca, Analista de Portafolios Especiales

En lo corrido del año, el mercado accionario ha reaccionado negativamente al aumento de las tensiones comerciales, es decir, todos perdemos. Sin embargo, la reacción del mercado muestra que la guerra comercial la está ganando los Estados Unidos mientras que las expectativas frente al crecimiento global ya empiezan a mostrar algunas grietas, las expectativas de inflación algunos incrementos, la liquidez algunas restricciones y las monedas inestabilidad. Los factores idiosincráticos alteran los mercados emergentes como los latinoamericanos, pero en medio de la volatilidad observamos recuperación en México y Colombia, luego de sus procesos electorales.

El cambio en las tarifas arancelarias no genera movimientos en el mercado, pero sí en las expectativas de crecimiento e inflación en el mundo. La semana pasada, la agencia calificadora de riesgo Fitch Ratings advirtió que la escalada en las tensiones comerciales tendrá un mayor impacto de lo que inicialmente se había pensado. Si bien comentó que la imposición de tarifas es menor para materializar de manera importante el crecimiento global, la respuesta por parte de China, la Unión Europea, Canadá y México podría tener efectos por el lado de la oferta, lo que se traduciría en incremento en los costos a las importaciones, afectando las cadenas de producción y disminuyendo los salarios reales de los consumidores.

A pesar del mayor dinamismo económico y de los mejores resultados financieros de las compañías, en lo corrido del año hasta el 6 de julio, el mercado accionario global ha registrado una variación de 0.1%. Al cierre de la semana anterior, el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos anunció que en junio se crearon 213 mil empleos (esperado 195 mil), lo cual es una buena creación de empleo, pero la tasa de desempleo se ubicó en 4% (esperado 3.8%) lo que muestra algo de agotamiento en la parte alta del ciclo económico. En el balance, el mercado accionario estadounidense, según su índice de referencia S&P 500, acumula en lo corrido del año un incremento de 3.3%, mientras que el resto de las principales regiones del mundo (Europa, Japón, Asia, mercados emergentes, América latina, entre otros) han registrado retrocesos.

Aunque no todo se debe a las tensiones comerciales, buena parte del pesimismo y la preocupación tiene que ver con las medidas inciertas que en materia comercial pueden alterar la economía en los próximos meses. Esto ha tenido una reacción desfavorable a nivel global, en donde todos perdemos con menor crecimiento y mayores precios. Por ahora, según el desempeño del mercado accionario, la batalla la va ganando los Estados Unidos. Desde finales de enero, el índice de referencia de los Estados Unidos ha caído cerca de 4% mientras que el índice MSCI de China ha caído cuatro veces más.

En lo corrido del año, la mayor fortaleza del dólar, que en el caso de las principales monedas del mundo ha sido de 2.1% y en el conjunto de monedas latinoamericanas acumula un 8.5%, junto con otros factores idiosincráticos más lo anteriormente explicado, ha afectado las expectativas frente a los mercados emergentes. Según un reporte del Banco Santander, en la última semana hasta el 4 de julio, se tradujo en salidas cercanas a 780 millones de dólares de mercados emergentes donde solo América Latina cuenta con 342 millones de dólares y Brasil con 310 millones de dólares. No obstante, se destaca que después del proceso electoral en México, el Presidente electo Andrés Manuel López Obrador, quien busca acabar con la corrupción y la impunidad, ha moderado su discurso y ha mencionado recientemente un respeto por las instituciones. En el caso de Colombia, las cifras macroeconómicas han mejorado, existe tranquilidad política y el precio del petróleo ofrece mayor estabilidad fiscal. La semana anterior, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) dio a conocer que la variación en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en junio fue 0.15%, ligeramente superior a lo observado en el mismo mes de 2017 (0.11%) con lo que la inflación anualizada se ubicó en 3.2%. En contraste a la salida de flujos de inversionistas del exterior en Brasil, en México ingresaron la última semana cerca de 38 millones de dólares y en Colombia, un millón de dólares.

Con la entrada en vigencia de las últimas medidas arancelarias por parte de los Estados Unidos y de las reacciones de otros países, inicia una nueva fase en el conflicto que ha sacudido en 2018 a los mercados y ha deteriorado las expectativas de crecimiento global. Por ahora el impacto es menor, pero podría deteriorarse un poco más antes de llegar a un diálogo, lo que anticipa un escenario más desfavorable para los mercados emergentes. En medio de lo anterior, algunos países que por temas idiosincráticos se habían afectado, muestran recuperación y buenas oportunidades para el cierre del año. Luego de una corta semana por los festivos en los Estados Unidos y Colombia, los agentes del mercado estarán atentos a la publicación en los Estados Unidos de algunas medidas de precios y a las memorias de la última reunión de la Reserva Federal (FED).

Visto 176 veces