Lunes, 11 Marzo 2019 19:24

Lograr la conectividad privada multi-cloud a los proveedores de la nube

Por

La tecnología móvil pone en sus manos más capacidad de procesamiento y comunicaciones de la que muchas organizaciones tenían en todos sus centros de datos hace veinte años.

Por: Steve Sasse, Director para América Latina y el Caribe de Equinix

Dos de los avances tecnológicos más poderosos en la última década son la informática móvil y la computación en nube. La tecnología móvil pone en sus manos más capacidad de procesamiento y comunicaciones de la que muchas organizaciones tenían en todos sus centros de datos hace veinte años. La nube coloca los servicios, las aplicaciones y datos de forma eficiente y económica en ubicaciones ampliamente distribuidas, y a menudo remotas, para satisfacer las necesidades de expansión del mercado, soberanía de datos, entrega de nuevos servicios y procesamiento optimizado. Juntos, los dispositivos móviles y la nube han permitido que un mayor número de personas en todo el mundo obtenga los beneficios de una economía cada vez más digital.

Las empresas que han adoptado la nube para prestar servicios mencionan los beneficios cuantificables de CapEx (Gastos de Capital) y OpEx (Gasto Operativo) de esta estrategia. Sin embargo, las organizaciones ampliamente implementadas o distribuidas globalmente se enfrentan a la realidad de que se necesitan múltiples proveedores de servicios cloud para soportar las necesidades geográficas, de aplicaciones y de datos. Según el informe RightScale State of the Cloud, en promedio, una empresa utiliza más de cuatro proveedores de servicios en la nube para satisfacer sus necesidades. Aunque cada empresa es única en su necesidad de múltiples proveedores de nube, algunos de los principales impulsores de esta tendencia incluyen los siguientes:

Los datos heredados que residen en un entorno de nube deben ser accedidos por las aplicaciones alojadas en un proveedor de nube diferente ubicado cerca de una nueva empresa de negocios.

El cumplimiento con regulaciones como el GDRP requiere que los datos y las aplicaciones se alojen en el país de origen de éstos, incluso si se utilizan a nivel mundial.

Las aplicaciones críticas o las geografías remotas no son compatibles con un proveedor de nube específico, por lo que es necesario contratar a varios proveedores de cloud para satisfacer las necesidades comerciales de la empresa.

Los entornos multi-cloud presentan retos de seguridad y rendimiento, la necesidad de conectar servicios, datos y aplicaciones a través de múltiples entornos de nube presenta desafíos de seguridad y rendimiento. Con la frecuencia cada vez mayor de las violaciones de datos, la seguridad es una preocupación constante. El rendimiento, específicamente la necesidad de ubicar los servicios "en el borde" para reducir la latencia, también es una prioridad.

Los requisitos de seguridad y rendimiento de la conectividad multi-cloud se pueden abordar con confianza a través de las capacidades de las conexiones privadas y la virtualización. La conectividad privada en la nube, las redes definidas por software (SDN) y la virtualización de las funciones de red (NFV) proporcionan a las empresas un mayor control y flexibilidad en la gestión de la conectividad y la seguridad multi-cloud.

Alcanzar la nube a través de la interconexión privada elimina los riesgos de seguridad y rendimiento inherentes al uso de Internet público para conectar los entornos de nube. Las redes definidas por software facilitan a las empresas la configuración y administración de las redes. La virtualización de las funciones de red facilita la implementación de sus servicios donde sean necesarios, sin requerir de un hardware específico.

Una creciente demanda de conectividad privada a la nube, tomando el camino de menor resistencia, muchas empresas optaron inicialmente por usar Internet para la conectividad entre entornos multi-cloud. Con la ubicuidad de Internet, las conexiones eran fáciles de establecer y rentables. Desafortunadamente, desde el punto de vista de los riesgos de seguridad, la conectividad multi-cloud a través de Internet presenta múltiples puntos de vulnerabilidad.

A medida que las empresas mueven aplicaciones, datos y servicios críticos a entornos de multi-cloud, se observa una creciente demanda de interconexiones privadas entre empresas y proveedores de la nube. Evitar la Internet pública puede reducir significativamente las amenazas digitales a su red y recursos de datos y puede mejorar el rendimiento mediante la reducción de la latencia. En respuesta a la demanda de intercambios privados de tráfico, el Índice de Interconexión Global proyecta una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 48% en el consumo global de ancho de banda de interconexión en todas las industrias desde 2017 hasta 2021.

Opciones de conectividad con alcance global, la evaluar las soluciones de conectividad en la nube, es necesario buscar una plataforma que brinde acceso seguro a los entornos del cloud en ubicaciones globales donde se encuentran las aplicaciones, datos y clientes empresariales. La rápida implementación, la configuración y gestión centralizadas de la red y la capacidad de ajustar continuamente la red para optimizar la seguridad, el tráfico de datos y el procesamiento en entornos de nube ampliamente distribuidos son ventajas clave de un enfoque global de plataforma más SDN para lograr conectividad privada a la nube.

Funciones de red La virtualización mejora aún más la conectividad, las redes definidas por software también facilitan a las empresas el despliegue de servicios de red a través de redes ampliamente distribuidas. Los beneficios de la virtualización, que continúa reduciendo el costo de implementación y gestión de la infraestructura TI, ahora se aplican para replicar la funcionalidad del dispositivo de red en el software que se ejecuta en servidores de productos básicos. Esta virtualización de funciones de red permite a las empresas desplegar rápidamente funciones de red críticas, como enrutadores, firewalls, terminadores VPN y balanceadores de carga WAN, cuando sea necesario.

Mediante el uso de NFV, una empresa puede mejorar aún más la seguridad de las conexiones en la nube mediante la implementación de firewalls y enrutadores de próxima generación de NFV en múltiples puntos de presencia empresarial para garantizar que el tráfico dudoso se detenga antes de que llegue a las nubes de una empresa, a los usuarios o las TI local.
Al eliminar el retraso asociado con la adquisición, instalación y configuración del hardware, la virtualización de las funciones de red proporciona un ahorro significativo de tiempo y costos para las empresas con operaciones ampliamente distribuidas.

SDN, NFV y una plataforma de conectividad global para una conectividad privada segura y optimizada, las empresas que amplían el alcance de su presencia en la nube se enfrentan a la complejidad de administrar aplicaciones, datos y servicios ampliamente distribuidos. Afortunadamente, la combinación de una plataforma de conectividad global, redes definidas por software y virtualización de funciones de red está simplificando el proceso y reduciendo el costo.

La conectividad privada a la nube elimina los riesgos de seguridad y rendimiento de la conectividad a la nube de Internet. Las redes definidas por software facilitan el despliegue rápido, la configuración y la optimización continua de los controles de red. La virtualización de las funciones de red permite el despliegue casi sin esfuerzo de servicios de red en entornos de nube distribuidos globalmente. Juntos, estos recursos y capacidades permiten a las empresas administrar de forma eficiente y segura la conectividad, la seguridad y el rendimiento entre entornos multi-cloud.

Equinix, conecta a las empresas líderes del mundo con sus clientes, empleados y socios dentro de los centros de datos más interconectados. En 52 mercados en todo el mundo, Equinix es la compañía que permite que las empresas se unan para acceder a nuevas oportunidades y acelerar sus estrategias de negocio, IT y cloud.

Visto 141 veces