Publicado en Editorial
Lunes, 20 Febrero 2017 09:58

Nuestra sublime Colombia

Indiscutiblemente hay que aprender a querer y a valorar este país enorme, biodiverso y pluricultural en donde se sufre y se goza al sabor del ron y el sancocho, pero eso sí, pegados del Divino Niño y del Sagrado Corazón.

En el marco de la celebración de los 100 años de la Cámara se va a hacer evidente este proceso, a través del reconocimiento de los empresarios más incluyentes.