Las agencias calificadoras de riesgo dicen que los acuerdos de paz en Colombia pueden traer beneficios de mediano y largo plazo a la economía así como un impacto inmejorable en el crédito soberano.