La cuenta corriente, precisa el Banco, ha seguido su ajuste gradual y ordenado. Para el tercer trimestre, el déficit de cuenta corriente fue de 3.4% del PIB.

Existen riesgos en el escenario internacional que pueden afectar el ajuste ordenado del déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos.

La decisión contó con la aprobación de cinco miembros de la Junta. Los dos restantes votaron por mantener la tasa.

En Estados Unidos la Reserva Federal anunció que reducirá de forma lenta su nivel de activos financieros y aumentó la probabilidad de que en el presente año esta entidad incremente su tasa de interés de política.

En Estados Unidos la inflación sigue baja y con ello se redujo la probabilidad de incrementos de la tasa de interés de la Reserva Federal en lo que resta del año.

Las proyecciones del precio del petróleo y de los términos de intercambio para lo que resta de 2017 se redujeron, pero siguen reflejando aumentos respecto a los promedios registrados en 2016.

La demanda externa, sostuvo, sigue débil y se espera que su crecimiento sea algo mayor que el registrado en 2016. En este entorno, las primas de riesgo país han subido y el peso se ha depreciado frente al dólar.

El gremio que agrupa a las grandes y medianas cadenas de restaurantes dijo que lamentablemente fueron frenados planes de inversión y expansión porque no hay nada claro en materia económica y tributaria.

Las expectativas de inflación de los analistas para diciembre de 2017 y 2018 se sitúan en 4,45% y 3,57%, respectivamente.

Los comerciantes aseguran que los tipos de interés siguen muy elevados y pronostican más cierres de negocios que ya no reportan ventas importantes que les permita seguir en el mercado.

Página 1 de 3