En este momento el país está dividido, hay un claro deterioro institucional y aumenta la incertidumbre para los inversionistas.