La misión comercial turca quiere hacer negocios en Colombia y por ello miran sectores estratégicos para la inversión.

En este momento el país está dividido, hay un claro deterioro institucional y aumenta la incertidumbre para los inversionistas.