Miércoles, 10 Junio 2015 15:58

Fallece fundador de Super Ricas, pero la empresa vive

Con profundo dolor, la familia Super Ricas informó del fallecimiento de su fundador, Carlos Eduardo Silva.

Por 

Un inmenso pesar causó dentro de la comunidad empresarial y en el colombiano del común el fallecimiento del creador de Super Ricas, Carlos Eduardo Silva, quien dejó un legado de emprendimiento, trabajo, innovación y apuesta por el país.

Sus allegados y más cercanos colaboradores dicen que la vida del señor Silva fue ejemplo de templanza y perseverancia. Fue un hombre recio que nunca dejó de hacer realidad sus sueños, y los de sus colaboradores, aquellos que lo acompañaron durante 54 años, trayectoria que celebró el pasado 20 de mayo junto a los suyos, haciendo presencia en un emotivo evento.

Carlos Eduardo Silva nació en Anapoima, Cundinamarca, hace 90 años, pero fue Bogotá la ciudad que vio nacer una de las compañías más serias y sólidas del país, en una pequeña planta del barrio Rionegro, donde empezó la producción de papas fritas.

Su primera innovación fue la creación de la papa pollo, un hito en la industria nacional de pasabocas, que para 1961 aún no saborizaba los productos. La motivación de Carlos Eduardo Silva era acercar a las clases populares a ese sabor todavía reservado para los más adinerados.

A este primer éxito, que conquistó y sigue cautivando el paladar de millones de consumidores, le siguieron muchos más como Todo Rico, el primer producto en Colombia que mezcló los sabores favoritos de todos.

Carlos Eduardo Silva terminó Administración de Empresas en la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá y realizó estudios en Alta Gerencia en la Universidad de los Andes, en la misma ciudad. Obtuvo un Reconocimiento al Mérito por su labor en la industria colombiana, por parte de Fenalco en julio de 2014, fecha en la que también recibió un mensaje de la Presidencia de la República por su contribución al emprendimiento colombiano.

No obstante, el mayor reconocimiento lo recibió por parte de los más de 2.000 funcionarios y colaboradores directos e indirectos, para quienes él es y será el “Maestro de Maestros”, fundador de la “Universidad Super Ricas”, como denominaron ellos mismos a esta empresa que se convirtió en hogar y escuela de la vida.

“La vida de nuestro fundador es un testimonio para el empresario actual y para los futuros emprendedores colombianos: un testimonio de que es posible hacer empresa y hacerlo bajo firmes principios de ética, legalidad, equidad, respeto, lealtad, generosidad, solidaridad y responsabilidad individual y social”, aseguró Amanda Silva Bernal, gerente general de Super Ricas.

Super Ricas es una empresa que se afianzó como pionera, gracias al talento creativo y la vocación innovadora que le imprimió su Fundador. Así lo reconoció la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) en la celebración del quincuagésimo aniversario en donde agregó que muy pocas compañías, como Super Ricas, pueden mostrar a toda una familia trabajando al unísono para sacar adelante un proyecto empresarial.

Acerca del futuro de Super Ricas, Wiston Silva Bernal, directivo y gerente de la unidad de desarrollo, manifestó que cuando las organizaciones evolucionan y pasan de generación en generación muchas veces no se cuida la perdurabilidad. “En nuestro caso ahora somos Sociedad Anónima, con el propósito de estar siempre vigentes en el mercado. Estamos preparados, conocemos el mercado y somos capaces de orquestar el negocio”.

Para él es importante destacar que Carlos Eduardo Silva pensó en grande desde el principio, lo que se convirtió en el motor que ha permitido cumplir todas las metas organizacionales de esta gran industria, 100 por ciento colombiana, que le entrega a los consumidores sabores innovadores que quedarán para siempre en sus corazones.