Llegó la hora de poner las cartas sobre la mesa, de ser muy sinceros y definir qué tan posible es seguir en cultivos o ganaderías, o simplemente precisar quiénes deben cambiar de actividad económica.

El efecto de las reformas tributarias es un ejemplo claro de la manera irresponsable de manejar la economía del país. Gobierno y Fedearroz unidos por un fin común en la ruralidad.

Con la muerte masiva de avecillas e insectos de gran utilidad, está llegando el fin de la polinización, una labor determinante en la vida del hombre que hoy ve amenazada la seguridad alimentaria.

El gobierno anunció inversiones por 28.872 millones de pesos para llevarles beneficio a 2.189 familias del departamento que podrán acceder a mejoras en infraestructura, equipo y herramientas.

Este año, más de 400 mil campesinos colombianos tuvieron la oportunidad de acceder al financiamiento.

La situación mejora en productividad, pero lamentablemente no es la mejor en rentabilidad porque el negocio se queda en manos de intermediarios y agiotistas, las nuevas plagas de la ruralidad. Anuncian plan de alivio para el campo.

La enfermedad Huanglongbing (HLB) de los cítricos, es una bacteria sin cura conocida que ataca de forma devastadora el árbol, cerrando progresivamente los conductos por los que la planta toma nutrientes del suelo.

La CCI ha venido generando proyectos de proveeduría que garantizan beneficios a los productores y tranquilidad a los compradores de materia prima.

Este municipio de Cundinamarca tuvo una vocación agrícola de grandes magnitudes, pero hoy es un balneario que vive del turismo, el comercio y el rebusque. Las tierras que producían alimento, hoy son condominios.

Según los agricultores, el proceso de paz per se es algo favorable, pero requiere de tierra, semillas y de una economía solidaria que entusiasme a muchos a retomar las labores agrícolas y pecuarias. Dicen que Colombia Siembra fracasó.

Página 1 de 4