Sábado, 28 Octubre 2017 01:56

Comercio reportará año récord en caída de las ventas: Fenalco

Los empresarios no ven luz al final del túnel y aseguran que no saben de dónde saca el ejecutivo el argumento de que la economía toco fondo cuando el desplome sigue libre y sin piso cercano.

Por 

Los comerciantes colombianos lamentaron el alarmante comportamiento de la economía y precisaron que la situación es tan apremiante que el comercio cerrará el 2017 con un saldo en rojo tan agudo que será récord en adversidad de las ventas.

En diálogo con Diariolaeconomia.com, el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, Guillermo Botero Nieto, aseguró que las cifras atesoradas al mes de agosto fueron de menos 1,2 por ciento, en tanto que el acumulado del año reporta un preocupante menos 0,4 por ciento lo cual muestra que hay un alud con las cifras de crecimiento y que sin lugar a dudas, la situación es peor que terrible.

Por la tendencia, el presidente de Fenalco precisó que tal y como van las cosas no puede descartarse un lánguido crecimiento por debajo del uno por ciento y fue tajante al decir que la tendencia no permite descartar absolutamente nada.

“Lo que no me gusta es el cuento del gobierno en el sentido de que tocamos fondo y que todo va a mejorar, porque eso no es cierto, las cifras de la economía no están componiéndose. Me molesta que sigan echándonos el cuento ese, dizque estamos mejor que otros países de Latinoamérica porque eso es pura paja, estamos en la parte baja de la tabla, muy a tiro del descenso”, comentó el señor Botero Nieto.

Agregó que otro tema desgastado y de por sí aburridor es el de la cuenta petrolera porque ese es un asunto del pasado, además el petróleo está a sesenta dólares y Colombia exporta 850.000 barriles. Recalcó que el país no soporta más cuentos ni expectativas totalmente por fuera de la realidad.

El dirigente gremial aseveró que la salida al atolladero de la economía en donde hay crisis por la contracción de la demanda interna y la acumulación de inventario, puede darse por la vía de medidas audaces porque Fenalco hizo una propuesta de diez posibles salidas, pero el gobierno adoptó una a medias que fue la de fijar la tasa de usura mensualmente, pero cuestionó el hecho de que este indicador no fuera puesto a niveles de 1.25 sino a 1.50 de interés corriente.

Otra propuesta de Fenalco fue la de desregular porque sostuvo que en Colombia cada vez que sacan una nueva regulación, derogan dos, y fue por ello que tomaron la recomendación parcialmente. Añadió que por eso están mirando que hacen desde el ejecutivo para simplificar trámites, pero enfatizó que mientras todo eso acontece habrá que esperar resultados por lo que exclamó que ante esa expectativa, “amanecerá y veremos”.

Un alarmante saldo en rojo

En opinión del presidente de Fenalco, Guillermo Botero Nieto, no cabe la menor de las dudas que las ventas del comercio cerrarán con un saldo en rojo o en cero. No descartó que el PIB del comercio muestre crecimientos en promedio entre el 0,5 y el uno por ciento lo cual se afianza como el decrecimiento más perverso en muchísimos años porque el comercio siempre ha sido el jalonador de la economía hacia arriba.

“Lamentablemente estaríamos hablando de un record en adversidad, por lo menos durante el tiempo que yo llevo en la presidencia de Fenalco, que ya comienzan a ser bastantes años.

Sobre una nueva reforma tributaria dijo que para lo que sea, es necesario hacer un cambio en el estatuto tributario porque las empresas no pueden seguir pagando en las proporciones que hoy lo están haciendo y para reestructurar inclusive algunos puntos importantes en relación a las personas naturales que definitivamente van a tener que contribuir más. Estimó perentorio hacer algo con las pensiones altas, es decir aquellas que esté por encima de los cinco o seis millones de pesos. En síntesis, dijo, es bueno pensar en esa reforma tributaria, pero para corregir y mejorar muchísimas cosas.

Reiteró que si bien el momento de la economía es bien difícil, lo real es que si se le da al problema un manejo con audacia, todo podría enderezarse, pero apuntó que mientras sigan las timideces, el país no llegará a ninguna parte.

Sobre la campaña política de 2018, manifestó que no siempre hay que ver las elecciones como un sinónimo de problema en la economía toda vez que en esas campañas ha habido momentos buenos y malos aclarando que no necesariamente hay una relación de causalidad entre lo uno o lo otro, aspecto que tiene estudiado Fenalco. “Hay años electorales muy buenos y otros años electorales malos, pero todo tiene que ver con el curso de la economía que de por sí el año electoral”.

Al abordar el tema de la reactivación económica y el tiempo que ésta demandará, Botero expresó que todo dependerá de quien llegue a la Casa de Nariño pues habría que ver qué estrategia adoptará el nuevo Presidente de la República en materia económica.

En medio de todo Makro le apuesta al optimismo

Por su parte el Director de Operaciones de Makro Colombia, Andrés Ruíz, afirmó en este medio que aún en medio de las vicisitudes, la marca le sigue apostando a Colombia y reveló que no en vano el plan de inversión para todo lo relacionado con expansión en 2017 sumó 145.000 millones de pesos lo cual incluye la apertura de tres nuevas tiendas.

Después de entregar Makro de Puente Aranda en Bogotá, la cadena alista la apertura de las tiendas de Cajicá en Cundinamarca y la de Floridablanca en Santander. Al cierre de 2017 la firma tendrá 20 tiendas en Colombia luego de 22 años de permanencia en el mercado colombiano. Dentro de las cuentas, está previsto abrir dos tiendas adicionales en 2018.

Makro siguió ampliando sus alianzas estratégicas con banca y el mismo abastecimiento, todo con el fin de brindarle al cliente más posibilidades que tendrá bienes y servicios a precios muy competitivos.

Frente a la competencia con los nuevos formatos de comercio, Ruíz, explicó que en una economía como Colombia que tiene como característica la estabilidad y la confianza, es normal ver que lleguen nuevos competidores y nuevas propuestas comerciales. En ese sentido consideró importante especializarse en determinado tipo de cliente, conocerlo y desarrollar una propuesta de valor para ese demandante de productos que es en lo que Makro Trabaja. En este momento Makro es muy fuerte en sectores como cliente profesional, horeca y tenderos, nichos de enorme fortaleza.

Si bien hay consciencia del enfriamiento de la economía y de una contracción en los mercados, Makro aclaró que las inversiones realizadas en Colombia son el voto de confianza que hay en el país porque hay mucha confianza en el futuro de Colombia, teniendo en cuenta que se trata de situaciones puntuales de uno o dos años sin que ello interrumpa el proceso de crecimiento de Makro que llegó hace 22 años con ganas de permanecer por muchísimos años más lo cual exige mayores inyecciones de capital y mucha más confianza.

Sobre el IVA del 19 por ciento, el vocero indicó que los tres puntos adicionales generaron un impacto porque el consumidor experimentó un impacto considerable en su bolsillo porque como quiera que sea, ajustar una tarifa de semejante relevancia reciente a cualquier consumidor.

“Esta es una situación para todos los que nos movemos en este negocio, es una línea igual para todos los competidores y al final el cliente irá aceptando estos cambios y las nuevas reglas de juego que impone la economía”, afirmó el señor Ruíz.

Al hablar de la pérdida de confianza en el consumidor que viene muy deprimida, el Director de Operaciones de Makro indicó que una manera de recuperar ese indicador es invirtiendo, abriendo más tiendas y demostrar que la inversión de los almacenes llegó para un generoso largo plazo.

Los locales siguen muy costosos

Un lío adicional del comercio tiene que ver con el elevado valor de los locales, con los valores de los suelos para construir y con el abismal precio del metro cuadrado en ciudades como Bogotá y Medellín en donde la escasez de terrenos disponibles puso unas tarifas lejanas a cualquier presupuesto.

La situación es tan delicada que encontrar espacios grandes en esas ciudades es muy difícil lo que explica la salida de los nuevos formatos en el comercio por cuanto Makro tuvo normalmente tiendas con pisos de ventas superiores a los 5.000 metros cuadrados y hoy ante esa dificultad o falta de disponibilidad, las tiendas cuentan con pisos de venta de 2.000 y 2.500 metros cuadrados en promedio.

“Esa es la gran oportunidad, con eso debemos trabajar y eso obliga a ser flexibles y a acomodarnos a las circunstancias del mercado”, opinó.

Al ser Makro una tienda de inclusión social, no descartó la contratación de desmovilizados de la guerrilla siempre y cuando esto contribuya con mejorar la calidad de vida de las personas y alejarlas de un conflicto que lleva muchos años sin que ayude a dinamizar una economía que tiene todo para crecer y ser prospectiva.

Pese a las quejas y a las cifras que hoy muestra Colombia, Ruíz no escondió su optimismo y señaló que los próximos años pueden ser de mucha prosperidad para Colombia toda vez que pueden volver los crecimientos por arriba del dos por ciento, haciendo que sea uno de los países más atractivos de la región para seguir invirtiendo.

Sobre la situación actual, consideró que las economías suelen tener altos y bajos, aseguró que en los momentos más difíciles es cuando más eficiencia y mayor prudencia se debe tener. “En estas coyunturas es cuando más debemos sabernos mover”.

No descartó que en el tiempo, la economía reaccionará y es en ese momento en donde deben capitalizarse todas las oportunidades, que serán mucho más grandes.

El tema tributario, dijo, es complejo e invita a esperar en qué términos viene, si se hacen nuevos cambios, porque es un asunto fuerte que invita a tener paciencia y a mirar con calma en qué condiciones se plantea.

China que es el asunto de moda en mercados mereció un comentario de Ruíz quien dijo que este país asiático logró especializarse en la fabricación de productos para las grandes marcas del mundo de lo cual Makro no es ajeno. Empero, esas compras que se hacen desde hace años, la marca le apuesta al apoyo de productores colombianos que han mostrado más eficiencia en sus procesos y sistemas de producción.

“Nosotros apoyamos decididamente al proveedor colombiano porque es una manera de creer en el país, en nuestra mano de obra y en nuestros productores. En eso la prioridad de Makro está en trabajar de la mano con el proveedor colombiano”, señaló.

Argumentó que por los tratados de libre comercio y por ese ámbito de globalización de los mercados, lo más normal será que a futuro los supermercados y las grandes tiendas tengan en oferta una mixtura de productos entre chinos, nacionales y de otras latitudes porque el mundo se mueve, los mercados se mueven y en esas condiciones hay que estar abiertos, sin dejar de lado que la primera opción es el productor nacional.

Dejó claro que Colombia lleva muchos con desgravación arancelaria de lo cual todos han aprendido lo que explica que el país está mejor hoy que hace diez o quince años.

“Yo le apuesto a un país mejor, confío plenamente en Colombia y en su boyante futuro, soy muy positivo como lo es Makro porque Colombia va por un buen camino reconociendo que lo de este año obedece a situaciones puntuales de un ciclo, pero veo que hacia adelante estaremos mejor”, enfatizó.

La permanencia en Venezuela, especificó, es un acompañamiento a un país que ha crecido con Makro y dijo que amen de las dificultades y de los momentos de esa nación la marca se mantiene porque considera que los esfuerzos valen la pena porque se trata de acompañar a Venezuela en un momento complicado, pero lo ideal, dijo, es ir hacia adelante por la lealtad y la deuda de gratitud con una economía que en su momento fue vital para las tiendas.

“El problema grande es abastecimiento y por ello sería ideal abrir las fronteras porque solo así abría una oportunidad única para Venezuela y para Colombia. No podemos negar que Venezuela ha sido un aliado estratégico y comercial para Colombia y si en algún momento se vuelven a abrir esas fronteras sería algo muy interesante y afortunado. De todas maneras sigue siendo una marca muy respetuosa de la institucionalidad, eso es claro”, concluyó.