Viernes, 10 Noviembre 2017 16:55

Confirmado: Restaurantes no superarán las metas de los años anteriores

Los restaurantes reunidos en Barranquilla consideran que la economía no la pasa bien y ante esa perspectiva y la pérdida de confianza en el consumidor, no es mucho lo que se puede hacer.

Por 

La industria gastronómica de Colombia manifestó que hay en el sector un optimismo moderado y confió en que en el último bimestre logre darse un repunte importante en el consumo porque tal y como van las cosas es un hecho que el sector no va a superar las buenas metas reportadas años atrás entre otras cosas por la pérdida de confianza en el consumidor.

La presidenta de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica, Acodres, Claudia Barreto, le dijo a Diariolaeconomia.com que la dinámica del sector sigue dándose por cuanto la necesidad de comer le da al sector unos componentes diferentes al resto de las industrias, empero aclaró que el año cerrará con cifras no muy buenas y para el caso de algunos componentes de la cadena, el 2017 dejará graves daños y una afectación considerable.

“Otros reaccionaron a tiempo estableciendo variables en sus costos y en utilizar otras estrategias y mecanismos para amainar esos golpes de la coyuntura. En lo que sí hubo consenso fue en la necesidad de ingresar al mundo digital, de promocionar, hacer mercadeo e innovar a través de las distintas plataformas, situación que permitirá también tener un control mucho más riguroso de los costos y de los productos locales para que esos insumos que se integran al menú resulten un poco más económicos”, declaró la señora Barreto.

Otro frente que resultó afectado con la situación económica del país y con el marchitamiento en la demanda fue el empleo ya que la empleabilidad está en una media o en un promedio para restaurantes de 50 sillas o por debajo de esta cantidad aproximadamente, es decir unos 10,1 empleados para este segmento. La preocupación la disparó la reforma laboral que disminuyó el horario en donde se podía desarrollar ordinaria e indiscutiblemente muchos restaurantes optaron por variar ese horario u hora adicional toda vez que ese tiempo tiene un costo importante.

Si bien Acodres no quiere ser alarmista y quiere tener en un tema tan delicado toda la información y la precisión posible, lo cierto es que lo que se ha evidenciado es que se han dado unos ajustes en los temas de los horarios y de los servicios. El gremio insiste que aún no hay un estudio cuantitativo de desempleo, pero asegura que por todos los componentes de la economía en asuntos de desempleo hay un impacto importante.

“Precisamente una de las solicitudes que se están haciendo al Gobierno Nacional muy puntualmente es el hecho de que se reactive lo que fue la ley y que nuevamente impulse y saque prontamente la legislación de estímulos al primer empleo. Hay que recordar que este es el sector que más aporte de empleo joven le entrega al país”, anotó.

Sobre la posibilidad de una nueva reforma tributaria, Barreto afirmó que esos cambios al estatuto tributario se darán en el próximo gobierno porque al vigente prácticamente se le agotó el tiempo. Indicó que el problema no son las reformas tributarias sino la manera como se propongan y el contenido que traigan, aclarando que una cosa entra al Congreso y otra muy diferente sale. Para el gremio, el país empresario y básicamente los restaurantes no aguantarían ningún incremento tributario. Lo único que tendría buen recibo, sería la reducción impositiva porque más impuestos quiebran a más de uno en el sector real de la economía porque haría inviable los negocios.

“Tal y como están las cosas lamentablemente hay que reconocer que en algunos segmentos la nueva reforma tributaria ocasionó cierres o cambios en el modelo de negocio, pero esa dinámica en los restaurantes también se produce porque muchos inversionistas no hacen las debidas investigaciones antes de incursionar en un negocio complejo por demás”, apuntó.

Indiscutiblemente el 2017 es un año para el olvido porque a muchos sectores les fue muy mal como consecuencia de la contracción de la demanda interna, las elevadas tasas de interés que amén de los últimos recortes siguen siendo muy altas para el capítulo Colombia, del nuevo IVA del 19 por ciento y por una carga tributaria excesiva que, a decir de muchos, resta competitividad, desanima a los inversionistas y cierra empresas, aspecto que ya el país experimenta. Como si fuera poco, al sector le hicieron una reforma que los puso a pagar más recargos nocturnos y todo un compendio de cargas que hacen que no pocos estén por poner definitivamente la tranca en sus otrora prosperas puertas.

El nerviosismo es muy visible en algunas regiones como el Cauca, el Valle del Cauca y Nariño, sitios en donde además del impacto económico y del enfriamiento de la economía hubo bloqueos y líos de orden público que golpearon las ventas en una época muy clave porque en noviembre y diciembre es cuando más y mejores ventas se reportan, son meses en los que la expectativa aumenta positivamente.

Colombia prepara “Mestizaje” gastronómico

La presidenta de Acodres sostuvo en el IX Congreso Nacional de la industria gastronómica se puede aseverar que hubo una respuesta muy positiva además que por primera vez el gremio recogió todos los frutos de las copiosas solicitudes en el sentido de tener un sector articulado y conectado con las autoridades gubernamentales.

Dijo que como quiera que sea resulta una buena nueva escuchar del gobierno a través del ministerio de Comercio, Industria y Turismo el querer seguir trabajando al unísono y así poder empoderar toda la iniciativa estatal de “Colombia a la Mesa” y por esa vía realizar el proyecto “Mestizaje” que es un evento que será posicionado a nivel internacional para dar a conocer todo el potencial gastronómico de todas las regiones en un solo lugar, que para esta ocasión será la ciudad de Bogotá.

Cabe precisar que “Mestizaje” será un evento muy ambicioso que mostrará un país diverso, de colores y que tiene un sabor muy especial en cada región toda vez que la oferta gastronómica varía de acuerdo al sitio de la geografía por dónde se transite.

“Aquí va a estar todo el país gastronómico porque Colombia es un país de regiones, con muy buen sabor y recetas atávicas. La idea es utilizar muy bien este mecanismo que ha funcionado muy bien en países como España que cuentan con eventos de la talla de Madrid Fusión que ha resultado todo un éxito y en México con él Come Ya, así como en Perú con el famoso Mixtura. Nosotros vamos en esa línea y estamos seguros que en unos años tendremos uno de los eventos con mayor posicionamiento y mayor recordación, no lo dudo”, expresó la dirigente gremial.
La industria gastronómica quiere mejorar, le apuesta a las plataformas tecnológicas para fortalecer oferta y portafolio, quieren que el voz a voz, la mejor publicidad, lleve los más óptimos mensajes y le apuestan a seguir comprándole a Colombia todos los productos del campo porque hay conciencia que desde el sector primario hay necesidades y muy agudos problemas que se pueden solucionar única y exclusivamente en cadena.