Miércoles, 18 Julio 2018 14:31

Easyfly potencia flota, traza plan de expansión y consolida nombre

Por

Al cierre del primer semestre la aerolínea reportó un crecimiento del 48 por ciento en sus ventas lo cual superó el ejercicio a igual periodo de 2017. La empresa sigue creciendo en tráfico de pasajeros transportados.

La aerolínea Easyfly, una de las empresas más sorprendentes en la industria aeronáutica del país invertirá 97 millones de dólares en la incorporación de siete aeronaves tipo ATR con lo cual asegura su plan de expansión.

La empresa informó que del total de los aviones que llegarán, cinco lo harán en los próximos seis meses, empero precisó que con la nueva inversión la capacidad instalada de Easyfly crecerá en un sesenta por ciento desde el día uno de 2019.

El presidente de Easyfly, Alfonso Ávila, le dijo a Diariolaeconomia.com, que gracias a una gestión óptima en épocas favorables y en los mismos tiempos difíciles, la empresa logró afianzarse como líder en el mercado regional pues no en vano la marca logró un crecimiento en el primer semestre de 2018 del 48 por ciento en las ventas, cifra que acompañó con un repunte de dos dígitos en el tráfico de pasajeros transportados que llegó al 22 por ciento.

Por ese encomiable comportamiento la empresa le apostará a una inversión importante en dólares la cual hace parte de la ejecución del plan de flota así como de expansión de la compañía, una de las que más se metió en el corazón de las regiones colombianas que lograron conectividad con una propuesta segura, económica y puntual.

Según el Presidente de la empresa, con los siete nuevos aviones de la relación ATR42 y ATR72, con capacidad para 50 y 70 pasajeros respectivamente, se avecina la puesta en marcha de nuevas rutas con lo que la firma aspira a movilizar más de 1.6 millones de pasajeros, es decir que la empresa volará más lejos y atenderá más personas.

Para Ávila, con los recursos frescos que ingresarán a la compañía se nota que la economía toma un giro más amable, dejando ver la confianza inversionista y por ello al analizar las condiciones del país y del sector aéreo, Easyfly decidió invertir 97 millones de dólares en la incorporación de los nuevos siete aviones para fortalecer y aumentar la operación en Colombia.

“Estamos muy contentos y demasiado orgullosos con los resultados que hemos tenido este año”, agregó el señor Ávila.

Si bien se proyectan diez rutas adicionales, Easyfly mira un número superior con lo cual se espera crecer en un sesenta por ciento ya que es la oferta a la cual la firma le está apostando pues se está hablando de expandir el mapa de rutas.

Dentro de los nuevos destinos hay una cantidad que hoy no están servidos y por ello se va a originar desde Cali, Bogotá y Medellín. Así las cosas habrá ruta Bogotá-Bahía Solano, Cali-Guapi, Cali-Tumaco, Cali Quibdó y se abrirá la ruta Santa Marta-Bucaramanga entre otras.

Easyfly creará igualmente la línea de negocios turísticos con lo cual se le hace una propuesta de conectividad al país con más y mejores rutas, pero siempre fortaleciendo un portafolio que generalmente se traza para llevar soluciones integrales a las regiones. Hoy Easyfly hace presencia en 23 ciudades y con el nuevo plan de expansión la compañía estará en 33 ciudades, una prueba que la aerolínea es una de las de mayor cobertura en Colombia, puntualmente la segunda con más atención a las provincias.

“Al paso que llevamos, vamos a cubrir todo el mapa porque nos faltaba llegar al suroccidente colombiano, pero lo vamos a cubrir con nuestro centro de operaciones en la ciudad de Cali”, expresó el Presidente de Easyfly.

El nuevo gobierno, dijo Ávila, sugiere más seguridad para la inversión porque hay unas muy buenas perspectivas desde el punto de vista tributario, factor más que bueno si se tiene en consideración que la confianza en el país ha aumentado lo cual impacta favorablemente el tráfico aéreo.

Con la puesta en marcha de las aerolíneas de bajo costo, otras clases sociales diferentes a las del estrato alto han tenido acceso al transporte aéreo, básicamente la clase media que viene creciendo y encontrando muy buenas posibilidades en este tipo de servicio económico, pero seguro, confiable y de mucha calidad. Para la empresa, si la clase media crece, igual lo hará el total de la economía y por supuesto el dinámico sector aéreo nacional.

“El gran reto del país y del nuevo gobierno es precisamente jugársela a fondo por recuperar la clase media y garantizar con ello la demanda de bienes y servicios y así reportar una mayor dinámica en favor de todos en el país”, aseveró.

El tema de los combustibles sigue castigando los costos de operación y por ello las empresas tienen que compensar ese ítem con mayor volumen de operación, con nuevos destinos y con un programa juicioso de reducción de costos.

Según Easyfly los combustibles tienen una incidencia enorme en la aeronavegación porque el 30 por ciento de los costos de la operación corresponden a los derivados del petróleo.

La empresa va tan bien en Colombia que por el momento no tiene trazado su plan de internacionalización, sin embargo la compañía dejó claro que esa posibilidad jamás la descarta pues la tomará cuando llegue el momento indicado.

Visto 339 veces