Sábado, 03 Noviembre 2018 02:48

Tiendas Miniso, el sol naciente de las compras inteligentes

Por

Las boutiques tienen categorías como hogar, salud y belleza, moda, fitness, tecnología, viajes, cosméticos, regalos, papelería, juguetes y artículos de temporada.

La internacionalización de la economía se hace cada vez más visible en Colombia y por la dinámica del mercado colombiano son muchas las marcas y firmas que quieren llegar o están llegando a territorio colombiano.

Una de las mejores experiencias de compra con origen en Japón es Miniso y después de analizar el mercado colombiano y el potencial que éste tiene decidió incursionar en la tierra del café suave en donde ya mostró, apenas entrando, que llegó para quedarse y para impulsar el comercio y el crecimiento de la economía. De igual forma esta cadena de tiendas marca tremendas diferencias con el resto del comercio ya que tiene en su portafolio productos y soluciones de gran utilidad en la vida, más cuando ésta se vive a plenitud, con calidad y con un presupuesto no muy elevado.

Cabe precisar que Miniso maneja en góndola o vitrina diversas categorías como es el caso de hogar, salud y belleza. También hay espacio para la moda, fitness, tecnología, viajes, cosméticos, regalos, papelería, juguetes y artículos de temporada, como quien dice en las tiendas japonesas venden de todo y lo mejor con precio y superlativa calidad.

La Gerente de Marketing de Miniso para Colombia Tatiana Núñez, habló con Diariolaeconomia.com, y explicó que la marca con origen en Japón, ofrece productos simples, minimalistas y de estilo natural.

“Miniso es una boutique con concepto y con productos de tendencia. Es bueno indicar que el 100 por ciento de los productos que se venden en las tiendas son de la casa, son marca Miniso”, especificó la muy amable señora Núñez.

El concepto de Miniso es más que grato pues esta marca de retail fue cofundada en 2011 tras la iniciativa de dos emprendedores asiáticos que tuvieron una visión de negocio y un modelo de comercializar productos de muy buena calidad, pero accesible para todo tipo de comprador. La idea dio vueltas y terminó perfeccionándose en las cabezas del chino, Ye Gou Fu, y de Junya Miyake, un inquieto y talentoso diseñador japonés que finalmente funda la empresa en compañía de su socio en 2013.

Según Tatiana Núñez, la firma asiática opta por América Latina y da su primer gran paso en México en donde el modelo es un furor a tal punto que las tiendas terminan en Canadá, Estados Unidos, Brasil, Perú, Argentina Chile y Colombia. La marca muy pronto estará expandiéndose por Bolivia.

En Colombia, la marca es muy nueva pues abrió sus primeras tiendas a finales agosto en Bogotá, puntualmente en Zona T y en el concurrido Centro Comercial Titán Plaza, empero la multinacional asiática espera cerrar este año con la apertura de quince tiendas que se suman a las seis ya existentes, aclarando que en pocos días abre la séptima tienda en Parque Colina y desde ya tiene proyectado el devenir toda vez que tiene trazado en su plan de expansión el abrir ochenta tiendas en 2019 y unas 200 en 2020, como quien dice que viene con todo al país en donde las inversiones avanzarán a la velocidad de la luz y con la fuerza de cien locomotoras.

De las tiendas en Colombia, llama la atención la de Tunja, ciudad capital de Boyacá que rompió esa idea inicial de concentrar tiendas, inicialmente en Bogotá, de todas maneras se dió la oportunidad de llegar a tierra boyacense y amén de ese comportamiento conservador de sus conciudadanos a la hora de comprar, la firma reportó un excelente comportamiento de la tienda y por ello hay beneplácito pues se puede decir que bien valió la pena el incursionar en ese territorio libertador, en donde vive fresca la huella del General Simón Bolívar y el arrojo de sus valientes hombres.

A criterio de Tatiana Núñez, invertir en Boyacá fue una decisión más que acertada porque se trata de una ciudad y de un departamento en crecimiento, de interesante dinámica económica y con muchos sectores importantes que contribuyen al progreso y a la generación de empleo y riqueza, lo cual es notorio con la seguidilla de obras y con un desarrollo que invita a invertir puesto que hay dinero y Tunja es sin duda el epicentro de las compras sin desconocer el ritmo de ciudades aledañas como Duitama, Sogamoso y Chiquinquirá y el área de influencia con Cundinamarca.

“Miniso no es una tienda imposible ni nada parecido, es una marca que piensa en la gente y por ello vende artículos con muy buena calidad que van desde los 2.900 hasta los 380.000 pesos”, aseveró la Gerente de Marketing.

Indicó que Junya Miyake, es la inspiración y el creador de todo el concepto de marca el cual está apalancado en el concepto de vida natural así como en esa corriente del consumo inteligente. Al adoptar un estilo natural, dijo Núñez, es posible tomar todo lo bueno, las formas, los colores y esa tremenda oferta presente en los ecosistemas para aplicarlos en el diseño de los productos, ya en el consumo inteligente, la idea es poner en oferta productos de muy buen gusto, de excelente diseño, a precios justos.

La marca maneja 22 categorías a nivel mundial, pero en Latinoamérica estas se reducen a once, pero con grandes soluciones para personas, familias y estilos de vida sin importar la exigencia del consumidor porque las tiendas lo tienen todo y son una fórmula integral de comercio que facilita el diario vivir.

La tienda llegó a México en 2016 y en los últimos días la marca abrió la tienda ochenta en Monterrey lo que ratifica el éxito de la propuesta y de una marca que no solamente fideliza sino que enamora. Es tan grande la respuesta del público en México que la compañía debió responder a esa dinámica y a ese espaldarazo.

Un ítem que Miniso tuvo en cuenta es que el colombiano es muy buen comprador y por ello existe esa tendencia en el país de que la tienda que abre, generalmente vende y esa tendencia se da en varios segmentos porque perfectamente se puede hablar de alimentos, confecciones y retail que para el caso de la marca que es multidepartamental, tiene muchísima más opción de éxito. “El consumidor colombiano ha respondido muy bien y afortunadamente a la marca le ha ido muy bien con las tiendas”.

Aunque la tienda suele ser muy eficiente y con productos para todo, hay líneas que muestran mayor movimiento tal y como acontece con la línea de hogar, de papelería y tecnología en donde esa generación de Millennials resulta un público importante que mueve las categorías en mención y con reiteración en sus compras.

El grupo mexicano que llevó la marca Chino-japonesa a su país vio que Colombia, pese a tener un comercio interesante, no contaba con una tienda de las características de Miniso que tuviera muy buen diseño, variedad de producto y unos precios accesibles. La decisión fue una apuesta ganadora porque en pocos días la respuesta fue contundente y el comprador colombiano sin duda encajó en la propuesta de la marca.

Un aspecto que no se obvia es que en el mediano plazo, el producto colombiano tenga cabida en las góndolas de la firma asiática que ve potencial en bebidas y alimentos, peo de igual manera en productos manufacturados de inmejorable calidad.

La empresa, recalcó Tatiana Núñez, va a un ritmo tan vertiginoso en ventas que sus directivas en Colombia debieron cambiar o modificar las perspectivas de crecimiento por cuanto la gente con el pasar de los días quiere experimentar su experiencia de compra, repetirla y seguir con la marca porque ésta supo llenar las expectativas de los compradores colombianos.

En 2019 el plan de expansión será mucho más agresivo porque busca abrir 80 nuevas tiendas en el país ya que abrirá en Medellín, Barranquilla, Cali y Bucaramanga.

“Miniso llegó a Colombia para quedarse y para perpetuarse porque diferente a lo que pasa con el sector del retail en donde muchas tiendas están cerrando y algunas físicas migran al ecommerce o ventas en línea, en Miniso lo que hacemos cada día, es abrir más y más tiendas porque la experiencia nuestra en establecimientos de elevado diseño es sumamente importante. Si bien hay una experiencia muy fuerte en tiendas, las ventas online vendrán a futuro, pero insisto, las tiendas son tan amenas y limpias que dan ganas de entrar y comprar porque en ese concepto sencillamente se adquieren productos en un ambiente impecable y lleno de respeto”, anotó la Gerente de Marketing.

La marca absorbió la disciplina, el orden y la organización de los japoneses para todo lo cual aplica desde el trabajo corporativo hasta la atención de los clientes que reciben una atención de elevados estándares que fue importada igualmente de Japón.

Una aclaración importante que hizo la diligente Tatiana Núñez, es que el producto chino, Per se, no puede ni debe ser satanizado porque la fabricación China es de muy buena calidad cuando se busca ese segmento de artículos con buenas materias primas, buena manufactura y excelentes acabados.

Expuso que en Colombia y en la región hizo carrera esa idea o ese imaginario de que todo lo que viene de China es de mala calidad y el argumento carece de fundamento porque en ese país es posible encontrar productos de elevada calidad, de calidad buena y de mala calidad. Dijo que la marca no solamente fabrica en China sino en países con elevados estándares de calidad como Estados Unidos, Australia, Japón, Suecia, Escocia y Alemania entre otros.

“Nosotros no nos abastecemos única y exclusivamente de China, pero lo que importamos de ese país llega con muy buena calidad”, especificó.

Un tema obligado fue el contexto tributario que ronda por Colombia y allí la empresa reconoce que las reglas de juego y los cambios impositivos son por regla general un ámbito desconocido porque hay inversiones que llegan a Colombia sobre la base de un presente y con alguna información sobre manejos fiscales y tributarios, pero finalmente no había un dimensión real del impacto de una reforma en productos como los cosméticos y en otros que pueden generar reserva, pero mucha prudencia.

“Lo cierto es que el diferencial de nuestros productos nos ayuda a sopesar el tema tributario y para el caso nuestro pues no ganamos por margen de unidad vendida sino por el volumen vendido lo cual ayuda a generar la tranquilidad y el flujo de caja para hacer los pagos tributarios”, anotó.

La empresa es muy ordenada y por eso estos temas no generan alarma porque hay un equipo de profesionales que atienden el frente financiero, las aduanas, los temas jurídicos y lo aspectos técnicos que les hace operar muy cómodamente en Colombia. Además la marca aplica una política de inteligencia en las compras para evitar sobresaltos en el ejercicio económico y lograr los resultados estupendos que hoy la firma reporta.

Con esta inversión y con la cercanía que hay para cerrar un acuerdo de cooperación económica con Japón, Colombia empezó a conquistar el Pacífico pues anteriormente el tema era abordado muy por regiones y tímidamente desde el alto gobierno, pero la globalización llegó y con ella la opción de hacer muy buenos negocios y de disfrutar de las calidades que brinda el mercado asiático.

Actualmente los productos que comercializa Miniso son traídos de México, pero de lograrse un acuerdo de cooperación con Japón, muchos productos manufacturados en el país del “Sol Naciente” podrían llegar directamente a los puertos colombianos con lo cual habría mejores precios para el consumidor y una mayor amplitud en las categorías que implicaría desde luego beneficio para tienda y clientes.

La empresa, como todas las de origen japonés, tiene claros los conceptos de inclusión, de tejido social y responsabilidad social por lo que ya tiene dentro de sus compromisos para 2019 todo un trabajo de perfil social, en donde no solamente se genere empleo y se coadyuve con la generación de riqueza, sino todo un compromiso de mejoramiento del entorno en donde opera la empresa porque de alguna manera toma un poco de cada sitio en hay actividad de la marca que propende por el equilibrio en donde hay una corresponsabilidad con la naturaleza y los entornos verdes, un credo muy de los asiáticos que de igual manera piensa en sociedad sin que esto implique o sea visto como marketing.

Las tiendas de la firma no se aperturan simplemente porque hay que abrirlas, pues detrás de cada proyecto hay un estudio juicioso y una concientización con el equipo de trabajo de lo que debe ser el trato con la gente y la insuperable experiencia del consumidor que debe comprar en paz y con la convicción que está llevando lo mejor.

Miniso emplea a sesenta personas, pero el año próximo esa cifra subirá a 300 puestos de trabajo adicionales con salarios de calidad y rodeados de todas las garantías contractuales en materia laboral. La marca le abrió la puerta a muchas personas que estaban buscando empleo, muchas casi que inmersas en la desilusión de no encontrar trabajo, pero la inversión asiática les dijo sí, y hoy hay calidad de vida en michos hogares.

La compañía está dándoles la oportunidad de trabajo a muchos colombianos, pero de igual manera la marca está apoyando a algunos venezolanos que quieren trabajar y están dispuestos porque tienen grandes necesidades.

“Los venezolanos son hermanos que están en una situación compleja y si cumplen con todo lo legal por qué no ayudarlos. Hay un beneficio que Miniso hace para mejorar los indicadores sociales, independiente de que se trate de colombianos o de venezolanos, el tema es empujar el coche hacia el mismo lado y superar escollos que hoy impactan a todos en el territorio nacional, en ese propósito hay una decisión tomada de la multinacional y es ayudar para fomentar tranquilidad y progreso”, añadió Núñez.

En medio de la competencia que hay y de la que viene por ese entorno de globalización, Miniso está lista para competir y salir avante ya que hemos hecho estudios de mercado y de firmas que aterrizarán en Colombia, que siendo buenas no tienen las bondades de Miniso, eso precisó, ofrece toda la seguridad para seguir creciendo.

La empresa que al cerrar el año habría vendido más de 28.000 millones de pesos, le apunta a nuevas estrategias y a mayores productos que cautiven al comprador colombiano para aumentar el nivel de ventas y poder así llegar a otros sitios de Colombia que hoy reclaman la presencia de las tiendas Miniso.

Esta es Miniso, una marca de diseño de origen japonés reconocida en el mundo por impulsar las compras inteligentes, buscando que la innovación y calidad estén al alcance de todos, pero eso sí revolucionando el consumo y el llamado fast fashion en todo el mundo.

La marca hace presencia en más de 75 países con aproximadamente 3.500 tiendas, en las que ofrece una gran variedad de productos y artículos que satisfacen todos los gustos y cada una de las etapas de la vida. Desde su nacimiento, Miniso ha mantenido una fórmula ganadora que combina diseño, variedad, calidad, innovación y precios accesibles.

Esta marca tiene el respaldo profesional de un excelente equipo de diseño alrededor del mundo, con diseñadores de Japón, Noruega, Dinamarca y Suiza que crean la generosa gama de productos que ofrecen las tiendas.

“El equipo se enfoca en crear productos funcionales y con tecnologías innovadoras que correspondan a un estilo de vida simple. El diseño y funcionalidad de Miniso han sido reconocidos con premios internacionales como el “Dot Design Award” y el “If Design Award”, escribió Núñez.

El gran objetivo de Miniso, que fue lo que inspiró a sus creadores es ofrecer productos de alta calidad razón por la cual, la marca creó su propio laboratorio en el que supervisa que los productos cumplan con los estándares de calidad esperados en cada etapa y que básicamente tiene que ver con diseño, materiales, funcionalidad, tecnología, innovación y seguridad.

Otra prioridad en el producto Miniso es la innovación lo que explica el por qué cada siete días llegan productos totalmente nuevos a las tiendas. La marca propende por innovación de manera permanente lo cual va desde nuevos tipos de productos hasta nuevas tecnologías de uso para cada producto.

La empresa relativamente joven tiene su sede en Cantón China en donde opera con gran diligencia, La firma comprobó que el modelo de negocio es exitoso y por ello sus ventas pasaron de 769,9 millones de dólares en 2015 a 1.500 millones de dólares en 2016. Miniso opera más de 1.800 tiendas en Asia, Europa, Latinoamérica, Norteamérica, África y Australia, pero sus metas son muy ambiciosas en vista que la marca le apuesta a la apertura de 6.000 tiendas en todo el mundo.

 

Visto 762 veces