Sábado, 02 Febrero 2019 01:00

Incertidumbre ronda a la industria del cuero por contrabando abierto

Por

Entre el cinco y el siete de febrero los colombianos podrán vivir la experiencia de la Feria del Cuero, calzado, Marroquinería, Insumos y Tecnología en su versión número 39. La cita que la moda y la industria no se pueden perder.

La Asociación Colombiana de Industriales del Calzado, el Cuero y sus Manufacturas, ACICAM, expresó su preocupación por el crecimiento del contrabando abierto que genera una situación muy compleja por el diferencial de las cifras entre lo que registra la producción nacional y lo que muestra el área de gastometría de Raddar-ACICAM, diferencial en consumos que hace pensar a la industria que se trata sin duda de este tipo de comercio ilícito.

El gremio manifestó que pese a la situación hay que reconocer que las autoridades aduaneras y de Policía han hecho su tarea por cuanto las cifras de contrabando directo bajaron ostensiblemente ya que en 2016 el reporte superaba los 10 millones de pares de calzado con precios inferiores a un dólar.

ACICAM espera que al cierre de los registros de 2018 con la cifra que hace falta, el número de zapatos que ingresaron estén por debajo de los 200.000 pares, es decir que hay un dato importante para los fabricantes nacionales. La Asociación reveló que pese a las buenas notificaciones, hay un refugio para muchas importaciones en lo que se conoce como los umbrales, es decir los precios piso de las medidas que adoptó el gobierno anterior y que están siendo reforzadas por la administración actual lo cual deja ver un avance en ese tema.

El presidente de ACICAM, Luis Gustavo Flórez Enciso, le dijo a Diariolaeconomia.com, que en el contrabando abierto es que aquel en donde al territorio aduanero nacional entran mercancías que no son registradas en las puertas de las aduanas y que hoy tiene angustiada a la industria por el enorme diferencial, asunto más que delicado porque detrás de las prácticas espurias hay organizaciones dedicadas a lavar dinero y a otras actividades delictivas.

El dirigente gremial comentó que tristemente hay contracción de la demanda interna y un menor consumo de los hogares en el sector del calzado y las manufacturas de cuero lo cual es una realidad que la industria espera quede superada con la estabilización de las de las grandes señales de la economía como es el caso de la ley de financiamiento en donde las expectativas sobre cambio se reduzcan, permitiéndole a la economía entrar a un terreno de mayor estabilidad.

“Tenemos optimismo frente al comportamiento económico porque hay aspectos positivos desde el punto de vista de la ley de financiamiento, sobre todo para las empresas, pero nos preocupan los efectos que sí puedan tener en las personas naturales en perjuicio del consumo de los hogares por lo menos en un lapso. De todas maneras en las asambleas seccionales de ACICAM hemos visto optimismo en ese tema”, apuntó el señor Flórez Enciso.

En el renglón de marroquinería, sostuvo, hay que poner de presente un crecimiento interesante en las exportaciones en donde no solamente se trata de juguetes caninos que pertenecen a esos derivados, sino que también hay bolsos, maletines y otras manufacturas con buena presencia en nichos de mercado como Hong Kong, Guatemala y el mismo Kuwait lo cual es muy interesante porque es muestra que los industriales están explorando otros mercados. Añadió el vocero que con los TLC las ventas también han crecido como pasa con Estados Unidos.

Caso opuesto, en calzado hay unas exportaciones muy modestas y por ello el gremio habló con la presidente de Procolombia para hacer un plan muy agresivo en el mejor de los sentidos, sobretodo en la base del sector porque hay unas empresas muy dinámicas que siguen concentradas en el mercado nacional y con las que hay que trabajar para que muy pronto el país reporte nuevos exportadores.

Una realidad del país es que los colombianos no cuentan con un ingreso muy generoso, asunto que cambió la tendencia de consumo porque quienes compraban producto nacional fueron migrando hacia la económica y carente de calidad manufactura china. ACICAM consideró que el último ajuste en el salario mínimo ayudó porque puede verse como una compensación también con respecto a lo que pudiera darse con las nuevas cargas tributarias a las personas naturales.

“El tema de China lo estamos monitoreando, es cierto, últimamente encontramos muchas falsificaciones de marca, y por ese hecho ya están notificadas las autoridades. De todas maneras hay una tarea muy admirable de la Policía Fiscal y Aduanera, POLFA, grupo que le ha cumplido al país con creces sin desconocer que hace falta ampliar radios de acción como por ejemplo tecnificar la DIAN, lo cual es muy importante porque se hacen necesarios controles más estrictos en las importaciones y desde luego en reforzar la campaña Colombiano compra Colombiano que ayudaría a rescatar el mercado interno que estamos perdiendo con las importaciones legales e ilegales”, dijo el presidente de ACICAM.

Sobre el tema del emprendimiento y la economía naranja que busca llevar jóvenes al mundo empresarial, las oportunidades de avanzar son todas porque las manufacturas de cuero son por sí mismas parte vital de ese tipo de economía que impulsa con mucho entusiasmo el Presidente, Iván Duque. Los artículos del sector calzado y cuero, indicó, son el producto de la creación, de la inventiva, de innovación de los colores y de las formas que se le tienen que dar a la moda.

En este tipo de economía, el empresario igual busca el tipo de material que ofrece mayor confort y el desarrollo de los prototipos de esos productos que ya ideados y diseñados para que tengan una vida plena ya en el circuito de la manufactura, es decir que esa etapa básica de manufacturas y cuero con alto valor agregado permiten que el sector haga un muy buen aporte con la economía naranja.

En el ámbito nacional y gracias al Premio Nacional de Diseño de Calzado que impulsa ACICAM, el emprendimiento, dijo Flórez Enciso, tiene un potencial muy grande porque muchos de los diseñadores de la nueva generación tienen vocación de empresario y de autonomía en el sentido de generar su propio riesgo en un negocio.

Es por ello que el gremio le está planteando a Innpulsa, entidad del gobierno que promueve la innovación, el emprendimiento y el desarrollo empresarial así como al programa de emprendimiento del Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, que con un apoyo decidido, buena parte de las iniciativas de diseño se vuelvan empresas lo cual es de vital importancia toda vez que el sector cuenta con una gran semilla que podría ser el case para la renovación de factorías.

En el contexto nacional, ACICAM tiene registradas más de 6.000 empresas, pero al ver los últimos datos de la Cámara de Comercio de Bogotá, ese número solamente en la ciudad capital supera fuertemente el valor que tenía el gremio originalmente agregado de la citada cifra, luego evidentemente hay una elevada informalidad en las empresas, aclarando que las que cuentan con un registro mercantil, tienen una cifra bastante apreciable, superior a las 6.000 que inicialmente se estaban tomando en consideración.

Antes de la apertura económica de 1991 el calzado y las manufacturas en cuero contaban con un sector que tenía un peso en el Producto Interno Bruto, PIB, muy importante, pero el número se redujo en favor de las importaciones. De todas maneras la industria desarrolló un sentido de competencia y de mejora de la productividad que a criterio de Gustavo Flórez, felizmente se está concretando con mayor ahínco en el actual gobierno que permite pensar en un verdadero desarrollo empresarial.

Las nuevas áreas de transformación productiva que espera la industria manufacturera a donde se están reincorporando las fábricas son consideradas de la mayor importancia más en la nueva revolución industrial conocida como la 4-0 que afecta a todos los sectores de la economía industrial, asunto que demanda revisiones, sensibilización y un proceso de actuación en cada una de las etapas, es decir desde las materias primas hasta el retail final para saber cómo se pueden dar saltos significativos en productividad con el objeto de que la brecha que potencialmente puede abrirse con esas tecnologías, no toque al sector también.

2018 no fue un año muy positivo ya que la industria pudo vender unos 48 millones de pares de calzado, una cifra inferior a las ventas de 2017 con el agravante que se le dió mucho impulso a las importaciones legales e ilegales. Lo único cierto y hay que reconocerlo, señaló el presidente de ACICAM, es que hubo una reducción en la demanda el año pasado, es decir que se presentó una contracción por varios problemas en los ciclos por los que atravesó la economía en 2019 como por ejemplo el ciclo de aplicación del nuevo IVA, el proceso electoral y el ciclo de la ley de financiamiento así como una serie de elementos de expectativa que impactaron el consumo porque la gente gastó menos al ser más conservadora en los egresos y otro cambio en la tendencia lo marcó un nuevo consumo de electrónica y los juegos que le restó preponderancia a la oferta de calzado y prendas de vestir.

En lo que tiene que ver con tasa de cambio, ACICAM considera que en este momento está bien ese indicador porque evidentemente hay unos componentes de importación, pero aclaró que el efecto neto debe ser positivo en ese sentido sobre todo para la industria manufacturera.

“Espero que ese indicador cambiario, tan determinante, nos ayude a revertir rápidamente la tendencia en la variable de producción y ventas”, dijo.

Los temas geopolíticos serán cruciales

Un comentario especial mereció en esta charla la guerra comercial entre Estados Unidos y China puesto que para los empresarios del calzado y las manufacturas en cuero este es un elemento de trastorno muy importante en el comercio internacional que afecta a Colombia en alguna medida porque para el caso de ACICAM no se cree que haya un efecto positivo al final porque ciertamente las presiones del mercado se van a realinear mayormente en países de mucha más apertura como es el caso colombiano y en ese sentido el gremio dijo que seguirá muy vigilante en ese tema porque hay preocupación si el diferendo entre las dos grandes potencias no queda superado ya que se esperaba un arreglo que a la fecha no se ha llevado a cabo.

Muy a pesar de estar en una lista de productos sensibles, el sector calzado y cuero no ha sido intervenido desde el punto de vista arancelario, sin embargo el escenario se ve difícil porque el impacto básicamente en el costo de los productos para Estados Unidos sería bastante importante y por su puesto en Colombia se abre una oportunidad por el TLC en vigor que dada la coyuntura abriría mayores posibilidades en el mercado. Desde la perspectiva de ACICAM, si se afecta la economía china, también habría detrimento en las exportaciones nacionales de productos básicos en general que le dan un piso interesante a Colombia en la dinámica económica.

Flórez aseveró que de manera alarmante hay un desarreglo generalizado en donde la tendencia puede ser hacia un mayor proteccionismo lo cual es un tema de máximo cuidado y de esperar que el lío quede superado lo más pronto.

El otro tema vital para los industriales de la manufactura es Venezuela porque este país vecino llegó a ser el mercado más importante para los productos de calzado y manufacturas en cuero para Colombia hace unos seis años o más. El sector llegó a exportar prácticamente todos los productos de la cadena productiva y hoy las exportaciones al país hermano son muy marginales lo que tuvo un impacto generalizado en el crecimiento de la industria porque hubo una alta dependencia de las exportaciones de manufactura en ese mercado.

“De restaurarse una política económica sana en Venezuela, seguramente se abrirá nuevamente para los empresarios colombianos una gran ventaja de oportunidades. Por supuesto, debemos ser solidarios con el pueblo de Venezuela para que pueda llegar rápidamente a la democracia plena en donde esa nación tuvo un gran estandarte en ese campo. Nos interesa que las relaciones con el país hermano tengan un buen flujo y se logren normalizar así las inversiones de los empresarios en la república vecina. También deben cultivarse las inversiones de Venezuela en Colombia, pero el manejo de esa situación es muy delicado y lo que más se anhela es poder llegar lo más pronto posible a buen puerto con el restablecimiento de la democracia en Venezuela”, subrayó Flórez.

Una reposición que será muy gradual en un país que tuvo mucho auge haría que muchos empresarios colombianos que cerraron sus fábricas, las vuelvan a abrir porque la nación bolivariana sería sin duda el destino de muchos productos aprovechando que el consumo en ese país fue muy dinámico y en donde el poder adquisitivo del venezolano estuvo siempre en niveles superiores.

Las hojas del almanaque del tiempo dejan ver el paso de muchos otoños, inviernos y primaveras, pero la realidad del calzado en Colombia ha enfrentado varias coyunturas. Hay que recordar que la primera fábrica de calzado en el país fue La Corona que abrió sus puertas en Bogotá en 1913 con un prestigio que gracias a las buenas prácticas empresariales y a ese sentido de pertenencia en los clientes aún se mantiene. El buen momento económico de la época y el mejor ingreso en los colombianos hizo que aparecieran nuevas plantas, fábricas y comercios.

En 1917 nace la marca Faitalia en Barranquilla, Beetar en Cartagena en 1923 y ni más ni menos que Cicodec y Grulla en la Ciudad de Medellín en 1933. Las emergentes factorías trabajaron con una obsoleta tecnología italiana pues no en vano los equipos pasaban de los 50 años. Pese a todo, a la apertura económica, a la globalización de los mercados, a la realidad China, al contrabando, a la revaluación, a los conflictos y a la pérdida de mercados, Colombia sigue fabricando muy buenos calzados y se destaca por una manufactura en cuero de gran belleza y calidad. Así con vicisitudes y grises panoramas el país aprendió a hacer zapatos, supo entrar en la onda de la moda y logró matricularse en aspectos tan determinantes como diseño, innovación y competitividad. Como quien dice, con todo y lo que ha pasado, los fabricantes de calzado estuvieron en calzas prietas, pero jamás en malos pasos.

Visto 1061 veces