Jueves, 23 Mayo 2019 00:51

Easyfly, expansión que vuela con inclusión, conectividad y desarrollo

Por

En más de diez años la compañía logró afianzar rutas y todo un portafolio de servicio que cautivó a los viajeros Colombianos y extranjeros. La marca, un activo de alto vuelo.

La aerolínea colombiana, Easyfly, de tremendo desempeño y acogida por la conectividad que impulso en las regiones colombianas, celebró que su plan de expansión avanza a pasos agigantados y reveló que las adquisiciones se han logrado en un noventa por ciento. La empresa de innegable liderazgo en Colombia trazó como meta cerrar el 2019 con una red de 40 rutas en 27 ciudades hoy interconectadas por las alas de la firma de los aviones blancos ATR 40 y ATR 72.

Después de once meses de anuncios, la empresa reportó un crecimiento vertiginoso, muy a pesar de la contracción de la demanda interna y de otros factores macroeconómicos que golpean el estado de pérdidas y ganancias.

En charla con Diariolaeconomia.com, el presidente de Easyfly, Alfonso Ávila Velandia, indicó que por fortuna el modelo de empresa y la apertura de nuevos mercados, hace que el ejercicio económico de la compañía sea generoso y con indicadores al alza. Consideró que el hecho de tener rutas que no habían tenido conexión directa resultó todo un éxito porque el colombiano se pasó al avión y lo mejor del asunto se fidelizó con una marca que ya está como un emblema en las regiones colombianas.

Para el cierre de este año la meta es incrementar el número de pasajeros transportados en un sesenta por ciento, es decir seis veces de lo que crece el mercado aeronáutico en Colombia.

“Vamos tener una oferta superior al sesenta por ciento y vamos a abrir rutas adicionales con lo cual pasaremos de 38 a 42 rutas para llevarle soluciones y servicio a los colombianos que ya no tienen que hacer tránsito en Bogotá para conectar con sus departamentos o ciudades”, declaró el señor Ávila.

El industrial expuso que hay dos temas que tienen en vilo a la economía nacional e internacional y que afana a muchas empresas de todos los sectores, el lío explicó, pasa por la trepada de la tasa de cambio y el ajuste al alza en el precio de los combustibles, insumo esencial para la operación aérea. El asunto es tan delicado que inclusive en Europa ya hay registros que dan cuenta de empresas que no tuvieron utilidades en el primer trimestre precisamente por los altos costos de los derivados líquidos del petróleo. Un caso entre otros, dijo, es el de Air France.

“Aquí en Colombia nos impacta, no solamente el combustible sino el tipo de cambio lo cual pone algunas talanqueras en la operación, pero en Easyfly nos hemos defendido y pudimos disminuir el efecto de esos dos factores mediante crecimiento lo cual fue posible con un mayor número de pasajeros, de todas maneras, reconoció, la coyuntura es un tema que gravita sobre la economía de la aerolínea”, señaló el presidente de Easyfly.

Estimó que en la operación de la aerolínea el precio del dólar impacta los costos en un 65 por ciento, aclarando que el combustible también se paga en dólares porque en Colombia la gasolina para aviones se adquiere como si fuera importada, es decir que si la divisa se mueve hacia arriba, automáticamente el combustible sube, como quien dice, con un efecto alarmantemente multiplicador y complejo para las empresas que tienen endeudamiento en dólares que no es el caso de Easyfly.

El empresario dijo que con una operación superior a los 4.000 vuelos mensuales, la firma se afianza como la segunda aerolínea con más dinámica en servicio en toda Colombia. Aseveró que la empresa adquirió once aeronaves totalmente nuevas entre ATR 42 y ATR 72, referencias de altísima confiablidad pues son equipos hechos por la multinacional Airbus.

Toda esta modernización permitió que la empresa desarrollara nueve rutas totalmente nuevas y solicitadas por la comunidad de cada una de estas. A la fecha Easyfly lleva cumplido, como se dijo, el noventa por ciento de su plan de expansión.

La renovación de flota es considerada al interior de la compañía como un gran paso en la operación con una generación de aviones mucho más modernos y estrenados en Colombia. Sobre este tipo avión hay que precisar que cuenta con una tecnología supremamente avanzada, a tal punto que los equipos pueden volar prácticamente solos, lo cual es una gran noticia porque los pilotos cuentan con una mayor herramienta de cara a garantizar seguridad más si se tiene en cuenta que cualquier movimiento por fuera de los protocolos es registrado por la memoria de las aeronaves.

Ávila dijo que la flota de Easyfly será en su totalidad de equipo ATR que de acuerdo a su referencia cuenta con capacidad para 48 y 70 pasajeros, todo lo anterior gracias a la inyección de capital por más de 300 millones de dólares, factor que será determinante en el mayor impulso de la conectividad de las regiones garantizando crecimiento y progreso en el país.

Con la puesta en marcha de este plan, la empresa logró posicionarse en el 72 por ciento de los departamentos colombianos bajo un lema muy aceptado, “Crecemos para conectar”.

Cabe recordar que Easyfly nació hace más de una década, más exactamente un 10 de octubre de 2007 cuando al tozudo y versado hombre de los negocios aeronáuticos, Alfonso Ávila Velandia, se le ocurrió operar de una forma diferente, pero con modelos de eficiencia, calidad e inclusión ya que la gran meta era conectar a esa Colombia para entonces por fuera del radar.

La empresa es la única compañía regular privada que opera en Colombia con capital cien por ciento colombiano, experimentando un rotundo triunfo ya que la conectividad regional que fue su razón de ser la llenó de laureles. No en vano con las crecientes rutas la firma ha contribuido con la generación de empleo y con un aporte decidido en educación, salud y en la posibilidad de facilitar la forma de hacer negocios entre los colombianos.

“El panorama de la empresa este año es positivo pues de acuerdo con las cifras que maneja la Aeronáutica Civil, durante el primer trimestre de 2019 Easyfly reportó un crecimiento del 26 por ciento del tráfico de pasajeros frente a igual periodo de 2018, cifra que supera en casi tres veces el crecimiento del mercado nacional. Durante más de diez años de operaciones la empresa ha transportado desde y hacia la ciudad de Bogotá más de cuatro millones de pasajeros”, afirmó Ávila Velandia.

Actualmente las operaciones de la aerolínea desde y hacia Bogotá son realizadas en el Puente Aéreo aspecto nada menor al considerar que estar en ese privilegiado punto de la terminal aérea beneficia considerablemente a los pasajeros que ven reducidos los tiempos de pre-abordaje, abordaje desembarque y la misma recepción de equipaje que muestra una disminución del 65 por ciento. La operación vía Puente Aéreo, indiscutiblemente, manifestó el empresario, redundó en mayor comodidad y optimización en el tiempo que los usuarios de la aerolínea deben invertir en sus traslados.

Un anuncio importante tiene que ver con la apertura que hará Easyfly de dos nuevas rutas que entrarán en operación en el segundo semestre de 2019, se trata de Bogotá-Barrancabermeja-Bogotá y Bogotá-Armenia-Bogotá las cuales están proyectadas para que inicien actividades en julio y octubre respectivamente.

Easyfly igualmente logró afianzar su vocación de servicio y por ello la empresa fue y ha sido determinante en momentos de dificultad en donde su operación resultó una solución de transporte en regiones con inconvenientes o coyunturas delicadas, verbigracia el bloqueo de la Vía Panamericana en el Cauca y los líos que reporta la vía Bogotá Villavicencio.

Por tal motivo la firma anunció que continuará con Puente Aéreo entre Bogotá y Villavicencio, actividad que adelantará al amparo de la resolución 00839 del 28 de marzo de 2019 expedida por la Aeronáutica Civil que permite que las aerolíneas programen vuelos desde y hacia lugares o regiones del país con afectación en la conectividad terrestre. Por lo anterior, Easyfly la empresa seguirá viajando a la capital del Meta para lo que dispuso de aviones, tripulación y personal en tierra con lo que facilitará con tres vuelos diarios el trayecto vía aérea con la “Puerta del Llano” hasta el próximo cuatro de junio.

Guerra comercial genera incertidumbre mundial

El presidente de la aerolínea colombiana, Easyfly, Alfonso Ávila Velandia, expresó su preocupación por los acertijos que rondan la economía mundial por la serie de determinaciones que sobre pilares de una guerra comercial entre Estados Unidos y China se vienen tomando sin medir efectos o impactos en confiabilidad.

Para Ávila el tema es de grueso calibre para todos porque no se puede perder de perspectiva que los negocios de hoy se hacen en un mundo globalizado, especialmente en el comercio por lo que la famosa guerra tendrá un efecto en todos los países con los cuales hay tratados comerciales porque al destruirse la confianza, los empresarios o inversionistas no tienen claro en qué momento les serán cambiadas las reglas de juego.

“Yo veo esto con mucha preocupación y me imagino que los organismos internacionales deben adoptar una actitud para tratar de conciliar estas dos economías, enormes por demás, y que nos tienen en jaque ahora por una serie de medidas totalmente absurdas que van en contra de todo el desarrollo del comercio internacional que se viene haciendo en el mundo. Es increíble, pero todo esto pone a tambalear la credibilidad de los tratados comerciales y la verdad ya nadie puede confiar en los Estados Unidos para cualquier convenio, porque no hay certeza de cumplimiento”, dijo Ávila.

Al analizar la situación, el presidente de la aerolínea indicó que el hecho de que Estados Unidos y el Reino Unido estén imponiendo su voluntad con máximo proteccionismo o movimientos Brexit, conlleva a una preocupación enorme en todos los mandatarios del mundo que ven con mucha angustia que algunos países se mueven de acuerdo a sus conveniencias, pasando por alto unos acuerdos de globalización e internacionalización de la economía.

Visto 397 veces