Las entregas de aviones Boeing 737 MAX permanecen paralizadas por segundo mes consecutivo, después de que la aeronave de Ethiopian Airlines se siniestrara con 157 personas a bordo a comienzos de marzo.

Bajan las expectativas para los próximos seis meses y los mercantes no tienen la mejor certidumbre.