La textilera antioqueña expuso que no es viable seguir operando de manera sostenible ante la contracción de la demanda interna que tiene a más de uno penando.

También, otros datos de abril afirman que la debilidad del primer trimestre se filtra en el segundo trimestre. Lo anterior podría extender un poco más la debilidad del dólar y aumentar la volatilidad en los mercados accionarios a nivel internacional.

La Junta Directiva del Banco de la República en su última sesión de abril decidió mantener la tasa de interés de intervención en 4,5 por ciento.