Muchas empresas cerraron por la contracción de la economía y la nueva competencia asiática, pero el panorama mejora y los fabricantes tienen puesta toda su fe en el nuevo gobierno.

Los empresarios del mueble cerraron sus fábricas porque vieron más bondades en la oferta que tiene China pues la carga de impuestos en Colombia los hizo menos competitivos e importar de Asia es labor que hace cualquiera.

Publicado en Érase una vez